Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | David Albelda

"El Ushiro Nage fue vergonzoso, peor que lo del martes"

David Albelda (La Pobla Llarga, Valencia, 1977) ha recuperado presencia en el Valencia con Valverde. Eso no influirá en la decisión sobre su futuro, que ya ha tomado.

Mónica Marchante

¿Cómo se logra jugar en un equipo de alto nivel a los 35 años?

El secreto es cuidarse mucho, tener una buena condición física de base y esforzarse.

¿Qué entiende por cuidarse exactamente?

Saber cuál es tu profesión. Siempre hay tiempo para salir. Cuando era joven no le daba tanta importancia a la alimentación y al descanso. Oía hablar a Cañizares y me reía, pero con el paso del tiempo le di la razón. Hay que aplicar el sentido común. Tengo dos o tres cosas que me han ido bien, que es tomar pocos lácteos, más pescado que carne, pocos azúcares y no tomar salsas. Y la pasta con aceite y atún, nada más.

¿Se hará entrenador?

No tengo claro qué seré el día de mañana. No me entusiasma lo de entrenar. La presión que sufren en España es desmesurada. Aquí la gente se cansa de todo, de entrenadores, de presidentes como está pasando aquí y en otros lados; fíjate Patxi Izco, que hizo un gran esfuerzo en Osasuna y al final parecía que estaba todo mal. Aquí lo comparas con Inglaterra y habría que analizar lo que hacemos.

¿No será que la situación general del país hace que se dispare contra todo?

Puede ser. En todos los órdenes se crean dos corrientes y o eres de una o de otra. No hay término medio. Aquí unos son de un futbolista y otros de otro, pero no admiten que el bueno puede no estar tan bien un día determinado o viceversa.

Es usted bandera del antimadridismo en Valencia desde hace años

Me siento afortunado. No por eso, sino porque se me puso en un momento en el que mirábamos al Real Madrid y al Barcelona de tú a tú y conseguimos títulos. Cuando un equipo crece y se pone a tu nivel tu rival pasa de mirarte de reojo a hacerlo de otra manera.

¿Volverán esos tiempos?

Lo veo lejos. Por el nivel deportivo que tienen ellos y por el desequilibrio económico. Si siendo terceros tres años seguidos tuvimos que vender a nuestros mejores jugadores, imagínese

¿Se imagina de directivo algún día?

Todo lo que sea trabajar por el bien el Valencia me encantaría, pero este club tiene un panorama social sujeto a una gran presión. Hay muchas cosas que se deberían cambiar.

¿Lo pasó tan mal en la época de Soler?

Sí, estuve a punto de dejarlo. Fue doloroso, me quedé fuera de la Selección, el Valencia estuvo a punto de bajar con jugadores como Villa, Silva o Mata. Se hizo todo muy mal, se engañó a la gente. Tenían comprados a muchos medios de comunicación de aquí. Hablaban del club más rico del mundo y fíjese cómo estamos ahora.

¿Lo del estadio nuevo tal como se planteó fue una frivolidad?

Había que haber tenido primero las parcelas vendidas. Todo fue enredo, mentiras. Al final estalló y salió la realidad, que era todo lo contrario de lo que se estaba vendiendo.

¿Y desde dentro nadie de ustedes levantó la mano?

Lo fácil era cerrar los ojos, yo cuando estalló todo no lo hice, y el tiempo dice que aquí estoy cinco años después, jugando.

El modelo Valverde se asocia mucho al de Guardiola, ¿Cómo encaja un tipo como usted ahí?

Muy bien. Ellos también necesitan defensas o centrocampistas de corte defensivo. La Selección juega con Busquets y Alonso, que además de ayudar en la salida más bien hacen labor de contención para que los de delante jueguen libremente. A Valverde le gusta la posesión pero necesita también defensas y centrocampistas. A Olympiacos se llevó a Moisés, por ejemplo.

¿Recuerda el debate que generó su presencia en la Selección en su momento?

Esa posición siempre ha estado discutida. Un caso sangrante fue el de Makelele. Cuando se fue, el Real Madrid se pasó años y años buscando algo que ya tenía. Trajeron a Gravesen y a unos cuantos más cuando tenían al mejor. Aquí hace muchos años jugaba un tal Castellanos ahí y también era muy criticado. Parece que esa pieza no encaje en el jogo bonito y no es así. Del Bosque lo ha sabido hacer, aunque con los mejores.

Hablando de discusiones, escribió en twitter que Di María había sido el mejor del Real Madrid esta semana

Decir que los árbitros se equivocan de forma voluntaria es una acusación muy fuerte. La desgracia fue que después de eso Muñiz tuvo unos errores que perjudicaron al Valencia. A pesar de ello yo no creo que los árbitros se equivoquen intencionadamente, no pienso como Di María. El martes se favoreció al Real Madrid y contra el Granada la expulsión de Rico nos benefició, o el penalti que no fue aquí contra el Espanyol, igual. Los errores les vienen por la presión que sufren. El Madrid es un grande y tiene mucho poder. Igual que los campos grandes les pueden a muchos jugadores, a los árbitros también.

