Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Balón de Oro | Real Madrid

Mourinho 'trabajó' viendo el entrenamiento de su hijo

A la hora de la Gala del Balón de Oro, él no estaba trabajando en su despacho sino tomando el aire en las instalaciones del Canillas (hoy, a las 12:00, vea el vídeo en AS.com)

Carlos Forjanes / Alvaro de la Rosa

Mourinho 'trabajó' viendo el entrenamiento de su hijo Ampliar
Mou vio al Infantil del Canillas mientras Florentino, Casillas, Cristiano, Ramos, Xabi y Marcelo representaban al club en Zúrich. | Daniel Sastre

Mientras Florentino, Casillas, Cristiano, Ramos, Xabi Alonso y Marcelo representaban ayer al Madrid en la Gala del Balón de Oro en Zúrich, Mourinho se quedó en Madrid y se tomó la tarde libre para ir a ver el entrenamiento de su hijo con el Canillas.

El técnico anunció el pasado sábado, en la previa ante la Real Sociedad, que no viajaría a Suiza y se justificó diciendo que era para preparar el duelo con el Celta en Copa de mañana: “Tengo que trabajar, hay partido de Copa, un partido importante para mí y no voy”. La realidad es que Mou decidió saltarse su propia explicación.

El entrenamiento del Madrid ayer fue a las 11:00 horas y el grueso de la expedición blanca (excepto Cristiano, que fue antes) viajó a Zúrich en vuelo privado a las 13:30h. Después de la Gala regresaron por la noche a Madrid y durmieron en sus domicilios. Mou dijo se quedaba en tierra para trabajar pero, en lugar de estar en su despacho de Valdebebas, prefirió airearse viendo las evoluciones de su pequeño, José Jr. (portero del Infantil B del Canillas) en los instalaciones del modesto club madrileño situadas en el barrio de Hortaleza.

El de Setúbal acudió al recinto a las 19:45 horas acompañado de dos guardaespaldas (que intentaron taparle cuando advirtieron la presencia de AS) y se quedó en un discreto segundo plano para no llamar la atención. Aún así, Mou se mostró de buen humor, como podrán ver en las imágenes captadas por AS TV que AS.com subirá hoy a su web a las 12:00 horas.

Estuvo cerca de una hora viendo ejercitarse al equipo de su hijo y de esa manera se ahorró el trago de ver en persona cómo Del Bosque y Messi recibían el Balón de Oro y Casillas era encumbrado en el once ideal FIFA/FIFPro del año (ya no le felicitó el sábado cuando la IFFHS le nombró mejor portero de 2012).

Contradicción. Durante su tres temporadas en Chamartín, Mourinho siempre ha estado entre la terna de finalistas al Balón de Oro. La temporada pasada, al haber un Málaga-Real Madrid (10 enero de 2012) de Copa el día siguiente a la Gala, estaba justificada su ausencia por obligación profesional: “Es una pena no haber podido estar. Me hubiera gustado acudir a Zúrich y saludar al vencedor. Este año no me merecía el galardón. Creo que Guardiola se lo merece”. Un ejercicio de elegancia que ahora no ha tenido.

En enero de 2010 se estrenó el Balón de Oro para los entrenadores y Mourinho sí fue a la fiesta de la FIFA. Había conquistado el triplete con el Inter y se pensaba ganador pese al Mundial de Del Bosque. Viajó aunque la Gala fue el lunes día 10 de enero y eso que el jueves tenía un importante derbi copero con el Atleti. Entonces, no usó un partido como argumento.

Para Florentino, la ausencia de Mourinho ayer en Zúrich supuso un desaire institucional y no es el primero. Ya pasó el 5 de noviembre en la presentación de las obras de las residencias en Valdebebas en plena guerra contra Toril. Aquel día prefirió no ir y tres días después sí se presentó a un acto del club con Audi para mostrar un evidente mal humor que chocó a todos los presentes...

Estadísticas AS.com