Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | REAL MADRID

El Real Madrid lanza el mensaje de que Mourinho seguirá

El club hace correr que el técnico ha tomado la decisión de continuar al menos una temporada, mensaje que refuerza su autoridad.

Luis Nieto

Madrid

El Real Madrid lanza el mensaje de que Mourinho seguirá Ampliar
Mourinho con Cristiano | Jesús Aguilera

No hay certeza sobre el futuro de Mourinho. Es más, en el Madrid existe el convencimiento de que será una decisión tras el último minuto del último partido y en la que la voz y el voto serán del propio técnico, acostumbrado a manejar su destino unilateralmente aunque su contrato con el club se extienda hasta 2016. Pero ahora, tras la semana grande que se alargó del Camp Nou a Old Trafford y en la que no se puso el sol, el viento sopla a favor de su continuidad, o al menos eso hacen correr el club y el entorno del propio técnico, no se sabe si por convencimiento o por estrategia.

El Madrid puso en circulación ayer que Mourinho dirigirá al equipo el próximo curso, mensaje de consumo interno para el vestuario y para la hinchada. Y no es casual que asome después de esa rueda de prensa del técnico en el estadio del Manchester United en la que los elogios al rival estuvieron incluso por encima del juego de este.

La comprensión con el enfado de Alex Ferguson hacia el colegiado, que también se equivocó en contra del Madrid, llevaron a la prensa inglesa a la conclusión de que Mourinho pretendía quedar bien con el país a la espera de su reingreso en la Premier la próxima temporada. No tanto en el Manchester United, en el que la continuidad de Ferguson parece asegurada, sino en alguno de sus adversarios, principalmente el Chelsea, anoche nuevamente golpeado en Europa League. También resultó llamativa una respuesta en inglés durante su rueda de prensa en la que, hablando del choque emocional al que se había visto sometido Cristiano Ronaldo en su regreso a Old Trafford, señaló: "Ha sido difícil para él. También lo será para mí volver a San Siro o el Bernabéu algún día".

Mensajes tan confusos impulsaron al club a lanzar apresuradamente que Mourinho ha decidido seguir. Quizá sea así o quizá convenga que de verdad el vestuario lo crea porque con dos títulos al alcance, el Madrid considera imprescindible reforzar la autoridad del técnico y ofrecer una imagen de estabilidad. También conviene que a la afición no le queden dudas sobre su compromiso.

En el club se explica que la rueda de prensa de Old Trafford fue producto de una semana de máxima tensión y que el técnico manejó mal sus emociones. También, que fue fiel a ese respeto reverencial por el fútbol inglés, al que jamás le ha dedicado un reproche. Y, finalmente, que en el momento de comparecer ante la Prensa desconocía el fuera de juego previo a 1-0 del United y el clamoroso penalti de Rafael.

El Madrid también valora su contribución a la caída del ruido mediático. El propio Florentino Pérez le pidió que rebajara el tono de crispación y, a su manera, Mourinho se ha prestado a ello. Primero, permitiendo que los futbolistas, en pequeñas raciones, comparecieran ante los periodistas. Y segundo, reduciendo su presencia ante los mismos al mínimo para no pecar: sólo habla antes y después de los partidos de Champions, donde no atender a los medios es motivo de sanción (bien lo sabe Ferguson tras su espantada en Old Trafford), y tras las derrotas, en las que siempre ha decidido asumir su responsabilidad. Ese giro hacia el sosiego se ha interpretado en el club como un deseo de continuar, aunque sólo el propio Mourinho y los resultados conocen si se cumplirá.

Nunca cumplió cuatro temporadas completas

Mourinho nunca ha dirigido a un equipo durante cuatro temporadas completas. Con el que más duró fue con el Chelsea. El portugués aterrizó en Londres en la 2004-05 y se marchó el 20 de septiembre de 2007, es decir, recién empezada su cuarta campaña. En el resto de clubes su estancia fue mucho más corta. En el Benfica estuvo apenas tres meses. En el Leiria llevaba nueve meses cuando el Oporto llamó a su puerta y allí se quedó durante dos temporadas. Las mismas que estuvo en el Inter (2008-09 y 2009-2010). Después llegó al Madrid para sustituir a Pellegrini, lleva tres temporadas y tiene contrato hasta 2016...

Estadísticas AS.com