Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Mas Futbol | Fútbol Femenino

Pedro Munitis, un entrenador de lujo en el Reocín femenino

"Les exijo mucho porque me gusta hacer las cosas bien. Se entrenan cuatro veces por semana y me he traído al equipo que estaba conmigo en mi época de profesional".

Isabel Roldán
Pedro Munitis, un entrenador de lujo en el Reocín femenino Ampliar
UN ÍDOLO. Las jugadoras del Reocín posan con Munitis y el resto del cuerpo técnico, Borja Brea, Víctor Cueli y Javier Toca, procedentes también del fútbol profesional. | NACHO CUBERO

Apenas un par de meses después de colgar las botas y con el título de entrenador de nivel 1 recién sacado, Pedro Munitis recibió una propuesta sorprendente, entrenar al único equipo femenino de fútbol once de Cantabria, el Reocín. Las chicas acababan de descender a Segunda y se encontraban en una situación límite, a pocos días de empezar la Liga, sin entrenador ni cuerpo técnico. Entonces decidieron 'tocar' a Munitis, quien, tras 18 jornadas, lucha por guiar al equipo, antepenúltimo del grupo 5, a la permanencia.

El exjugador del Real Madrid, Deportivo y Racing reconoce que nunca se le pasó por la cabeza entrenar a un equipo femenino, pero que ahora está disfrutando mucho: "Fue una casualidad. Todo surgió por medio de mi hermana. Ella había jugado antes en el equipo y una chica le comentó que andaban con problemillas. Al principio no me apetecía mucho. Quería dedicarle más tiempo a mi familia, no viajar Pero como me cuesta decir que no, me acabaron convenciendo. Empiezas para ver qué pasa, vas cogiendo cariño al grupo, te empieza a gustar... y acabas enganchándote. Ahora entreno a las chicas y a un equipo benjamín de chicos. Estoy muy liado, pero feliz".

Munitis, que está pendiente de completar su formación de entrenador con los niveles 2 y 3, confiesa que su objetivo es trabajar de la forma más profesional posible, aunque aclara que no cobra nada por entrenar a las chicas: "Les exijo mucho porque me gusta hacer las cosas bien. Se entrenan cuatro veces por semana y me he traído al equipo que estaba conmigo en mi época de profesional. Yo no cobro nada, tampoco ellas. Lo hago por amor al fútbol, para seguir formándome como entrenador y porque estoy muy a gusto aquí".

Oyéndole hablar del Reocín, se nota la admiración que siente por sus jugadoras: "Lo que más me ha llamado la atención es que las chicas se dejan la vida por el fútbol sin recibir nada material a cambio. Lo hacen por el placer de jugar al fútbol y eso es una pasada".

La situación del fútbol femenino en Cantabria, donde las únicas 22 licencias son las de las chicas del Reocín, le hace mostrarse más reivindicativo: "Hay que tirar el cartel de que el fútbol no es para las chicas. Hay jugadoras con un talento brutal, lo único que necesitan es recibir una buena formación y que se preocupen de ellas. Queda mucho por hacer y hay que pelear para que todas las chicas tengan oportunidades para jugar al fútbol".

Todas están felices con él

Junto a Munitis trabajan su segundo entrenador, Borja Brea, un preparador físico, un entrenador de porteras y una psicóloga. "Es una suerte contar con Pedro", asegura Antonia Verdugo, la presidenta. "Munitis nos hace trabajar mucho y se nota. Es un lujo, nunca tuvimos un entrenador así", cuenta Arantxa Lazcano, la capitana.

Un club que ha sido recuperado en los tribunales 

La Sociedad Deportiva Reocín se fundó en 1964. En 2001 se creó el equipo femenino, que estuvo dos temporadas en Primera (2010-11 y 2011-12). En febrero de 2011 la mayoría de los equipos (una veintena), incluido el femenino, fueron arrebatados a sus dueños mediante irregularidades y la falsificación de firmas y licencias. Con el visto bueno de los organismos correspondientes, el club pasó a pertenecer al ayuntamiento de la localidad y a llamarse Escuela Municipal de Fútbol Reocín. En agosto de 2012 los tribunales dieron la razón a sus legítimos dueños, devolviéndoles los equipos, entre ellos el femenino, y recuperando el nombre de S. D. Reocín.

Estadísticas AS.com