Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Molina

"Para los rivales no es lo mismo enfrentarse a Casillas que a otro"

José Molina (Valencia, 1970) espera otra oportunidad en los banquillos tras dirigir al Villarreal C, B y durante tres meses al primer equipo antes de que Lotina le relevara.

Mónica Marchante

Dijo usted que en el fútbol hay que vender la moto. ¿Sigue pensando lo mismo ahora que es entrenador?

Y en la vida. A veces, a según qué personas no les puedes decir lo que piensas sino venderles la moto.

¿Cambiaría en algo con tal de entrenar?

Estoy muy orgulloso de ser como soy, pero para sacar más rendimiento a algún jugador, a veces no se puede ser tan sincero como te gustaría, o con algún presidente a veces hay que decir lo que quiere oír. Con los jugadores me es fácil tratar, ese es mi hábitat, sé lo que quieren, cómo piensan. De jugador nunca fui demasiado cercano a los directivos.

Fernando Roig ahora devora entrenadores

Es mucho el nerviosismo que hay en ese club ya hace bastante. Cuando pasa eso se transmite. Yo estoy encantado de la experiencia que tuve allí, me demostré a mí mismo que soy capaz de entrenar en Primera, y ahora soy mejor entrenador que antes.

¿La venta de Cazorla fue un punto de inflexión allí?

El presidente quería que el Villarreal se sustentase solo, que gastase sólo lo que generase, y así es difícil estar en Champions.

Pero entre Champions y Segunda hay mucho trecho

Pelear con los grandes sólo con lo que genera el club es muy complicado.

¿Se plantea irse fuera?

Yo quiero entrenar. Como jugador me hubiese encantado ir a la Premier y no pude hacerlo, ahora estaría encantado de ir a cualquier sitio donde hubiese unas condiciones normales y un proyecto serio.

¿Le sorprendió la suplencia de Casillas?

Claro. Iker no estaba tan bien como siempre, pero mal como para sacarlo del equipo no se le veía. Creo que se hace como un toque de atención. Aunque Adán no lo mejore. Tampoco a él se le puede juzgar por dos partidos. Es muy difícil ser suplente de Casillas o de Valdés. Cuando entras porque están limpiando al titularísimo y tienes que demostrar que eres tan bueno como él sientes una gran presión. Si encima eres un chaval joven tienes que ser muy bueno para superar eso.

¿Qué pierde el Madrid sin Iker?

Un referente. Para los rivales psicológicamente no es lo mismo enfrentarse a Iker que a otro portero, ni para los jugadores del Madrid tener a Iker que no tenerlo.

Dijo Mou que se había faltado al respeto a Adán. Ahora ficha a Diego López.

El Madrid no puede afrontar lo que le viene sólo con Adán. Diego López es muy buen portero, ha jugado Champions y conoce el club, es buen fichaje. Ahora Mou decidirá y demostrará su confianza o no en Adán.

En el Atleti le ficharon a Toni. ¿Es partidario de tener dos porteros de alto nivel?

La clave es el respeto entre ellos. Y eso es lo dificil de encontrar. Toni y yo nos respetamos. Es bueno tener a los mejores también en la portería.

Pero algún problema habrá tenido alguna vez

Yo he tenido mucha suerte con los porteros. Ninguno es íntimo amigo mío pero con Ricardo si le veo nos damos un abrazo y con Jaro o con Songo'o. Que tú ganes una Liga y al volver te hayan fichado a otro, que fue lo que le pasó a Songo'o conmigo, y que aceptes la situación con absoluto respeto Eso tuvo mérito.

Usted venía de bajar a Segunda y sin embargo ahí estaba en la foto de la entrega de la Copa de campeones

Y si se fija en la foto de ese día a mí se me ve como apartándome porque ese título no era mío. Pensaba: ¿qué pinto yo aquí? Si el que tiene que estar es Songo'o

¿Entiende que Valdés se quiera ir para vivir otra experiencia fuera?

Perfectamente. Él entiende que se ha acabado un ciclo, que lo ha ganado todo y ha sido muy feliz pero que quiere vivir otra cosa. Tiene todo mi reconocimiento, para mí es uno de los mejores del mundo.

¿A quién ve cuando no esté?

No sé, imagino que como son un equipo tan de cantera subirán a uno del filial, ¿no? ¡Es lo que ellos venden, que son un equipo de cantera y que confían mucho en ella! Tienen muy buenos porteros, como Oier y Masip.

Y a Courtois ¿cómo le ve?

Me llama la atención la capacidad que tiene para defender la portería de un grande siendo tan joven y hacerlo tan bien. Con buenas condiciones hay muchos, ágiles, rápidos, con buena colocación, pero que además de tener todo eso sean capaces de ponerse en la portería del Calderón todos los domingos y no cagarla, pues hay menos. Y con veinte años hay menos todavía. Eso marca la diferencia, la capacidad mental que tengas, que ante un error no te vengas abajo.

