Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Nuevo reglamento

El fútbol avanza hacia el recorte televisivo con un límite salarial

Los clubes se autoimponen un ajuste. Ayer aprobaron un reglamento de control económico mientras los operadores negocian con ellos un modelo sostenible.

Luis Nieto
El fútbol avanza hacia el recorte televisivo con un límite salarial Ampliar
El fútbol camina hacia un modelo sostenible económicamente. | J. A. Orihuela

El fútbol inicia un ajuste duro. CSD y LFP presentaron el nuevo reglamento de control económico de los clubes por el que el fútbol se autoimpone límites en los costes de las plantillas y se compromete a someter sus presupuestos a aprobación previa. Mientras, los operadores de televisión dialogan con los clubes para explicarles que el negocio está por debajo de las previsiones y que los compromisos firmados por valor de 755 millones resultarán difícilmente sostenibles. Se precisa un recorte de 175.

Los clubes someterán sus presupuestos de una temporada a la aprobación de la Liga antes del 30 de abril de la campaña anterior. Tendrán un mes más de plazo aquellos cuyo patrimonio neto esté saneado u ofrezcan beneficios superiores al 3% de su cifra de negocios y, además, presenten un pasivo exigible reducido. La Liga fijará máximos de ingresos y gastos no deportivos basados en la información histórica y los contratos ya suscritos y vigilará reducciones superiores al 10% en esos gastos. Además, impondrá a los clubes límites en los costes de las plantillas, que serán más estrictos para aquellos que se encuentren en concurso de acreedores y para los que acumulen pérdidas en las dos temporadas anteriores. No podrán inscribirse nuevos jugadores por encima de esos límites, aunque se abrirán ventanas para incorporar fichajes si el club demuestra incrementos de ingresos por la firma de nuevos contratos o mejoras de los ya suscritos.

Podrán, eso sí, superar ese límite para despedir a un entrenador o mejorar un contrato de un futbolista a cuenta del límite de la temporada siguiente. También en caso de descenso siempre que el coste de los jugadores que inscriba no supere el 25% de los que dé de baja.

Mientras, los operadores televisivos negocian con los clubes cómo sostener el negocio en el peor momento de la crisis. El Instituto Nacional de Estadística dio a conocer ayer que la caída del PIB español en el último trimestre de 2012 fue del 0,7%. El paro afecta ya a casi seis millones de personas (el 26,02% de la población activa, más del 55% entre los jóvenes). Y el consumo se ha visto penalizado por la subida del IVA en septiembre y la supresión de la paga de Navidad a tres millones de funcionarios. Este escenario tan adverso ha provocado una caída, en los dos últimos años, del 7,5% en el número de abonados a las televisiones de pago. El mercado publicitario para el sector audiovisual se ha reducido a la mitad desde 2008.

A causa de la recesión, la desaparición de Madrid y Barcelona del partido en abierto no ha disparado la clientela en las televisiones de pago como se esperaba. Entre La Sexta y las autonómicas pagaban hasta el verano pasado 110 millones anuales por ese encuentro. Ahora, trasladado a lunes o viernes y con equipos de menos fuste, su precio es insignificante. Y el hecho de que Madrid o Barça sólo puedan verse en canales de pago "a precios de hace 20 años", según los operadores, no ha hecho crecer el número de abonados. Al contrario. En Inglaterra, los clubes reciben casi el doble que los españoles por derechos de televisión a causa del alcance internacional de la Premier, pero los clientes de pago son cuatro veces más.

Estadísticas AS.com