Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | DANIELE MASSARO

"Le pedí un autógrafo a Cruyff antes de jugar la final del 94"

Daniele Massaro (23-5-1961, Monza, Italia), campeón de todo con el histórico Milán de los 90, alcanzó la gloria una noche de infausto recuerdo para el barcelonismo.

Antonio Gallardo

Daniele Massaro, una vida en rossonero.

Así es. Cuando Berlusconi compró el club en 1986, yo conocía a Galliani, me llamó y me ofreció jugar en el Milán. Era mi sueño desde niño. Estuvimos diez años ganando prácticamente todo. Fue maravilloso. Y aquí sigo. Es mi casa. Ahora trabajo para la Fundación del club, en temas de márketing, viajando con el equipo de veteranos y con los diversos campus de jóvenes y escuelas que tenemos por el mundo...

En tiempos de crisis, potenciar la cantera es una salida.

Sí. Aunque es imposible hacerlo como el Barça, hay que intentarlo. El Barça tiene garantizado el futuro para diez años.

¿Es el ejemplo a seguir?

En Italia no puedes incorporar a jugadores menores de 18 años si no les acompaña su familia. Y eso es un problema.

¿Concede opciones de pasar a cuartos al Milán?

Será una eliminatoria espectacular. Ahora el Milán está jugando bien y aunque se las verá con el equipo más fuerte de la actualidad, en el fútbol siempre es posible ganar.

Si pudiese elegir, ¿a qué jugador del Barcelona borraría de la eliminatoria?

Estaría mucho más tranquilo si no jugasen los tres fenómenos: Xavi, Iniesta y Messi.

¿Cómo se explica el momento tan difícil que vive un club con la historia del Milán?

La situación económica y política son distintas a mi época y ahora el Milán trabaja pensando en el futuro, aunque aún vamos a sufrir un poquito. Hoy cualquier jugador top que pueda elegir dónde jugar, prefiere Inglaterra o España.

¿Supuso la salida de Kaká el inicio del declive del club?

Vendiéndole, el nivel bajó, es innegable. Pero él o Shevchenko lo dieron todo aquí y tras ganarlo todo llegaron propuestas muy interesantes, así que sus ventas fueron buenas decisiones. Igual sucedió con Ibrahimovic y Thiago Silva.

Balotelli ha devuelto parte de la ilusión a los milanistas.

Espero que nos ayude a lograr la tercera plaza para poder jugar la próxima Champions.

¿Tardaremos en ver al Milán de nuevo entre los mejores?

El Calcio está difícil. Cuando entrenaba aquí Zaccheroni, el equipo no era top. Pero con corazón, casta y algo de suerte, ganamos el Scudetto. Igual que nadie daba un duro por el Milán cuando jugamos la previa de la Champions con el Estrella Roja en la 2006-07 y acabamos siendo campeones.

¿Considera el Milán de Sacchi un equipo irrepetible?

Ojalá se repita un equipo así, pero será muy difícil.

¿Qué equipo ha sido mejor, el Barça de Guardiola o el Milán de Sacchi?

Buen partido sería ese (risas). Acabaría en empate. El Milán nuestro jugaba con una gran presión, era muy ordenado, muy técnico y había jugadores que marcaban la diferencia. El Barça tiene cuatro jugadores increíbles y ahora no es como en 1994, cuando se decía que aquella final era el partido del siglo. El partido del siglo sería aquel Milán frente al Barcelona de Messi.

Aquel partido del siglo acabó en una goleada histórica.

Nos faltaban Baresi y Costacurta. La semana previa se hablaba de que al Barça sólo le faltaba elegir el lugar para posar con la copa. Recuerdo que antes del partido me acerqué a Johan Cruyff, mi ídolo desde niño, y le pedí un autógrafo. Aún lo conservo. Luego nos salió un partido increíble. 2-0 al descanso con dos goles míos y 4-0 al final. El partido perfecto. El Barça era en aquel momento el equipo más fuerte de Europa. Koeman, Zubizarreta, Romario, Guardiola, Stoichkov ¡Todavía guardo la camiseta de Stoichkov de aquella final!

Esa fue su gran noche...

1994 fue un año increíble. Ganamos el Scudetto, la Champions y jugamos la final del Mundial en USA. Marqué un gol clave para ganar el campeonato ante el Inter e hice dos tantos en la final contra el Barça. Fueron los dos partidos más especiales de mi carrera.

Faltó la guinda del Mundial.

Aquel Brasil era casi inabordable, extraordinario. Mereció el título. Aun así, tuvimos ocasiones para ganar. Recuerdo una de Baggio, otra mía a dos minutos del final, y perdimos en los penaltis.

Vaya final jugó aquel día Baresi, que se había lesionado el menisco 24 días antes.

