Actualizado

Actualizado a las

Liga de Campeones

liga de Campeones

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | VALENCIA 1 - PSG 2

Rami maquilla el tropiezo y da vida al Valencia para la vuelta

El PSG saca un gran resultado de Mestalla gracias a un gran primer tiempo en el que Lavezzi y Pastore hicieron dos goles. Canales dio otro aire a su equipo y Rami marcó en el 89'. Roja a Ibra.

Conrado Valle

Valencia

Rami maquilla el tropiezo y da vida al Valencia para la vuelta Ampliar
El delantero paraguayo del Valencia CF, Nelson Valdez, se lamenta tras fallar una ocasión de gol, durante el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones ante el PSG. | Manuel Bruque.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde y eso es casi lo único que le queda al Valencia. La esperanza. La que le ha dado un gol de Adil Rami en el último suspiro del partido y la que le da saber que Zlatan Ibrahimovic no jugará la vuelta por una absurda autoexpulsión en el minuto 90. Pero o mucho cambia el PSG en su casa o el Valencia tiene poco que hacer. Al menos jugando como hoy, a merced del contrario y sin saber como meterle mano a los franceses. Que no esté Ibrahimovic es a tenor de lo visto hoy casi más anecdótico que resolutivo, porque no estará el sueco pero sí Lavezzi, Lucas Moura, Pastore y Matuidi, futbolistas que esta noche en Mestalla han dejado constancia que este PSG de Carlo Ancelotti tiene mimbres para no ser comparsa en esta Champions, aunque también tienen los franceses que hacérselo de mirar y pensar que en Europa quien perdona, la paga.

Lavezzi y Pastore firmaron los dos goles del PSG, ambos en la primera mitad (minuto 9 y 42 respectivamente), pero a nadie le hubiera extrañado si el marcador hubiera reflejado un 0-3, incluso un 0-4, a la hora en la que llegó el de Rami (minuto 88). Recital táctico de Carlo Ancelotti, un técnico que está sabiendo poner a servicio del colectivo las muchas virtudes individuales que tiene. Porque si eran pocos… Lucas Moura. El brasileño llevó loca a la defensa blanquinegra. Un remate al palo, una asistencia de gol y siempre partícipe en los contragolpes del PSG. Y todo ello pese a estar ‘tocado’ desde el minuto 2. De hecho apenas comenzó la segunda mitad tuvo que ser sustituido.

Al Valencia le vino grande el partido, o el rival más bien. Banega no estuvo. Jonas, tampoco. Feghouli, a cuentagotas. Lógico que Valverde hiciera dos cambios en el descanso. Valdez y Canales dieron otro aire al Valencia. Pero ese querer ir a por el PSG era precisamente lo que quería Ancelotti. Impresionante la actuación de Matuidi y Verrati. Dos tapados del fútbol y más rodeados de tanta estrella pero a las que hacen brillar con su despligue físico y táctico. De hecho, en la segunda mitad, sobre todo entre el minuto 60 y 70, fue cuando el PSG pudo dejar más sentenciada todavía la eliminatoria. Pero Guaita, entonces, enmendó sus tibias actuaciones en las acciones de los goles y ni Lavezzi ni Ibrahimovic le pudieron batir. Sí lo hizo Chantome, aunque el colegiado italiano le echó un cable al Valencia y se lo anuló por fuera de juego (aunque posiblemente el balón le llegara al francés de Pereira y no de Zlatan).

Con Mestalla retomando la vieja cantinela del ‘Llorente vete ya’. Con Ancelotti dando descanso a sus jugadores y con los aficionados franceses en la grada festejando su presentación ante toda Europa, llegó el gol de Rami. El central galo remató a bocajarro a Sirigu en el único despiste defensivo del PSG en todo el partido. Seguro que ese gol sabe mejor del valor que realmente pueda llegar a tener porque del mal, el menos. 1-2.

Estadísticas AS.com