Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | El árbitro

Clos Gómez pasó desapercibido

Clos quiso pasar desapercibido y lo logró. Demostró un buen desplazamiento en sus diagonales. Aplicó bien la ventaja. Hizo una gran labor de equipo y sobre todo fue justo.

Ildefonso Urizar Azpitarte

Empezó el partido amonestando una entrada de Piqué a Cristiano en el 1'. El portugués fue listo y dejó el pie, pero la falta existió. En el 4' perdonó la amarilla a Arbeloa por un pisotón por detrás a Alves, y más tarde amonestó en el 15' a Carvalho más por la acción de juego peligroso ante Cesc que por el contacto. Bien pudo el central portugués no terminar el partido porque, en el segundo tiempo, hizo dos jugadas merecedoras de tarjeta. La primera fue en el minuto 56 por un agarrón a Messi pero, sobre todo, la del minuto 79 en la que, desde el suelo, rebañó el balón con la mano.

Siguiendo el orden cronológico, en el 41' amonestó a Callejón no por su falta a Jordi Alba sino por protestar ostensiblemente su decisión. A Arbeloa y a Alves les perdonó durante el partido alguna tarjeta que otra porque los dos siempre jugaron al límite.

En el primer tiempo hubo una reclamación de penalti. Alves cayó de espaldas dentro del área y el balón le dio en el brazo. Evidentemente fue involuntario.

En la segunda parte, el juego fue más fuerte que en la primera, pero también más noble. Sólo con pequeñas entradas que en otras circunstancias hubieran sido objeto de tarjeta. Pero Clos acertó al no enseñarlas, ya que se dio cuenta de que estaba por encima y se merecía el respeto de los jugadores. Sus pequeños errores eran aceptados, como el que cometió su juez de línea de tribuna. En el 49' señaló fuera de juego a Messi, que había arrancado en posición correcta a pase de Cesc. Luego, acertaría en el gol anulado al argentino. En el 81' mostró tarjeta amarilla a Puyol que le había protestado airadamente que el gol de Varane había sido tras un saque de esquina que fue de puerta.

Clos quiso pasar desapercibido y lo logró. Demostró un buen desplazamiento en sus diagonales. Aplicó bien la ventaja. Hizo una gran labor de equipo y sobre todo fue listo y justo en sus decisiones. Puede irse tranquilo el bueno de Clos.

Estadísticas AS.com