Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | OSASUNA 0 - ATHLETIC 1

Triunfo de oro del Athletic que aleja los fantasmas del descenso

Mandó muchísimo en la primera mitad para diluirse en la segunda, en la que un fantástico gol tejido entre Ibai y Susaeta le dio el triunfo a los vizcaínos.

Triunfo de oro del Athletic que aleja los fantasmas del descenso Ampliar
Marc Bertrán salta por encima de Andrés. | Jesus Diges

El Athletic dio un buen paso anoche para acabar con el fantasma del descenso con un triunfo por 0-1 en Pamplona que le permite estar seis puntos por encima de la salvación a expensas de lo que haga el Celta y, de paso, volver a meter abajo a Osasuna, que mandó muchísimo en la primera mitad para diluirse en la segunda, en la que un fantástico gol tejido entre Ibai y Susaeta. Iraizoz sostuvo a los leones y ya en la segunda parte el equipo de Bielsa estuvo mejor puesto que el de Mendilibar.

 Sabiendo lo que se jugaba, el Athletic tiró de menor alegría que en otros encuentros. Osasuna quemó la traca en una buena primera mitad y luego no tuvo ideas para derribar el muro rojiblanco, que fue aún más sólido cuando El Loco metió a un tercer central, Ekiza. Ya con 0-1 y Fernando Llorente sobre el campo, estuvo más cerca el segundo gol bilbaíno. Los locales no merecieron la derrota, pero demostraron que les cuesta hacer gol.

Osasuna metió pronto el miedo en el cuerpo al Athletic, que sobrevivió en la primera parte gracias a Gorka Iraizoz. No es nuevo que el portero comparezca centrado cuando siente amenazado su puesto. Y desde que regresó al club rojiblanco hace seis campañas nunca había perdido el puesto hasta hace quince días. Entró en el derbi muy centrado y el equipo bien que lo agradeció

 Su espectacular mano izquierda a disparo seco de Kike Sola a los cuatro minutos dejó con el corazón en vilo a los rojiblancos, a sus seguidores y a sus compañeros. Los de Bielsa entraron en una fase de tembleque hasta la media hora que no recibió castigo porque ayer, en contra de lo que ha venido sucediendo en esta campaña, las desgracias no se cebaron con los leones.

Los de Mendilibar recuperaban una y otra vez la pelota gracias a los sonados errores de San José y Laporte en el pase. Armenteros y De las Cuevas, la calidad rojilla, ponían en serios apuros a los laterales bilbaínos. El bonaerense fue una pesadilla colgando balones parados al área. Iraizoz repelió como pudo dos claros remates de Lolo y Oier, este último a placer. Salvó al Athletic que Sanjurjo cabeceó con la coronilla en vez de con la frente un esférico que debió ser gol.

Los de Bielsa estaban con el culo al aire. Intentando hacer un fútbol poco elaborado para evitarse problemas lo único que consiguieron es dar la pelota a Osasuna, que ganó en posesión y por momentos combinó muy bien, ahuyentando tópicos. Sólo en el cuarto de hora final del primer tramo se estiró algo el Athletic con varias llegadas por sorpresa de Iraola. La primera, tras una apertura de Ibai que el capitán puso en la cabeza de un Aduriz incómodo entre Arribas y Flaño. Luego, Herrera habilitó a De Marcos, quien reclamó penalti por una entrada de Damià. Escaso contacto como para una pena máxima. Y antes de la llamada al descanso, Laporte salió en plan Beckenbauer desde atrás dejando atrás rivales hasta la frontal, pero cuando llegó al área quiso adornarse tanto en el último pase que lo pifió.

 Tras un susto propinado entre Sola y Armenteros, llegó la jugada clave del encuentro. Ibai tiró de un pase de exterior a pierna cambiada y encontró un precioso empalme a la red de Susaeta, que ganó la espalda a Damià. A partir de ahí, el Athletic se replegó, hizo faltas, perdió tiempo y tiró de oficio para llegar a los tres pitidos finales salvadores. Lo celebraron con muchísima rabia.

Estadísticas AS.com