Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | El fichaje más esperado

Sorpresa: Pep Guardiola no se va a la Premier sino al Bayern

El Bayern anunció ayer por la tarde en su página web el acuerdo hasta 2016. La discreción fue básica para que las largas conversaciones culminasen antes de las Navidades.

Moisés Llorens

Pep Guardiola dirigirá al Bayern de Múnich hasta el 30 de junio de 2016. Ayer, a las 17:00, se hizo oficial en un comunicado colgado en la página web de la entidad bávara. El entrenador, que sigue en Nueva York disfrutando de su año sabático, podría viajar en las próximas fechas a Alemania.

Guardiola fue anunciado como entrenador del Bayern casualmente el día que la Federación Inglesa, en conmemoración por el 150 aniversario, emitió un vídeo en el que aparecía el entrenador asegurando que "algún día entrenaré en Inglaterra". Deberán esperar. A Pep trataron de convencerle con los petrodólares de Abramovich y su Chelsea, se le vinculó al proyecto de Soriano y Begiristain en el City y hubo quien quiso jubilar a Ferguson antes de tiempo para sentarlo en el banquillo local de Old Trafford. Nada de nada. Guardiola, tras comprobar cómo estaban las cosas y el proyecto del Bayern, aprovechó las vacaciones de Navidad que pasó con los suyos en Santpedor (Barcelona) para comunicar a su entorno que descartaba ir a la Premier y que su futuro estaba ligado al Bayern.

"Estamos muy contentos del éxito conseguido al contratar a un técnico que era pretendido por muchos de los grandes clubes. Guardiola es uno de los mejores entrenadores del mundo y estamos seguros de que no sólo el Bayern, sino todo el fútbol alemán, saldrá beneficiado con su presencia", aseguró en un comunicado Karl Heinz Rummenigge, una de las voces históricas del club germano y uno de los grandes responsables de que Pep aceptase el reto.

Tres años. Ni Laporta ni Rosell pudieron lograr lo que ayer anunció el Bayern: que Guardiola firmase por tres temporadas. A lo sumo, el ex presidente le rubricó un documento por dos temporadas, pero fue a petición del propio Pep que se estrenaba en la elite (después prolongó dos veces año a año). La terna de ex futbolistas del equipo de Múnich que ahora gestionan el club -Rummenigge (director general), Sammer (director deportivo) y Hoenes (presidente)- pudieron cerrar el trato días antes de Navidad ("cerca del día 20 de diciembre"), según reconoció a EFE el representante del técnico, Josep María Orobitg.

"El Bayern no era el club que más dinero ofrecía, pero sí garantizaba una estabilidad y estructura importante", prosiguió el representante. Se rumoreó que Raúl podría entrar en su futuro staff técnico, algo que no tardó en desmentirse, aunque sí es cierto que el ex capitán del Madrid e íntimo amigo de Guardiola fue uno de los confidentes y la persona que le habló maravillas del Bayern. Junto con el equipo de Múnich, llamaron a su puerta entidades como la Roma o el Milán (además de varios ingleses), pero para Pep la decisión ya estaba tomada. Ya tiene colegio para sus hijos, que proseguirán los estudios en el Liceo francés de Múnich, la misma institución en la que aprenden ahora en Nueva York.

Estadísticas AS.com