Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | REAL MADRID- REAL SOCIEDAD

Sublime Cristiano Ronaldo

El portugués pasa por encima de la expulsión de Adán, la suplencia de Casillas y el hat-trick de Xabi Prieto y lideró la victoria del Madrid (4-3) ante la Real.

Juan Jiménez
Sublime Cristiano Ronaldo Ampliar
Cristiano Ronaldo, héroe del Madrid ante la Real. | Emilio Naranjo

Mourinho tiene un comodín. Mucho más. Un guardaespaldas. Un pararrayos. Un súperhéroe. Cristiano Ronaldo, soberbio como tantas veces, puso boca abajo el Bernabéu, le dio la victoria a un Madrid con diez jugadores ante la Real Sociedad del gran Xabi Prieto y sacó de un lío a su entrenador, cuya apuesta por Adán resultó un fiasco. El Madrid encontró a Cristiano, absolutamente desatado, cuando más lo necesitaba. Con 2-2, diez jugadores y una defensa de cartón-piedra, se vio obligado a un esfuerzo mayúsculo para disimular las carencias del Madrid y superar los tres goles de Xabi Prieto, también un futbolista de clase superior. La exhibición de Cristiano fue tan grande que su actuación, mayúscula, dejó en menores el resto de acontecimientos, gruesísimos, que fueron jalonando el partido. Adán, Casillas, Xabi Prieto, Khedira, Benzema las debilidades defensivas de los equipos… Todo arrasado por Cristiano, sublime, que salvó el honor del Madrid en un partido repleto de acontecimientos.

El guión de los diez primeros minutos mezcló la ficción con lo macabro. Benzema, titular contra los pronósticos que apuntaban a Higuaín, aprovechó un buen pase filtrado por Khedira. El 1-0, en el minuto 2, invitó a pensar en una tarde plácida para el Madrid y su entrenador, que se había expuesto a la tormenta con la suplencia de Casillas. Pero Adán cambió el panorama de un plumazo. El canterano, superado por la atmósfera que envolvía el partido, equivocó un despeje y dejó el balón a pies de Vela, que le burló con su excelente pie izquierdo y provocó el penalti y la roja. Adán, la apuesta de Mou, duró seis minutos en el campo y Casillas, el señalado por Mou, salió frío a intentar otro milagro. Xabi Prieto, tipo sereno, marcó y el partido, con el Madrid con un jugador menos, quedó expuesto a una tormenta perfecta.

La Real se quedó con el balón pero el Madrid encontró espacios. Es la Real un equipo generoso, con una propuesta atractiva pero que se descubre. El partido estaba condenado a un ida y vuelta y a los ramalazos del Madrid, que pasada la media hora le pegó un zarandeo al partido. Khedira y Cristiano rozaron el gol hasta que el alemán, con un taconazo, puso de nuevo en ventaja al Madrid (2-1). Claro que si la Real concedió atrás, el desorden defensivo del Madrid, sin Ramos y Pepe, resultó poco habitual. Xabi Prieto, otra vez de hielo ante Casillas, le batió con suficiencia en otro despiste de bulto de la defensa (2-2). Benzema le puso el punto final a una primera parte desquiciante con un remate al palo.

La segunda parte apuntaba a tiro al aire y resultó un clínic de Cristiano Ronaldo. Implicado y luchador, se peleó con todos y levantó al Madrid. Primero, cuando la Real tenía el balón, trató de empujarlo hasta acercarlo a posiciones de gol y al final lo que hizo fue darle los goles directamente: el 3-2, el 4-2 y el éxtasis en el Bernabéu, rendido a su héroe, que lo hizo todo bien: ganar el partido, ofrecerle el brazalete a Casillas, intentar lavar la imagen de su entrenador con el abrazo después del 4-2, ser generoso, solidario y líder. Estuvo sublime y le alivió una tarde de locos al Madrid.

Estadísticas AS.com