Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | ATHLETIC 3 - ATLÉTICO 0

Simeone piensa en la Copa y el Athletic le pasa por encima

Un Athletic fiero y convencido le pasó por encima. Marcaron San José, Susaeta y De Marcos. Al Atleti le pesaron las rotaciones.

Iñako Díaz-Guerra

Con la semifinal de Copa del jueves en la cabeza, Simeone decidió juguetear con las probetas. Y le estalló el experimentó. Con las ausencias obligadas de Falcao y Gabi, el Cholo dobló la apuesta y dejó en el banquillo a Miranda, el cemento de una defensa en la que Godín brilla más y resuelve menos, y a Koke, el mejor en la victoria de la pasada jornada sobre el Levante. Sus sustitutos, Cata y Emre, no estuvieron a la altura. El equipo entero entendió el mensaje del técnico: lo importante es el Sevilla. Lógico, pero poco ambicioso cuando la afición aún soñaba en la Liga. El Atleti retrasó 20 metros la presión que es su ADN e hizo lo único que no puede permitirse: se relajó. Así, el Athletic, un muy buen Athletic, le pasó por encima.

Nació el partido loco, hermoso, como si ambos equipos supieran que San Mamés se merecía un último gran Athletic-Atleti, que no era una despedida cualquiera. Los de Bielsa ya habían apuntado ante el Betis que el estupendo equipo del año pasado no estaba enterrado tan profundo, que entre tanto terremoto, quedaba esperanza. Poco a poco, De Marcos, Susaeta, Ánder Herrera y Muniain van volviendo en sí y Aduriz, que siempre estuvo, lo agradece. Y lo sufrió el Atleti.

Porque sólo tardó dos minutos el Athletic en plantarse en ventaja ante Courtois, pero De Marcos fue potencia sin control y mandó el balón alto. Por fortuna para los visitantes, sus tres hombres más en forma, Filipe Luis, Diego Costa y Courtois sí estaban sobe el césped. El lateral brasileño, instalado en campo contrario, se dedicó a tirar caños y rozó el gol en el minuto 17. El brasileño protagonizó un tremendo duelo en la distancia con Aduriz, dos delanteros que en verano eran suplentes de estrellas y hoy son dos magníficos titulares. Y Courtois llevó la moda del Thibauting a San Mamés, con varias paradas salvadoras. La primera, a los 20 minutos con un pie milagroso a remate de Susaeta.

Poco a poco el campo se fue inclinando hacia el área del belga, con De Marcos mostrando el don de la ubicuidad, siempre en plano. Sin embargo, Emre pudo redimir su mal partido justo antes del descanso, pero desaprovechó la perfecta dejada de Diego Costa con un remate a bocajarro al cuerpo de Iraizoz. Era difícil darle, pero atinó.

La segunda parte olvidó cualquier atisbo de igualdad y el Athletic pasó por encima de un rival amodorrado. Tras otro milagrito de Courtois ante Susaeta, esta vez con la cara, Godín falló en la marca y San José cabeceó a placer un córner. Tardó 50 minutos, pero al fin el marcador era justo. Y no frenó el Athletic, pese a que la entrada de Adrián dio algo más de picante al Atleti. Pudo empatar Raúl García, pero Iraizoz llegó a la base del palo cuando el empate se mascaba.

Y desde ahí, correcalles, siempre con el Athletic más cerca del gol. Courtois detuvo un remate de De Marcos y el tercero de Susaeta, pero nada pudo hacer ya en el cuarto, mano a mano tras gran pase de Ánder Herrera. Era el minuto 77 y en el 84, De Marcos culminó su enorme partido en una magnífica contra colectiva de los de Bielsa. Se cobraban así una leve venganza del 3-0 madrileño en la final de Bucarest. Mientras, el Atleti volvía a casa magullado. La Copa dirá el jueves si la apuesta del Cholo era o no adecuada.

Estadísticas AS.com