¿Quién crispa más el ambiente?

Madrid y Barça son los que menos debían hablar. El Barcelona se dedica más a jugar al fútbol y pasa de árbitros. El Madrid lleva otro camino. Y yo veo aquí que la gente ahora tiene más simpatía por el Barça.

¿Habrá algún año que no salgan ustedes del Bernabéu quejándose del arbitraje?

Alguno habrá habido pero no estamos teniendo suerte, aunque lo de otros años me pareció más grave que lo del otro día. Si nosotros el martes hubiéramos acertado las que tuvimos, pese a los errores arbitrales, se hubiera hablado menos. El problema es que viene de atrás.

Cuando se falla lo que se falló, ¿no suena a excusa la queja arbitral?

Hay que diferenciar. Tuvimos nuestros errores y Muñiz tuvo los suyos, aunque insisto en que no creo que fueran voluntarios. Yo la mano de Higuaín no la vi estando en el estadio. Me pongo en la piel del árbitro y puede ser que no la viera. Pero lo de los fueras de juego ¡Fueron cuatro! No uno ni dos, entonces es normal que estemos molestos. ¿Si hubieran sido en contra el linier hubiera pitado igual? Creo que el nombre de Real Madrid o Barcelona impone mucho y los árbitros lo sienten así.

¿Recuerda la jugada entre Marchena y Raúl?

¡El Ushiro Nage! Aquí nos descojonábamos cuando hablaban de esa jugada así, decíamos ¡esto no puede ser! ¡Si no cuesta nada decir que se ha equivocado el árbitro! No hace falta que se justifique todo Pitar eso fue una vergüenza, eso es mucho peor que lo del martes. Era Tristante Oliva, que se acabó retirando ese año y dicen que a causa de la presión que le generó ese penalti.

Otro sonado fue el fuera de juego de Ilie

Sí, íbamos 0-0 y acabamos perdiendo 1-0. No era fuera de juego. Fue una jugada decisiva, que además acabó en gol, no como las de este año que no habían entrado. También recuerdo la expulsión de Aimar con 1-1 y el partido acabó 4-1. Quedarte con diez en el Bernabéu es ir al paredón. Tengo buena memoria para recordar jugadas, me acuerdo de mi expulsión de hace dos años, también con 0-0, que acabamos perdiendo 2-0.

¿Sale usted pensando que le van a perjudicar los árbitros?

No, nunca, pese a la lista de errores.

El madridismo también reclama errores en contra frente al Valencia, como en la Supercopa

Sí, como Tomás Roncero, que defiende lo indefendible Aquel día expulsaron a Van Nistelrooy al final, pero no me acuerdo bien. Antes a Van der Vaart, que creo era roja. Llega un día que pillas a un árbitro valiente, que no se arruga y

¿Lo dice por Iturralde, que pitó ese día?

Por ejemplo, era uno de ellos. Pero ese día estuvieron bien y nos ganaron, no influyó el arbitraje.

Los siguientes son Teixeira y Pérez Lasa

Aquí se está tirando de hemeroteca para recordar que Pérez Lasa me expulsó por una mano que no era con 0-0, pero creo que no hay que pensar en el árbitro sino en hacer el mejor fútbol posible.

Por cierto, ¿juega la vuelta de Copa?

Veremos, porque ahora hemos perdido a Parejo. Pero si tengo una mínima molestia no estaré.

¿Lo ve remontable?

Todo es remontable, pero ellos son favoritos. Nosotros tenemos que darle mucha importancia al partido de Liga que venimos con buena dinámica.

¿Usted cree que tras lo del martes debe salir el presidente y 'rajar'?

Creo que no tiene por qué esconderse, pero que hay maneras y maneras de rajar. Hay que medir mucho las palabras porque debemos tener mucho cuidado con caldear el ambiente.

¿En qué momento tomará la gran decisión de continuar o dejarlo?

La decisión la tengo tomada. La sabe muy poca gente pero la tengo ya. Más o menos tengo claro cómo quiero que vaya mi camino.

¿Y su cambio de rol con Valverde no puede cambiarla?

No. Van pasando los años y hay que saber irse en el momento adecuado. Esta es mi regla número uno. Ya no influye si juegas más o menos. Tengo una idea desde que empezó la temporada.

Eso suena a que se retira ¿lo ha hablado ya con el club?

Para seguir primero te lo tienen que ofrecer y no hemos hablado nada. El club lleva ya varios años fichando gente para mi posición. Lo mío ahora es secundario. Tampoco me quiero precipitar. Siempre hay una rendija que dejas abierta.

Estadísticas AS.com