Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | SEVILLA 3 - GRANADA 0

El 'nuevo' Sevilla llega lanzado a la semifinal de la Copa del Rey

El equipo hispalense sigue en alza desde que se hizo cargo del equipo Unai Emery y, en esta ocasión, superó con rotundidad por al Granada.

Javier Santos
El 'nuevo' Sevilla llega lanzado a la semifinal de la Copa del Rey Ampliar
El centrocampista chileno del Sevilla CF, Gary Medel, celebra su gol, tercero de su equipo, durante el partido, correspondiente a la vigésimo primera jornada de Liga de Primera División, que disputan Sevilla CF y Granada CF, esta noche, en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, en Sevilla. | PACO PUENTES

El Sevilla ha cogido carrerilla. De la mano de Unai Emery, el cuadro andaluz parece haber despertado de su letargo y esta noche ha goleado al Granada sin miramientos. Los hispalenses fueron superiores de principio a fin en un choque en el que los de Anquela ni pudieron frenar las acometidas del rival ni acertaron a aproximarse con peligro alguno a la portería del debutante Julián: sólo dos tiros a puerta. De la mano de una defensa muy segura, favorecida por una presión asfixiante en el centro del campo, y un ataque muy creativo con Reyes y Rakitic en plan figuras, el Sevilla coge un valioso balón de oxígeno en la Liga (sólo estaba a tres puntos del Granada) y mucha moral de cara al choque de la Copa del jueves en el Calderón.

Al Granada no le dio tiempo ni a sentirse a gusto. En diez minutos, Reyes, Fazio y Navas le recordaron a Roberto que no se iba a aburrir. Con tan sólo una jugada interesante realizada en media hora, obra de Ighalo, el Granada se encontró con el primer golpe directo. Era el tercer córner desde el ala derecha, según el ataque de los de Emery. Los dos anteriores los había sacado Reyes, un zurdo, y en ambos casos remató con peligro Fazio. Así que para despistar, fue Rakitic quien lo lanzó, encontrando la oportuna cabeza de Kondogbia en el primer palo. Novena asistencia del croata en la temporada y primer gol del francés, que definió bien. El gol dejó grogui a los de Anquela y regeneró el empuje sevillista, pues tras sacar de inicio el Granada, Kondogbia enchufó el turbo, robó el balón y se plantó en el área, donde fue derribado por Mainz. Gil Manzano no pitó. Hubiera sido un KO técnico para los rojiblancos, igual que si una chilena imposible de Navas hubiera entrado. El palaciego controló un balón caído desde la estratosfera y sin dejarla caer inventó una tijera que rozó el palo, pero por fuera. Mereció ser gol.

Anquela sabía que tenía que idear otro plan si quería pescar algo en Nervión. Siqueria estaba maniatado por Navas, que le aconsejaba no subir su banda sólo con la mirada, como diciendo "tú déjame espacio, que verás...". Por la otra, a Nyom le pasaba tres cuartos de lo mismo con un enchufadísimo Reyes. Sólo Mikel Rico tenía argumentos por el centro para conectar con Ighalo. Pero ese plan debía salvar demasiados obstáculos. Tardó en reaccionar el técnico jiennense, esperando que Recio y Brahimi entraran más en juego. Pero la presión constante del Sevilla impedía la elaboración en la mayoría de las jugadas. Reyes, Rakitic e incluso un desacertado Negredo. Para ninguno existía el partido del jueves en el Calderón y cumplían las consignas de Emery a rajatabla. Así defiende mejor el Sevilla, que además contaba ayer con la inspiración de Navas y la clarividencia de Rakitic, en un estado de forma genial. Continuó llegando el Sevilla, sobre todo por la derecha. En una de esas, Ortiz, que había sustituido a Siqueira por lesión, sacó el brazo en el área en una internada de Cicinho. Tampoco vio nada punible Gil Manzano. Anquela, al fin, se decidió a cambiar: Aranda por Ighalo y Torje por Nyom. Plan parecido, pero con más recursos. De hecho el conjunto nazarí empezó a llegar más.

Pero el aire ha cambiado en el Sevilla: justo tras los cambios de Anquela, un centro medido de Rakitic desde la izquierda (su décima asistencia) lo cazó Negredo para poner el 2-0. La calidad del vallecano le permite marcar pese a no estar fino en sus acciones. Fue un mazazo para el Granada, que besó la lona definitivamente cuatro minutos después, cuando Medel cazó un balón suelto en el área y fusiló a Roberto sin oposición. Demasiados despistes defensivos en un Granada que además quiso ganar en el Pizjuán con sólo dos tiros a puerta. Hubo equipos que lo consiguieron hace muy poco, pero era otro Sevilla. Emery, en muy poco tiempo, ha conseguido al menos desviar el viento en contra, más allá de ciertos detalles tácticos que están obteniendo recompensa. Y eso ya es mucho. Incluso ahora parece que el Sevilla tiene gol. La prueba de fuego está el jueves ante un Atlético transformado en durísima roca por Simeone. Y en ello pensó al final Emery, que dio algo de descanso a Reyes, Rakitic y Negredo. Aunque ya se sabe, las piernas se cansan menos tras jugar un buen partido y ganar por 3-0.

Estadísticas AS.com