Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | RUSIA

Karpin "Yo las tuve con varios técnicos y a mí nadie me sentó"

"Hay que saber bien lo que ha pasado y por qué. Ningún técnico hace las cosas para perjudicarse a sí mismo o a su equipo. Algo tiene que haber pasado", dijo de Casillas.

Marco Ruiz

Madrid

Karpin "Yo las tuve con varios técnicos y a mí nadie me sentó" Ampliar
Karpin como entrenador del Spartak | GERARD JULIEN

¿Cómo le va en su nueva etapa como técnico en el Spartak?

"Llevo seis meses y ahora volvemos a empezar a partir del 20 de enero la pretemporada. Y preparándolo todo a ver si empezamos a tener mejores resultados".

¿Cómo es que volvió allí? ¿Puso dinero en el club?

"No, no… Hay un dueño, un accionista que es el presidente. Yo llegué para ser director general y llevo cuatro años. Pero he cogido esporádicamente al equipo tras las marchas de Laudrup y Emery. Ahora, mi función es exclusivamente de técnico".

¿Qué le gusta más, el despacho o el césped?

"No se lo puedo decir aún. Nunca estuve sólo de entrenador. Ya le diré".

Usted tuvo muchos técnicos. ¿Cuál le marcó más?

"Todos un poco, pero tuve Romanchev en el Spartak en un gran equipo del que salieron Mostovoi, Radchenko, Popov o Jarni. Aunque tuve genios como Luis Aragonés o Irureta de los que aprendí mucho".

¿Cuál es su apuesta futbolística?

"A todos nos gustaría tener la pelota como el Barça, pero para eso hay que tener a Xavi, Iniesta, Busquets y Messi. ¿A quién no le gustaría tener el balón el 70% para que no te marquen? Hay que adaptarse. Intentamos colocarnos bien y buscar rápido los espacios, que es la manera más fácil de encontrarlos".

¿Cuál es la situación del fútbol ruso? ¿Hay mucho dinero?

"Es muy diferente a España. Las televisiones pagan poco, y el dinero que sale es el de los dueños, que tienen muchísimo. Son oligarcas y ponen todo de su bolsillo. Y luego el Estado, por desgracia o por suerte, también pone dinero. En España, que el Estado apoyara a un equipo, sería impensable".

¿Y lo reparte bien?

"Que va, que va… Un ejemplo: El Zenit es de una compañía del estado, Gazprom. Y manda todo el dinero para allá. Esto es así, te guste o no te guste. No estamos en igualdad de condiciones, pero hay que pelear"

¿Cómo vivió el episodio de los aplausos en la destitución de Emeri?

"Por desgracia pasó. Fue jodido. Todos pensamos que aquello iba a salir bien".

¿Fue una apuesta suya?

"Pensamos en él porque era joven, ambicioso y había metido siempre al Valencia detrás de Madrid y Barça durante tres años".

¿Qué salió mal?

"Un poco de todo. Él mismo ha dicho que faltó comunión. El tema es el mismo, que los jugadores estén más o menos contentos. Si los propios que juegan no están contentos… Le faltó eso. Por eso dijo que le faltó comunicación".

¿Pero, por qué le aplaudieron su destitución?

"Digo yo, que más que silbarle a él, aplaudían el hecho de que volviera yo al banquillo. Creo, vamos".

Veo que sigo siendo una estrella allí…

"Hombre, tanto como eso. Hay gente que a veces me recuerda, por ejemplo, que yo marqué el primer gol en el primer partido que jugó la Rusia unificada. Fue ante México, pero en aquel momento nadie imaginaba que estuviéramos haciendo historia".

¿Sigue la Liga española?

"Sí, muchos de los partidos, porque los echan en Rusia".

¿Cómo ve al Celta?

"Bien, bien… Tiene un equipo bueno y joven. Están por encima de sus posibilidades, gran culpa de Paco Herrera".

¿Le sorprendió el 2-1 en Vigo?

"No hombre, estamos hablando del Celta. ¿No va a poder ganar al Madrid?"

¿Se le hará largo en el Bernabéu?

"Es complicado. Yo jugué muchas veces allí y lo sé. En mis mejores recuerdos está una vez que ganamos 4-1 y con el Celta 2-1. Aquello fue histórico por lo bien que jugamos".

¿Conoce a Mourinho?

"Hombre, no estuve de cañas con él, no…"

¿Qué le parece su estilo? ¿Es usted Mourinhista?

"Pues yo sí… Es un técnico que ganó en todos los sitios. Por lo menos, algo. Tiene su propio estilo de tratar a la gente y decir las cosas para llamar la atención. Eso sí. Lo hace para que los periodistas se metan con él y no con su equipo".

Pues mire que, conociendo el carácter de Karpin, creo que no hubiera casado con el de Mou.

"Pues yo creo que al revés. Me gustan las personas que hablan claro, como yo".

¿Vio bien que sentara a Casillas?

"La gente opina sin saber mucho lo que ha podido pasar en un entrenamiento, en el vestuario. Hay que saber bien lo que ha pasado y por qué. Ningún técnico hace las cosas para perjudicarse a sí mismo o a su equipo. Algo tiene que haber pasado. Nadie quitaría así como así a un equipo que es el mejor del mundo cinco años seguidos. Por eso me da miedo opinar".

¿Es cierto eso de que los jugadores pueden echar a un entrenador?

"Es como en cualquier trabajo. Si usted va a su periódico sin ganas… Los jugadores son personas y son humanos. Y si no estás contento haces lo justo para que te paguen. Si vas a gusto y contento, haré todo lo posible, incluso lo que no está en mi mano. Es un tema psicológico y básico, llevar el grupo. Da igual que pongas ocho delanteros y tres defensas o al revés".

¿Se llevó usted mal con algún entrenador?

"Sí, claro…"

¿Con quién?

"(Risas). Eso ya es historia, qué más da ahora..."

Pero le sucedió.

"Claro que puede pasar. Siempre hay jugadores que no gustan o que no casan con un técnico. Y cuando uno no juega, no está contento. El problema es cuando de 25 hay 20 que no están contentos".

¿Esos técnicos tomaron represalias contra usted?

"A mí no me ha pasado nunca eso. Yo las tuve con varios técnicos, y aunque no estaba contento con el técnico nunca me sentaron. Pero el problema, más que eso, es que los que estén jugando no estén contentos. Ese es el tema".

Estadísticas AS.com