Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | GETAFE - CELTA

El Celta no está para gaitas: somete a juicio a Paco Herrera

Si pierde, el técnico caerá. Pedro León, titular. En el Celta saben que el problema sólo tiene tres letras: gol. Su fútbol es vistoso y reconocido por los rivales, pero hasta el área.

Javier Hernández

El Celta no está para gaitas: somete a juicio a Paco Herrera Ampliar
PENSATIVO. Herrera pasa momentos tensos, con su futuro en el banquillo del Celta en juego. | Lalo R. VILLAR

El Celta le ha dado dos oportunidades al técnico Paco Herrera, los partidos ante Getafe y Granada. Si gana los dos seguirá, si gana uno se estudiará y si pierde los dos, adiós muy buenas.

Herrera aguarda impasible, ya sea zanahoria o guadaña lo que venga: "Dicen que para ser entrenador a uno le tienen que cesar tres veces, a mí casi me llega tarde. Llevo más de 20 años como entrenador y sólo me han cesado dos".

El Getafe tampoco ha tenido una semana plácida, sacudida por el 6-1 en el Camp Nou. Hubo reuniones de la plantilla y el entrenador (nunca por separado) para alcanzar la conclusión de que si ganan hoy pueden fijarse objetivos mayores (Europa). El Getafe recuperará su silueta habitual, desfigurada en los últimos partidos por tanta baja. Vuelven Moyá, Rafa y Xavi Torres, y Pedro León será titular dos meses después.

En el Celta saben que el problema sólo tiene tres letras: gol. Su fútbol es vistoso y reconocido por los rivales, pero hasta el área. De área a portería todo es penumbra. Iago Aspas es el que más goles lleva del equipo, ocho. El resto del gol está en desahucio. El segundo goleador, Bermejo, con tres, estará en el banquillo, y De Lucas, también tres goles, es baja por lesión. Por todo ello, Herrera ha convocado a Santi Mina, canterano que se estrena en una convocatoria de Liga.

Para el Getafe es momento de decidirse, de ser león o ratón, pues lo mismo está a ocho puntos de Europa que a nueve del descenso. La llegada del Celta, el peor visitante de la Liga, se dibuja como una oportunidad de oro, pero conviene no ovidar que su peor partido del año fue en Balaídos.

Estadísticas AS.com