Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | El juicio sobre el dopaje salpica al fútbol

La acusación de Iñaki Badiola fue comidilla en la Selección

Los internacionales no daban crédito a las declaraciones de Badiola, que ocuparon las charlas de los jugadores durante muchas de las siete horas de vuelo entre Madrid y Doha.

Joaquín Maroto

Las acusaciones de Iñaki Badiola, expresidente de la Real Sociedad, fueron la comidilla en el Airbus 340 'Ecuador-Galápagos' de Iberia que fletó la Federación Española para el amistoso ante Uruguay, mañana en Catar. Los futbolistas internacionales no daban crédito a las declaraciones de Badiola, que ocuparon las charlas de los jugadores durante muchas de las siete horas de vuelo entre Madrid y Doha. "Según lo he terminado de leer me he pellizcado para comprobar que no era una pesadilla", dijo uno de los pesos pesados de la Selección. Otro jugador, uno de los debutantes, César Azpilicueta, del Chelsea, dijo en conferencia de Prensa que estaban "molestos por mezclar el fútbol con los asuntos de dopaje".

La incredulidad, y la sorpresa entre los jugadores era indignación y negación entre los directivos. "Badiola era un forrabolas que sólo estuvo un año, o menos, de presidente de la Real. Ahora viene aquí a ensuciar el fútbol, a esparcir porquería. Pues si las cosas son como dice, lo que debe hacer es irse al juzgado y presentar una demanda adjuntando las pruebas", fue la declaración de uno de los federativos. "Ya está bien de que la gente venga a denunciar supuestas irregularidades de oído, porque se lo han dicho aquí o allá, pero sin presentar ninguna prueba, ningún documento o un testigo o declaración que lo avale. A los que llegan y hablan sin probar sus acusaciones no hay que hacerles mucho caso. Es más, hay que mandarles a paseo", insistió este directivo.

Este mismo dirigente fue tranquilizando a los jugadores, que, aprovechando las siete horas de vuelo entre Madrid y Doha, le dedicaron su tiempo a Badiola. La entrevista del AS fue el motivo central de los coloquios entre los internacionales, en la primera clase del Airbus 340.

Pero también muchos directivos, casi todos dirigentes de la Federación y también y al alimón de algunos clubes, se ocuparon de Badiola, al que negaron. "La Operación Puerto está siendo juzgada y no hay sentencia. Cuando la haya podremos decir si Badiola llevaba o no razón", concluyó uno de los más veteranos.

Estadísticas AS.com