Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | OSASUNA 1-CELTA 0

Armenteros ajustició al Celta

Mucho se había hablado en Vigo de la concentración a balón parado. No debió ser suficiente la insistencia en esas situaciones porque la muerte llegó en un saque de esquina mal defendido.

Clemente Garrido
Armenteros ajustició al Celta Ampliar
Osasuna ganó al Celta y sale de los puestos de descenso. | Jesus Diges

0sasuna derrotó, con absoluta justicia, al Celta y consigue escapar así de las posiciones de descenso. La victoria ante un rival directo eleva la moral de los rojillos y deja muy tocados a los gallegos. Eso sí, en Vigo podrán apelar al consuelo del golaverage particular. Han logrado mantener ese punto extra que puede ser crucial a final de temporada. Está claro que el que no se consuela, es porque no quiere. Sin embargo, Herrera debería hacer una lectura mucho más autocrítica después de lo visto ayer en el Reyno de Navarra. Su once inicial fue un experimento, por no decir un suicidio, que le deja en muy mal lugar. Cabral ya ha demostrado varias veces que en el centro del campo se encuentra más perdido que Messi en un parking del Bernabéu. Ayer, por si había alguna duda, volvió a dejarlo patente. Y mientras tanto, Álex López en el banquillo. Incomprensible.

 No obstante, la gran derrota del Celta ayer se produjo en la intensidad. Osasuna le arroyó en ganas desde el primer minuto y el gol parecía cuestión de tiempo. Demidov estuvo casi perfecto al cruce y Javi Varas no paraba de achicar agua. De no ser por ellos, el encuentro estaría prácticamente sentenciado al descanso. Y es que los jugadores rojillos estaban muy motivados, ganando todas las batallas y teniendo claro que se trataba de la primera final de la temporada. Lolo y Oier, ese futbolista al que Herrera descartó en verano para el Celta, fueron muy superiores a Oubiña y al desconcertaado Cabral en la medular. Ahí comenzaron los navarros a vencer la guerra. Además, arriban contaban con tres armas blancas mortíferas. Nano fue una continúa pesadilla llegando desde atrás. Todos sus centros fueron perfectos e incluso estuvo a punto de ver puerta con un gran disparo que desvió el paredón de Javi Varas. Armenteros y Cejudo ponían las gotas de calidad y el peligro. No cesaron en su empeño hasta que el argentino consiguió su meta

Desajuste. Mucho se había hablado en la previa, sobre todo en Vigo, de la importancia de la concentración a balón parado. No debió ser suficiente la insistencia en esas situaciones porque la muerte llegó en un saque de esquina mal defendido. Tras un despeje blando, Armenteros ajustició a los vigueses libre de marca.

Fue entonces cuando reacción el banquillo del Celta dando entrada a Park, Toni y Álex López. Los tres lo intentaron, pero no tuvieron fortuna en el remate. La ocasión más clara fue para el ferrolano, que erró en el remate a bocajarro. Aspas, completamente desastido durante el partido, se puso la capa de líder y tiró del carro para intentar sumar un punto que sería de oro. Fue en vano. No era el día de los vigueses, que se quedan ahora en una situación muy complicada.

 

Estadísticas AS.com