Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

El Barça no jugaba a las 12 de la mañana desde hacía 27 años

La última vez que lo hizo fue el 7 de abril de 1985 en Sevilla. Aquel partido se adelantó a las 12 por los festejos propios del Domingo de Resurrección.

Ricky Romero

El Barça no jugaba a las 12 de la mañana desde hacía 27 años Ampliar
Barcelona. | MIGUEL RUIZ/FCBARCELONA

Finalmente ocurrió: el Barcelona jugará a las 12:00. Será el 10 de febrero ante el Getafe en el Camp Nou. Hacía la friolera de 27 años y 10 meses que al conjunto azulgrana no le tocaba disputar un partido de Liga al mediodía.

La última vez que lo hizo fue el 7 de abril de 1985 en Sevilla. Aquel partido se adelantó a las 12 por los festejos propios del Domingo de Resurrección. Además, no se quiso que el encuentro coincidiera con la gran corrida de toros que albergaría por la tarde La Maestranza de Sevilla con los diestros Curro Romero, Rafael de Paula y Lucio Sandín. Al conjunto azulgrana también le tocó jugar a las 12 el 6 de enero de 1980: en aquella ocasión visitó al Rayo en Vallecas en un encuentro que terminó con empate a cero goles.

Asistencia. Ante el Getafe, el Camp Nou estrenará horario matinal. Se espera una buena entrada pues, curiosamente, ese fin de semana no hay partidos de las categorías del fútbol base catalán. Rosell ya anunció en octubre que esta temporada el Barça jugaría al mediodía, a pesar de ser una franja horaria no muy del agrado de la actual directiva que él preside. En su día ya declaró que "no nos gusta jugar al mediodía porque en el Camp Nou se juega de tarde o de noche. Pero cumpliremos". Cumplirán el día 10.

Jugadores del Barça fueron a la reventa por Curro y De Paula

Aquel partido entre Sevilla y Barcelona se adelantó, además de por la Semana Santa, por la gran corrida de La Maestranza que tenía lugar esa misma tarde. Según las crónicas de aquel día, hubo varios futbolistas del Barcelona que, seducidos por el gran cartel Romero-De Paula-Sandín, acudieron a la reventa en busca de (carísimas) entradas. La vuelta de la expedición azulgrana hacia la Ciudad Condal se retrasó hasta bien entrada la noche. La corrida congregó a 13.000 personas que no quisieron perderse la reaparición de De Paula. El torero calé volvía a las arenas tras pasar por la cárcel debido una turbia historia policial y de celos. Al final, la corrida terminó defraudando al respetable. Únicamente De Paula terminó dando una vuelta al ruedo tras matar al quinto de la tarde: Cristalino, negro azabache de 570 kilos.

Estadísticas AS.com