Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Atlético de Madrid

En el Atlético preocupa la leyenda de Diego Costa

En el Atlético, tras el partido, sorprendía que el Betis se había empleado más en intentar desestabilizar a Costa que en ganar el partido. Suma ya 11 goles y 7 asistencias.

Jorge García

En el minuto 56 el Calderón estalló. Saltaba al campo Diego Costa, el nuevo ídolo de la hinchada. Adrián abandonaba el campo y salía el brasileño para cambiar completamente el partido. Costa comparecía prevenido. Sabía que el Betis le esperaba de uñas por lo que sucedió en la Copa. El codazo a Perquis y el rifirrafe con Amaya le hacían concebir que no iba a ser una noche tranquila. Y así fue. En el Atlético, tras el partido, sorprendía que el Betis se había empleado más en intentar desestabilizar a Costa que en ganar el partido. El equipo andaluz sólo tiró una vez a puerta desde que el brasileño desnivelara el marcador. En el club preocupa su leyenda negra y que los rivales continúen buscándole las vueltas.

No ayudó la patada que le propinó Costa a Rubén Pérez, poco después de marcar. Costa comenzó a comprobar lo que le habían transmitido en el vestuario: "Van a ir a por ti, tienes que aguantar". Por turnos, Chica, Amaya, Perquis, Nacho, Cañas y Pozuelo fueron pinchando al colchonero, que intentó mantener la frialdad sin, por supuesto, huir de las refriegas. Cuatro repasó ayer el carrusel de provocaciones que fue soportando Costa y sus respuestas.

Cañas y Pozuelo increparon al delantero y el primero llegó a tirarle de una oreja. Perquis le recordó su ojo morado con un golpe en el hombro cuando volvía a su posición defensiva. El propio Cañas no se anduvo por las ramas y cazó al brasileño cuando se le escapaba por la banda. Amaya, precisamente, le propinó un golpe a destiempo al brasileño en esa misma zona del campo, ya con el juego parado. Después, Chica por dos veces y Pozuelo nuevamente se encararon con el colchonero, que intentaba ya mirar para otro lado. Fue justo antes de recibir el salivazo de Amaya. El central ayer pidió perdón escuetamente en Twitter: "Pido disculpas, no es buen ejemplo para los niños". Costa juega en este Atlético por lo que aporta y también por lo que transmite. El Calderón se excitó con su salida y el equipo se revolucionó para ganar. Además, el brasileño suma ya 11 goles y 7 asistencias entre todas las competiciones.

Estadísticas AS.com