Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | ATHLETIC 1 - RAYO 2

Al Rayo le sale todo en Bilbao

El conjunto de Jémez completa la mejor primera vuelta de su historia y duerme quinto con 31 puntos empatado con Betis y Málaga.

Nika Cuenca
Al Rayo le sale todo en Bilbao Ampliar
Los jugadores de Rayo Vallecano felicitan al guineano Lass (2-i) tras marcar el primer gol ante el Athletic de Bilbao, durante el partido de Liga el Rayo Vallecano disputado esta noche en el estadio de San Mamés, en Bilbao. | Luis Tejido

El mejor Rayo de la historia en la primera vuelta está tocado con una varita mágica. Su cuarta victoria seguida llegó con fortuna, entre los errores del Athletic en ambas áreas, el de un juez de línea que se inventó un penalti y la permisividad arbitral en los continuos agarrones. Los de Bielsa se han metido en un lío, del que no les pudo sacar Llorente fallando el cantado 2-2.

El Rayo sacó su lado oscuro en San Mamés. A su brillante propuesta con la pelota unió una descarada orden de chocar con y sin balón contra Aduriz, probablemente con la idea de desquiciarle. Lo de Amat fue tan fuerte que puso de los nervios al respetable. Que la misión era colectiva se vio en el agarrón final antes del descanso de Piti a Iraola, que bajo clamor popular se fue sin tarjeta. A Paco, central rudo en el pasado, se le puso la cara colorada y quitó al ex perico.

El partido se abrió en la segunda mitad. El Rayo esperaba un error y encontró dos de golpe en el inicio de la segunda parte. El primero, de Iraizoz, lo aprovechó Lass para hacer el 0-1. El meta templó un balón a la medular rayista para que sacasen el contragolpe a placer. El segundo, lo reparó Gorka. Fue en una pérdida de Ekiza ante Leo.

El Athletic se colapsó. Bielsa también, que gastó un cambio señalando a Amorebieta para meter a Gurpegui. De seguido, incluyó a Llorente, que mandó un cabezazo al larguero poco después de rozar el 1-1 Aduriz. Por si le faltaban desgracias, el colegiado señaló un penalti que era falta fuera del área de Gurpegui a Domínguez. Piti no perdonó. La culpa fue del juez de línea, muy injusto con los locales toda la noche, quizás influido por las protestas de Aduriz. El árbitro había señalado falta fuera.

Luego llegaron el gol de San José y la cascada de ocasiones de los locales, que merecieron como mínimo empatar. La que falló Llorente fue increíble.

Estadísticas AS.com