Ante el Madrid Courtois no ha tenido demasiada suerte. ¿Le afectarían los rumores?

Es verdad que no ha hecho sus mejores actuaciones, supongo que por la ansiedad que hay por ganar al Madrid. Aún me llaman a mí los periodistas cada vez que juegan porque estaba yo en la portería la última vez que ganamos allí. (risas).

Para sorpresas la de Ricardo

Me alegro mucho por él. Conoce muy bien el club y me parece una buena solución.

¿Desde el doblete no veía a un Atleti así?

Ha hecho una primera vuelta espectacular, tiene un gran equipo y un buen entrenador. Les deseo lo mejor y creo que están capacitados para mantener el nivel. Falcao está por encima, pero la fortaleza es el bloque. Cuando entra Diego Costa lo hace muy bien. Los que entran responden y hacen que el equipo no se resienta.

¿Cuál es la gran virtud de Simeone como entrenador?

No lo sé, no la conozco.

¿Me lo dice en serio?

No veo los entrenamientos, se le valora porque gana, pero no puedo valorar el trabajo que hace porque no lo sé.

¿Pero no se juega como se entrena?

Generalmente sí, y ellos juegan con mucha intensidad, con lo que ésa parece su gran virtud, supongo que entrenarán así. Está consiguiendo que los jugadores jueguen cada balón como si fuera el que decide el partido.

¿En el campo le veía vocación de entrenador?

Siempre fue activo, le gustaba mucho debatir, corregir... Tengo una anécdota con él en Sarriá. No estábamos jugando bien, se me acercó y me dijo: ¡Moli, la culpa es tuya que estás sacando mal el balón desde atrás! Y yo le respondí: ¡cállate hombre, la culpa la tenéis vosotros que no estáis jugando bien, yo soy un porterito que está aquí para pararla nada más!

Un Athletic-Atlético en San Mamés, con Simeone, tendrá recuerdos mejores que aquel

Ni sé cómo pasó. Recuerdo la imagen de la televisión. Y todo el revuelo que se montó. Como a la mayoría de futbolistas, siempre me gustó jugar en San Mamés. Es muy bonito, con un gran ambiente, suelen ser partidos intensos. Siempre podré decirle a mi hijo que jugué en San Mamés y para mí eso es un orgullo haber jugado allí. El aroma de los campos así es inigualable. Me hubiese encantado jugar en Atocha y no lo pude hacer. Tengo un gran sentimiento por esos campos míticos del norte.

Como Riazor también

Sobre todo ya sin la pista de atletismo, muy acogedor y con gran ambiente. Me entristece ver lo que están pasando. Me trataron muy bien allí.

En el Depor pasó una crisis que le llevó a plantearse dejarlo

Llevábamos mucho tiempo con Irureta, empezó la decadencia y el ambiente del vestuario no me gustaba. Estaba quemado. Luego llegó Caparrós y con él recuperé un poco la ilusión. Mi último año en el Depor y el primero en el Atleti han sido los dos únicos de mi carrera en los que jugué todos los partidos. Volví a disfrutar pero seguía viendo cosas que no me gustaban y con 36 años no tenía ganas de estar peleado con mis compañeros y me fui renunciando a renovar.

¿Qué le cambió el cáncer?

La percepción de la vida. Ahora mi objetivo es disfrutarla y conseguir que los que están a mi lado también lo hagan. Antes me enfadaba por tonterías, me comía la cabeza por cosas que no eran importantes.

Cuando ve esa enfermedad en alguien del fútbol, como ahora, ¿aún se le remueve algo?

No. Cuando me pasó muchos me recomendaban que leyese el libro de Armstrong porque él había superado un cáncer de testículo, como lo que tenía yo. Nunca pensé que leerlo me pudiese ayudar. No me va a salvar eso, pensaba yo. Me salvarán mis médicos y mi organismo. Tenía un niño de dos años y muchas ganas de vivir. Si el tratamiento funcionaba, bien. Pero por mucho libro de Armstrong que leyese y no lo digo por lo que se ha sabido ahora, no tiene nada que ver. A mí me ayudó mi familia. Es verdad que hay gente a la que le ayuda hablar con otros que han pasado por eso. Yo el consejo que doy a quienes les rodean es que traten al enfermo con total normalidad, fue lo que más me sirvió a mí. Había quien te quería dar ánimos y tú percibías el miedo, les veías la cara y pensabas que ya te veían con un pie en la caja ¡Eso no te ayuda!

Volviendo a San Mamés, allí jugó su último partido, ¿Qué me puede contar de aquel Athletic-Levante? Tebas dice que se compran partidos en España

No le puedo contar nada. Todos los partidos que he jugado en mi vida los jugué para ganar. Lo que hayan hecho mis compañeros sólo lo saben ellos. No puedo juzgar a nadie porque no tengo ninguna certeza de nada. Yo hice mi trabajo lo mejor posible, mi conciencia está totalmente tranquila.

Estadísticas AS.com