Se lesionó en el segundo partido, ante Noruega. Se operó, se recuperó de forma milagrosa y jugó una final increíble.

Esos penaltis serán uno de sus recuerdos más amargos.

Fue duro. Lanzamos Baresi, Albertini, Evani, Roberto Baggio y yo. Taffarel paró mi penalti, lo lancé a su izquierda y me adivinó el disparo. La gente se acuerda más de los fallos de Baresi y Baggio. Mejor (risas).

En España nadie olvida el partido de cuartos en Boston con Tassotti, Sandor Puhl...

Aparte de lo de Tassotti y Luis Enrique, fue un partido muy difícil. Salinas falló un gol increíble, creí que estábamos eliminados. Así es el fútbol.

Volviendo a su Milán, háblenos de la transición Sacchi-Capello.

El profesor de fútbol más grande fue Sacchi. Capello fue inteligente y dio continuidad al equipo sin cambiar muchas cosas. Esa fue su gran virtud.

No debió ser fácil lograrlo sin Van Basten, Gullit y Rijkaard.

Cierto. Pero el club supo encontrar a jugadores de nivel similar, no de Van Basten, que era algo inigualable, pero sí de Gullit y Rijkaard. Boban, Savicevic, Desailly... Cuando Galliani hace un equipo con margen de maniobra, es el mejor.

¿Cómo era eso de competir cada día con Van Basten?

Era el mejor del mundo. Creo que Maradona y él estaban al mismo nivel. Se retiró con 28 años y quizás por eso no cuenta con el mismo reconocimiento que el resto de grandes de la historia.

¿Colocaría también a su nivel a Messi y a Cristiano?

Me encanta Messi. Cristiano es un buen jugador, pero bajo mi forma de entender el fútbol, me gusta más Messi. Pienso que Maradona, Messi y Van Basten están al mismo nivel. Cristiano es extraordinario. Pero a mí me gustan los jugadores que juegan en equipo. Y él juega solo muchos partidos.

¿Cómo se ve desde Milán esa pelea Barça-Madrid?

El Barcelona tiene una idea. El Madrid tiene jugadores buenísimos, pero me gusta más cómo juega el Barça. La quieren, buscan la pelota y todos la juegan. Nunca renuncian a su filosofía. Es admirable.

¿Es comparable el trabajo de Mourinho en el Inter al que hicieron en su día en el Milán Sacchi o Capello?

Su obra no está ni mucho menos al nivel de la de Sacchi. Como técnico, con Capello guarda algunas similitudes. Mourinho ganó el triplete y merece todo el respeto. Pero estuvieron a punto de quedar fuera en Kiev en la fase de grupos. Tenían un equipo increíble. Milito, Etoo, Sneijder, una defensa fortísima, el mejor portero del mundo en ese momento (Julio César)... Sin embargo, de 40 o 50 partidos, sólo me gustó cómo jugó en cuatro o cinco. En el Real Madrid es diferente. Allí tiene una plantilla increíble, jugadores que serían titulares en todos los equipos de Italia, Inglaterra, Francia o Alemania.

Conociendo a Ancelotti y viendo la plantilla que le han dado, ¿ve al PSG como alternativa de poder en Europa?

Jugué diez años con él y conozco la profesionalidad de Ancelotti. No tiene nada que demostrar, ya lo ganó todo. No es fácil entrenar con una presión máxima del equipo y del propietario que invierte mucho y quiere éxitos inmediatos. Moratti estuvo diez años poniendo cientos de millones y sólo ganó el último año con Mourinho. Sólo con el dinero no se gana.

Últimamente se ha vuelto a relacionar a Ancelotti con el Real Madrid. ¿Recomendaría su fichaje a Florentino?

Si le elige, acertará. Ancelotti tiene la humildad y la profesionalidad suficientes para hacerlo muy bien en el Real Madrid.

Guardiola terminó decantándose por el Bayern. ¿Qué le parece?

Tomó la decisión de ir a un equipo que le permite dar continuidad a su filosofía. El del Bayern es un buen proyecto, con muchos jugadores jóvenes. Pero en Barcelona tenía un equipo que jugaba de memoria. Será un buen examen.

¿Cuáles fueron los tres mejores jugadores con los que compartió vestuario?

El mejor, sin duda, Van Basten. Luego están Baresi y Maldini, por ese orden.

¿Cree que es injusto que Maldini se haya retirado sin ganar un Balón de Oro?

Con el máximo respeto, me parece increíble que Maldini o Baresi no tengan un Balón de Oro y sí lo hayan ganado Cannavaro o Sammer.

Messi ya tiene cuatro...

Yo se lo habría dado a Xavi o a Iniesta. Lo merecen por lo que han hecho con el Barça y con la Selección.

Gracias por su tiempo.

Fue un placer.

Estadísticas AS.com