Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | El Carrusel

El violín de Mesut Özil sonó en mitad de una gran tormenta

El Madrid avasalló al Valencia con un fútbol que recordó al de la temporada pasada. El triunfo adquiere más trascendencia por el tropiezo el sábado del Barça ante la Real.

Aritz Gabilondo

Valerón: víctima de un cambio de aires

Los cambios de entrenador sirven para borrar ideas y propuestas anteriores. El de Domingos por Oltra en el Depor es muy palpable. El equipo juega a otra cosa. Antes quería proponer y ahora contener. Aún es pronto para hacer un análisis sobre qué tono le conviene, si este o aquel, pero por el camino ya ha caído Valerón, suplente de lujo. El canario siempre fue elegante y mágico pero también blando y poco intenso. A sus 37 años se encuentra ante una situación cuyo físico no le permite afrontar. No es el primer jugador genial que pasa por esto. No. Eso sí, pocos habrá con la profesionalidad del flaco para naturalizar la situación. Ni el banquillo le enfada.

El preparador físico y su papel en el fútbol

Cada vez hay más especializaciones dentro del fútbol. Una que lleva tiempo en auge y que los entrenadores más reconocen es la del preparador físico. Son integrantes del cuerpo técnico, tan importantes como el resto, e incluso entre ellos celebran reuniones en las que intercambiar impresiones. Un buen calentamiento es el punto de partida de todo su trabajo. Y un buen calentamiento es lo que debió fallar ayer en Valladolid. O algo similar. El frío y la lluvia invitaban a que el músculo se agarrotase, se sintiera perezoso. Tal cual. A la media hora ya se habían lesionado Ebert, Apoño y Loovens, dejando un reguero de cambios muy poco común. Pucela y un mal calentamiento. Mezcla letal.

El amor de hermanos mellizos guió a los Manquillo

El Atlético y el Calderón recibieron entre confeti y purpurina a Manquillo, unlateral derecho que lleva años destacando en el fútbol base. Hay proyecto de jugador de élite con el canterano. Y también hay una historia curiosa por detrás, la del amor de un mellizo hacia el otro. Javi, que así se llama el chico, tiene un hermano de este tipo, Víctor, y ambos fueron captados por el Real Madrid cuando jugaban en el Boadilla. Sin embargo, el club blanco decidió prescindir de Víctor en 2007 y Javi, en solidaridad, movido quizá por el amor entre hermanos, se marchó con él. En sólo 48 horas ficharon por el Atlético y la progresión del lateral le ha llevado al primer equipo colchonero. ¿Y su mellizo? Víctor acabó en el Rayo, aunque para entonces la lealtad de su hermano ya estaba fuera de cualquier duda.

La tamborrada ya se oye en Uruguay

San Sebastián es la joya de los donostiarras. No hay uno que evite presumir de su ciudad cada vez que puede. Tampoco los que vienen de paso o los que llegan para quedarse. En plena festividad local, la Tamborrada, fue un uruguayo el que hizo retumbar los tambores y barriles con los que se ameniza la fiesta. Los dos goles del Chory Castro supusieron una gesta única hasta el momento, la derrota del todopoderoso y exquisito Barça de Tito Vilanova. También evidenciaron que esta Real tiene mimbres para ser un equipo de más altos vuelos que los de hasta ahora. La joven generación salida de Zubieta e integrada por Íñigo Martínez, Illarramendi, Rubén Pardo o Griezmann se está fusionando bien con extranjeros de calidad como Bravo o Vela. Faltaba por incluirse en esa lista al Chory, aterrizado en Anoeta esta temporada. Ante el Barça por fin demostró que también se siente uno más de la familia. Otro donostiarra feliz en la Tamborrada. Otro donostiarra de adopción. Y son unos cuantos.

Iturra: el paro también afecta a los futbolistas

En el fútbol también hay parados. No tener trabajo es tan inquietante para un futbolista como para cualquier otra persona. Le pasó a Iturra. El chileno del Málaga aguardaba una llamada de algún club el pasado verano. Después de salir del Murcia prefirió rechazar una exótica oferta de Azerbayán y entrenarse en solitario. Lo hizo en un club amateur llamado Temucanos, en Santiago. Al mediocentro la estrategia le salió bien. Su compatriota Pellegrini se acordó de él y en sólo seis meses ha pasado de aquello a ser titular en Liga y Champions. Un cambio que le alegró la cara a él y a su familia. El mismo cambio que esperan tantos y tantos parados de nuestro país, sea cual sea el gremio.

Carrera deportiva y también académica

Cada vez hay más promesas que mantienen su carrera universitaria al mismo tiempo que la deportiva. Llegar tan rápido a la élite no tiene por qué ser motivo de renuncia sobre los estudios. El asesoramiento cada vez es mejor en este sentido. Sirva como ejemplo Pablo Sarabia. El fenomenal zurdo del Getafe es estudiante de INEF y durante su época en la cantera del Madrid tuvo que cambiar sus horarios de clase para poder compaginar las dos cosas, estudios y deporte. El premio a esta dedicación le llegará seguro, como también le ha llegado en el Getafe. Luis García ha vuelto a contar con él y ante el Sevilla por fin fue titular. Buen estudiante, mejor futbolista.

El gol no terminó con la dedicación de Nsue

El gol es algo innato, se suele decir. Cierto. Pero también desaparece. Que se lo digan al mallorquinista Emilio Nsue. Su pubertad estuvo rodeada de goles y más goles. Con los cadetes y juveniles del Mallorca hizo tantos que despertó el interés de clubes ingleses como el Arsenal. A la Selección también llegó siendo un importante ariete. La Sub-16. La Sub-17. La Sub-19. Hasta la Sub-20 en el Mundial. Para entonces ya se veía que la portería cada vez se le hacía más pequeña y los entrenadores le han ido reubicando. Pasó a ser extremo derecho y Caparrós ha dado el paso definitivo de situarlo de lateral. El gol abandonó a un delantero; el fútbol ganó a un lateral.

El personaje: Özil

Özil sacó el violín y lo hizo sonar en Valencia con la misma dulzura de siempre. Su forma de manejar la pelota es elegante como pocas. El Madrid se aprovechó de ello para asolar Mestalla en otra noche plácida en territorio hostil. Por su estilo de juego, puede dar la sensación de que Özil no encaja del todo en el ritmo arrollador de los blancos. Nada más alejado de la realidad. Es él quien se encarga de manejar los tiempos, de lanzar los contragolpes, de acompañar a los velocistas. Su lección de pases y controles confirma lo que era un hecho: para que el Madrid juegue bien, Özil debe jugar bien. Y una incidencia así sólo la tienen los fueras de serie como él. Violonista Mesut. Genio.

Estadísticas AS.com