Actualizado

Actualizado a las

Liga de Campeones

liga de Campeones

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | OPORTO - MÁLAGA

El Málaga, a la caza del Dragón

El equipo de Manuel Pellegrini acude pleno de moral a su histórico duelo en Oporto. Habrá 3.000 malaguistas en el Estadio de Do Dragao.

El Málaga, a la caza del Dragón Ampliar
PREPARADOS. Imagen del entrenamiento que el Málaga realizó ayer por la tarde en el propio Do Dragao, escenario del partidazo de esta noche. | FERNANDO VELUDO

Eduardo Padilla, Federico Beltrán y Fernando Puche, tres expresidentes del Málaga, viajaban en el mismo avión que conducía al equipo rumbo a Oporto. Sus mandatos estuvieron marcados por la obsesión de sacarlo de Tercera y Segunda B para conducirlo hasta Primera lo más rápidamente posible. No fue fácil. Demasiadas curvas, exceso de espinas, idas y venidas. En el fondo de sus corazones soñaban, en aquellos años austeros, que algún día miles y miles de malagueños escucharían, erguidos y orgullosos, el himno de la Champions como actores principales de la más bella película, y no desde lejos, a través de la televisión o los transistores.

Isco, el joven talento por quien toda Europa se pelea, comentaba ayer en AS que "este es el partido más importante en la historia del Málaga". El duelo más recordado ya no es aquella Intertoto de 2002 ganada al Villarreal, o los ascensos contra Terrassa, Albacete y Tenerife. La gran conquista de este formidable Málaga es transmitir a su gente que el "partido más importante aún está por venir". Lo fue el de Atenas contra el Panathinaikos, también el del Milán por la grandeza de jugar de igual a igual contra el siete veces campeón de Europa. Lo será el de hoy. El Oporto, dos veces ganador de la máxima competición continental, siempre está ahí. Invicto en la Liga portuguesa. Es un adversario prestigioso y admirable se mire como se mire.

Con la duda de Jesús Gámez, algo tocado (puede salir Sergio Sánchez), Pellegrini sacará a toda su artillería disponible: Isco, Joaquín, Toulalan, Baptista... para derretir al legendario Dragón en su casa.

Estadísticas AS.com