Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

Victor Valdés dinamita el oasis y anuncia que no piensa renovar

Víctor Valdés se irá del Barcelona el 30 de junio de 2014 o antes, dependiendo de si el club quiere sacar algo por él según han comunicado los agentes del portero.

Ricky Romero

El oasis del Barça se vio ayer perturbado por una noticia que conmocionó al barcelonismo. Víctor Valdés no quiere seguir en el club y, por ello, no renovará su contrato que expira en 2014.

Todo empezó a primera hora de la tarde, cuando se supo que los agentes y el padre de Valdés estaban en el Camp Nou para hablar del futuro del meta con el director deportivo, Andoni Zubizarreta, y Raül Sanllehí, miembro de la dirección deportiva del club. De dicha reunión no trascendió absolutamente nada... hasta las 21:01. En ese momento, la Agencia EFE emitió un comunicado en el que los representantes del portero daban por cerradas las negociaciones.

"Los agentes de Víctor Valdés han comunicado al FC Barcelona en la reunión mantenida esta tarde la decisión irrevocable por parte del jugador de no renovar su contrato, evitando así entrar a valorar temas económicos". De esta manera se rompía la baraja de la partida desde el bando del portero en la primera mano que se repartía.

La reacción del Barcelona fue la de incredulidad y decepción. Desde todos los estamentos del club, presidente, dirección deportiva y entrenador, se daba por hecha la continuidad del portero más allá del 30 de junio de 2014.

La incredulidad responde al hecho de que desde la parte del jugador no se haya querido ni siquiera negociar una mejora de contrato. De hecho, fuentes cercanas a la negociación explicaron que los representantes de Víctor ni tan sólo quisieron escuchar lo que el Barça tenía preparado para ellos.

La decepción viene motivada por las formas utilizadas por Ginés Carvajal, agente del portero, y el padre del futbolista, que unilateralmente comunicaron públicamente el final de las conversaciones. Si con esta estrategia pretendían forzar un nuevo escenario, han pinchado en hueso. Desde el Barça consideran que ante una declaración tan definitiva, ya no queda nada que negociar. Por lo tanto, se abren dos opciones. O Valdés se marcha al final de su contrato estando un año y medio en el ojo del huracán (nunca ha sido tolerante a las críticas) o bien, si el Barça quiere sacar algo por él, no le queda más remedio que traspasarle el próximo verano. Explotó el oasis.

Un golpe bajo a la credibilidad del presidente Rosell

El pasado lunes, Sandro Rosell, presidente del Barcelona, acudió a los estudios de RAC1 y concedió una extensa entrevista. El máximo dirigente del club habló de todos los temas de la actualidad, entre ellos de la renovación de Víctor Valdés. Pese a que dijo que "no hay nadie imprescindible", Rosell afirmó que "se quedará en casa. No estamos buscando ninguna alternativa para suplirle. Espero que cuando Zubizarreta se reúna con ellos lleguen a un acuerdo".

De Gea, Guaita y Ter Stegen, en las quinielas

Con el sorprendente anuncio de Valdés comenzaron a especularse con posibles candidatos para relevar al portero catalán. Guaita (Valencia) y De Gea (Manchester United) hace tiempo que se relacionan con el equipo azulgrana. Jóvenes y con mucha proyección podrían encajar en los planes del club para el futuro. También se contempla a Ter Stegen (Borussia Mönchengladbach) uno de los metas con más proyección de la Bundesliga y del que hay buenos informes.

Estadísticas AS.com