Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Zaragoza - Espanyol

La lucha por sobrevivir

El estadio aragonés observa el regreso de Aguirre, del que Jiménez heredó el banquillo. Y del amenazante Sergio García en el ataque. Todo con inevitable aprensión.

Mario Ornat

Desde que comenzó 2013, el Real Zaragoza ha lamentado ya tres derrotas en la LIga y la sonora eliminación de Copa, ruidosa por el 4-0 en el Pizjuán y por la mermada alineación de Manolo Jiménez. Todo eso pierde importancia ya, porque al conjunto aragonés lo que le importa es la Liga. Como al Espanyol, claro. Recién salido de los puestos de descenso gracias a una notoria serie de resultados con Javier Aguirre (tres empates, tres victorias y una única derrota con el Barcelona), el conjunto perico llega sin Verdú, su generador de juego y goles (6) a una Romareda por donde corren ya los fantasmas que parecían conjurados.

El estadio aragonés observa el regreso de Aguirre, del que Jiménez heredó el banquillo. Y del amenazante Sergio García en el ataque. Todo con inevitable aprensión, porque sus seis derrotas en casa lo obligan a levantar ya el vuelo. Deberá hacerlo sin Apoño, también el hombre que arma fútbol, o Loovens. Pero, eso sí, con Movilla, Montañés y Hélder Postiga descansados tras su reposo en la Copa. El portugués resume la caída del Zaragoza: nueve goles antes de Navidad, ninguno desde el reinicio del campeonato. Jiménez jugará con Sapunaru de central otra vez, junto a Álvaro.

Debut. El Espanyol viene de subida, pero sabe que la supervivencia es una carrera de fondo. Nadie se engaña. Mientras los locales llaman al sostén de su público, Aguirre intentará hurgar en la herida. El gran reto es la sustitución colectiva de Verdú, que puede llevar a un cambio de sistema. El Vasco podrá alinear por fin a Petrov, con Simao en la otra banda: profundidad por fuera, peligro a balón parado.

Estadísticas AS.com