Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | MÁLAGA 4 - ÉIBAR 1

El Málaga sufrió hasta el final pero resolvió con su pegada

El Málaga se ha clasificado para los cuartos de final pero el equipo andaluz sufrió frente a un rival de Segunda B que con el 0-1 estuvo muchos minutos en la siguiente ronda.

EFE

El Málaga sufrió hasta el final pero resolvió con su pegada Ampliar
Los jugadores del Málaga celebrando su segundo gol. | MARIANO POZO

El Málaga CF se ha clasificado para los cuartos de final de la Copa del Rey tras superar por 4-1 al Éibar en La Rosaleda y con un global de 5-2, pero, pese al resultado, el equipo andaluz sufrió frente a un rival de Segunda B que con el 0-1 estuvo muchos minutos en la siguiente ronda.

El Málaga se clasificó al vencer en dieciséis minutos con la estimable colaboración del delantero argentino Diego Buonanotte frente a un conjunto vasco que se adelantó en el marcador y puso con su juego y planteamiento en dificultades a los malaguistas.

Con una alineación con la novedad más importante del centrocampista francés Jéremy Toulalan, lesionado desde hace un mes, se presentó el Málaga en una Rosaleda con más de 25.000 espectadores.

El Éibar quería repetir lo de la anterior eliminatoria ante el Athletic de Bilbao y lo consiguió en el primer tiempo al adelantarse en el marcador tras un lanzamiento de Errasti que despejó Kameni pero el balón llegó a Arroyo, quien sólo empujó el balón al fondo de la meta.

El conjunto eibarrés, mejor posicionado y sin meterse atrás, dominó el encuentro ante un Málaga opaco, gris, sin toque y sin definición. Un único tiro de Duda en el minuto 26, creó peligro. Poco más.

El Málaga jugó a impulsos con algunas acciones de ataque, poco equilibradas y quizás ayudado por algunos errores defensivos del Eibar, aunque al descanso sorpresa de un Segunda B superior a un Primera División.

El Málaga no mejoró en exceso en el comienzo de la segunda parte, aunque si dominó y tuvo alguna opción de marcar como la que ocasión del argentino Javier Saviola, cuyo lanzamiento pegó en el larguero.

El técnico chileno Manuel Pellegrini hizo dos cambios, Portillo por Iturra y Demichelis por Toulalan, para mejorar en el campo, pero el marcador se mantuvo igual con un Eibar más defensivo, aunque siempre peligroso.

Buonanotte tuvo que ser en una jugada en la frontal del área, con apoyo en Sebastián Fernández, el que empatara el partido en el minuto 74.

Todo había cambiado, porque dos minutos después otra jugada del argentino cuyo pase lo aprovechó Sebastián Fernández para adelanta al Málaga en el marcador y en la eliminatoria.

El Málaga quiso más, estuvo embalado, no por juego, pero sí por querencia y un en centro de Monreal por la izquierda Portillo lo remató de cabeza para poner el 3-1 Buonanotte había revolucionado el partido y marcó el cuarto con un disparo desde fuera del área, con lo que el sufrimiento acabó en goleada y fiesta.

Estadísticas AS.com