Estás leyendo

Vicenç Pla se retira y deja a Laporta en manos de Rosell

BARCELONA

Vicenç Pla se retira y deja a Laporta en manos de Rosell

Vicenç Pla se retira y deja a Laporta en manos de Rosell

Fernando Zueras

El Barcelona tiene ahora cuatro años para ejecutar los avales. El socio explicará el martes sus motivos. Soriano y Rosell, que firmaron las cuentas de la polémica, indemnes.

Seguir

Golpe de teatro en el caso de los avales. Según informó ayer Catalunya Ràdio, Vicenç Pla, el socio que presentó la demanda contra Laporta y su Junta, se retira del caso. Tras conseguir que el Tribunal Supremo condene al ex presidente y a siete de sus directivos a presentar un aval de 23 millones de euros por las pérdidas de la temporada 2002-03, el polémico personaje emplaza ahora a la directiva de Sandro Rosell a ejecutar los avales en calidad de beneficiaria. Según esa información, el club tiene cuatro años para hacerlo. Pla, por su parte, ofrecerá una conferencia de prensa el próximo martes.

A la espera de que el Barcelona se pronuncie, es preciso, para entender del todo el caso de los avales, examinarlo desde sus inicios. ¿Dónde tiene su origen? ¿Cuál ha sido su evolución? ¿Cuál puede ser su desenlace?

La demanda presentada por el socio Vicenç Pla contra Laporta y su directiva en el año 2008 parte de un proceso judicial anterior que obligó al Barcelona a convocar elecciones en 2006 y no en 2007. El juez consideró que los primeros ocho días de mandato de Laporta en 2003 equivalían a un año de gestión. De acuerdo con esta sentencia, Pla presentó su demanda solicitando que los directivos que estaban en el club en el año 2006 debían presentar un aval de unos 60 millones de euros, de los que 42 equivalen al 15% del presupuesto de la temporada 2006-07 y el resto, a las pérdidas de 2002-03. En primera instancia, el juez desestimó el requerimiento de Pla argumentando que la Junta no tenía que avalar, ya que la LFP le comunicó que no debía hacerlo.

Pero Pla recurrió y la Audiencia Provincial falló contra Laporta. El ex presidente reaccionó y llevó el caso al Tribunal Supremo mediante un recurso de casación que, tal como conocimos esta semana, ha sido desestimado. Por eso, Laporta, Godall, Boix, Ferrer, Yuste, Perrín, Castro y Cubells deberán presentar solidariamente un aval de 23,2 millones.

Que sólo deban que avalar ocho directivos abre otros interrogantes. ¿Por qué la sentencia no afecta a Rosell? Sencillamente porque éste dimitió en 2005 y ya había avalado en 2003, 2004 y 2005. ¿Por qué no avalan los que se fueron en 2008? Porque cuando el juez falló en 2008, esos directivos habían dimitido después de la moción de censura contra Laporta. Es el caso de Soriano, vicepresidente económico e ideólogo de la operación, que sale indemne al igual que Rosell, que fue quien dijo que la plantilla heredada tenía coste cero.

Los que deben avalar

Joan Laporta. Presidente. Fue presidente del Barça desde 2003 hasta 2010. Es abogado, posee su propio bufete, pero desde su salida del Barça se ha dedicado a la política. Es diputado en el Parlament y concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

Rafael yuste. Vicepresidente. Amigo de la infancia de Laporta, Yuste ocupó distintos cargos de ser nombrado vicepresidente del Área Deportiva. Hoy es consejero de una empresa dedicada a la distribución de artículos y maquinaria en el sector ferretero.

Jaume Ferrer. Vicepresidente. Tras ocupar distintos cargos en la Directiva llegó a vicepresidente del Área de Patrimonio. Se presentó a las elecciones de 2010 como delfín del laportismo, pero su candidatura fue la menos votada. Es empresario.

Joan Boix. Vicepresidente. Joan Laporta lo reclutó primero como vocal de la Junta Directiva, después lo nombró Tesorero y terminó siendo vicepresidente del Área Económica. Es empresario y dirige de una empresa del sector cárnico.

Alfons Godall. Vicepresidente. En la Junta de Laporta fue vicepresidente primero del Área Social y Portavoz de la Directiva. En 2010 presentó su precandidatura a la presidencia del Barça, pero finalmente se fusionó con Ingla. Actualmente es empresario y economista.

Joan cubells. Directivo. Con Laporta fue el directivo encargado de la sección de baloncesto y secretario de la Junta Directiva. Es abogado y en 2011 fue nombrado presidente del Club de Finanzas de la Universidad de Barcelona.

Alfons Castro. Directivo. Castro empezó integrado en el Área de Patrimonio, pero la dimisión de Alejandro Echevarría hizo que pasara a ser responsable de seguridad del Barcelona. Es fundador y propietario de un importante grupo hotelero y constructor.

Albert Perrín. Directivo. De la trayectoria de Perrín, destaca que fue uno de los fundadores del grupo Elefante Azul que lideraba Laporta en la oposición al ex presidente José Luis Núñez. Perrín, empresario jubilado, ejerció de representante en UEFA.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar