Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | COPA ÁFRICA | BURKINA FASO 1 - GHANA 1

Burkina a la final tras vencer en los penaltis a Ghana y al árbitro

'Los Potros' se impusieron 4-2 en la decisiva tanda. El árbitro obvió dos penaltis a Burkina, les anuló un gol legal, y sí pito uno que no era a Ghana. Goles de Wakaso y Bancé.

Víctor Serrano
Burkina a la final tras vencer en los penaltis a Ghana y al árbitro Ampliar
El burkinés Aristide Bance, el hombre del partido, celebra el gol del empate. | STEPHANE DE SAKUTIN

Burkina Faso será el rival de Nigeria en la final de la Copa de África el domingo en Johannesburgo después de imponerse en los penaltis a Ghana. Debió hacerlo antes, pero el árbitro, el tunecino Jedidi, lo impidió con una actuación lamentable: no pitó dos penaltis de libro a ‘Los Potros’, si lo hizo con uno a favor de Ghana que no era, anuló un gol legal a Nakoulma y, por si fuera poco, expulsó a Petroipa injustamente. Pero el árbitro y su rival ghanés no fueron los únicos elementos a los que se tuvo que enfrentar Burkina, también tuvieron que lindar con la suerte, o con el tremendo acierto de dos ghaneses que sacaron un par de goles cantados de Bancé, la estrella del partido, en la misma línea de gol. El fútbol es justo a veces y la tanda final dio el pase a quien lo mereció desde un principio y los burkineses jugarán su primera final de la historia. Ghana, a priori favorita, se quedará sin su séptima cita en la final, sólo con el árbitro no le bastó.

El encuentro comenzó igual de accidentado que estaba el terreno de juego del Mbombela Stadium, que era más apropiado para un partido de fútbol playa. En los cinco primeros minutos, Jedidi obvió un penalti claro de Boye a Pitroipa, que hubiera supuesto el inicio de partido soñado por Burkina Faso, y Pantsil, el lateral derecho ghanés, se lesionó en plena carrera. Tras los convulsos primeros minutos, ‘Los Potros’ se hicieron con el balón y el dominio del partido, hasta que en un salto en su área Panandetiguiri agarró ligeramente a Atsu y el colegiado tunecino pitó pena máxima. Jedidi se quitó las gafas con el primer penalti claro y cogió el microscopio para pitar el que adelantaría a Ghana por medio del jugador del Espanyol Wakaso.

Con el gol, los ‘Estrellas Negras’ se animaron y la contienda se volvió más igualada. Tras unos minutos de sequía de ocasiones, en el que un fuerte disparo de Wakaso bien atajado por Diakité fue lo único destacable que sucedió, llegaron un par de jugadas claras de gol. Una para cada equipo, pero Gyan y Nakoulma no acertaron a marcar, uno por encontrarse con Diakité y otro por pensar que la portería era de rugby… Antes de llegar al descanso, los ghaneses dispusieron de otra oportunidad de gol más, esta vez en las botas de Nasante, pero Diakité volvió a salvar a los burkineses.

La segunda parte comenzó con Ghana buscando sentenciar, sin especular ni un sólo instante con el resultado, y con Burkina Faso sin perder la cara al partido en ningún momento. De hecho, ‘Los Potros’ rozaron el empate con las yemas de los dedos en un remate de cabeza de Bancé que sacó sobre la misma línea de meta Dauda. Casi al instante, Gyan remató al palo un buen centro de Atsu. El segundo gol del partido se hacía de rogar hasta que dos minutos después Bancé hizo el merecido tanto del empate tras aprovechar un robo providencial de Rouamba en la zona comprometida de la defensa.

Tras el empate, el partido fue un ida y vuelta continuo en el que destacaba Bancé por encima de todos, que tenía desquiciada a la defensa de Ghana. Pero el golpe definitivo a punto estuvo de darlo Gyan tras un magnífico centro de Wakaso, pero su cabezazo salió ligeramente desviado del marco de Diakité. El final del partido se acercaba y el gol que valía una final estaba por llegar. Atsu casi lo consigue, pero el portero burkinés estaba empeñado en ser la pesadilla de Ghana. El final de los 90 minutos reglamentarios llegó con empate en el marcador y tendríamos que esperar para saber el rival de Nigeria en la final.

La prórroga empezó con Ghana como claro jefe del partido. Afful tuvo una gran ocasión con un buen disparo escorado en la derecha, pero el salvador Diakité volvió a sacar sus manos. Burkina también tuvo la suyas en un remate a bocajarro de Bakari Koné que se marchó fuera y en un contragolpe de Bancé, todo coraje, que concluyó con un derechazo muy desviado. El gol de la victoria no llegaba, y eso que Nakoulma lo logró, pero Jedidi lo anuló por una falta inexistente. Otra decisión equivocada en contra de ‘Los Potros’.

En la segunda parte de la prórroga Burkina puso más ímpetu en buscar en el tanto definitivo, sobre todo con Bancé, que vio como Afful le sacaba otro lanzamiento que era gol en la misma línea de la portería. Y cuando el partido se encaminaba a los penaltis, Burkina iba a sufrir otro error del árbitro, que no pitó un penalti clamoroso de Boye a Petroipa y además expulsó al burkinés por ‘simular’. El escándalo y el robo a los de Paul Put fue mayúsculo. Aún así, Bancé no se rendía y lo siguió intentando, pero los penaltis decisivos fueron inevitables. Al menos hicieron justicia, porque Burkina Faso se impuso 4-2, con gol de Bancé a lo Panenka para rematar la faena. ‘Los Potros’, con todo merecimiento y ante todos los elementos estarán en el Soccer City el domingo para intentar acabar su cuento con un dulce final.

Estadísticas AS.com