Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | INGLATERRA

El City da otro palo al Chelsea y se afianza en la segunda plaza

El Manchester City obtuvo una nueva victoria, después de tres partidos sin lograrlo, a costa de su inmediato perseguidor en la Premier, el Chelsea de Rafa Benítez (2-0).

El City da otro palo al Chelsea y se afianza en la segunda plaza Ampliar
Yayá Touré celebra el primer gol del Manchester al Chelsea. | Alex Livesey

El segundo clasificado de la Premier League, el Manchester City, obtuvo una nueva victoria, después de tres partidos sin lograrlo, a costa de su inmediato perseguidor, el Chelsea de Rafa Benítez (2-0), por lo que los ''citizens'' abren brecha en el segundo puesto tras la disputa de la vigésimo séptima jornada, mientras que el Newcastle se impuso al Southampton (4-2) para alejarse del descenso.

Una obra de arte de Yaya Touré inauguró un marcador que se había terciado hasta entonces inamovible. Parecía extraño, pues el asedio del City sobre su césped, en el Etihad, fue asfixiante. ''Kun'' Agüero, Silva y Milner se confabularon para inquietar a Cech, erigido en la verdadera figura de su equipo, evitando en varias ocasiones un tanto que parecía inevitable. Así, con Hazard y Mata como únicos islotes que lograban inquietar la zaga del conjunto de Manchester, el Chelsea se vio superado. Javi García y Rodwell manejaron los tiempos para mantener el equilibrio de su equipo, que apenas pasó dificultades.

Sin embargo, de un balón en largo aislado surgió la oportunidad de adelantarse. El senegalés Demba Ba controló en carrera, dentro del área, y fue derribado por Hart. El conjunto de Roberto Mancini podría ir por detrás a pesar de haber realizado un monólogo. Pero fue Hart, el propio autor de la pena máxima, quien ganó el pulso a Lampard, quien pocas veces falla desde los once metros. Aquel aviso reactivó de nuevo al Manchester City. El Chelsea volvió a su papel, agazapado buscando alguna contra, quizá por el cansancio acumulado de la cita de Europa League de esta semana, en la que clasificaron ''in extremis'' para los octavos de final al empatar con el Sparta Praga.

Fue entonces cuando apareció Yaya Touré, rebasados los dos tercios del tiempo reglamentario. Conectó con Silva para zafarse de su marca con un control orientado. A continuación, dentro del área, recortó hacia fuera, para, en posición ventajosa, pegarla al palo izquierdo de Cech. El gol hizo sucumbir a los londinenses. El equipo ''blue'' no fue capaz de reaccionar. Menos tras la aparición del ariete argentino Carlos Tévez en el terreno de juego. A falta de cinco minutos lanzó un potente disparo desde fuera del área para anotar el segundo tanto. De este modo, el Chelsea cedió en su intento de asaltar la tercera plaza.

El choque de los neecsitados

El duelo de la parte baja de la jornada lo protagonizaron Newcastle y Southampton, en el St. James Park. En él, pronto se inauguró el marcador. El centrocampista Schneiderlin, del cuadro de un viejo conocido como Mauricio Pochettino, recibió en frontal del área para, a la media vuelta, batir a Elliot. Los ''Magpies'' se vieron contra las cuerdas con un gol tan tempranero. Una segunda derrota consecutiva para los de Alan Pardew, con un rival directo por la permanencia, les dejaría en una posición comprometida. Sin embargo, los locales comenzaron a carburar. utilizaron las bandas para inquietar al guardameta polaco Boruc. Así, Sissoko aprovecharía una jugada individual de Gouffran para rematar a puerta vacía.

La solidez defensiva de ''The Saints'' se tambaleó. Fruto de ello fue el segundo tanto de los locales. Lo encajaron en antes del descanso. Un duro golpe psicológico que trajo consigo al recuerdo un dato: el Southampton no vence a domicilio desde el doce de enero. Al Newcastle no le hacía falta conservar la posesión para generar peligro, a diferencia de su rival. Los de Pochettino mantenían el balón de forma estéril, acercándose a la puerta, pero sin severo peligro. A raíz de la insistencia Lambert anotó el gol del empate. Una mano dentro del área de Fox forzó un penalti que transformó Cabaye. Las tablas no servían a ningún equipo. El partido acabaría decidiéndose por la efectividad, y un desafortunado error, una carambola que provocó el tanto de Hooiveld en propia puerta.

Estadísticas AS.com