Liga Adelante

liga adelante

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | VILLARREAL 1 - BARCELONA B 3

El Villarreal perdona y lo paga en un gran duelo ante el Barça B

El equipo local perdonó en las ocasiones que tuvo mientras que su rival, por el contario, se mostró muy efectivo en ataque y se llevó la victoria.

EFE

El Villarreal y el Barcelona B regalaron un partido vibrante en la noche de Reyes y en el que el equipo local perdonó en las ocasiones que tuvo mientras que su rival, por contra, se mostró muy efectivo en ataque.

Ambos equipos buscaron desde el primer minuto la portería contraria y el partido fue vistoso, muy dinámico y con muchísimas ocasiones de gol, pero la diferencia la marcó el acierto en la portería contraria, ya que mientras que los locales perdonaron una y otra vez, los catalanes golpearon en casi todas sus llegadas.

Así el partido entre Villarreal y el Barcelona B, comenzó vibrante y con varias ocasiones para ambos equipos con el argentino Cavenaghi por el Villarreal y Kiko Femenía y Deulofeu por el Barça B como protagonistas.

El partido no tenía descanso y ambos equipos jugaban con descaro y velocidad buscando la portería. Seguían ambos equipos con un fútbol directo y de vértigo, pero los goles no llegaban.

Conforme se asentó el partido, el Villarreal llegó una y otra vez, pero perdonaba y comenzaba a hacer que el debutante Masip fuera el protagonista del partido.

Pero cuando moría esa primera parte llegaba la jugada que volvía a demostrar que si se perdona en fútbol, se suele pagar. Y eso que el Barcelona B había perdonado una pena máxima, que paraba Juan Carlos a Delofeu en el último minuto, pero en la jugada siguiente y tras el córner, era Planas el que remachaba el primer gol, fusilando a placer al portero local en la última jugada de la primera parte.

La segunda parte comenzó con otro error de Cavenaghi, que fallaba una ocasión más. Velázquez no quiso esperar más y daba entrada a dos delanteros como Hernán Pérez y Jonathan Pereira.

Esos cambios le daban más aire al equipo local, que comenzó a rondar otra vez el área rival. Y otra vez comenzaba el carrusel de fallos ante Masip de los locales, una vez Pereira, otra Trigueros y así uno tras otro los jugadores del Villarreal se desesperaban al ver lo que se fallaba.

Y tras fallar unas cuantas, llegaba otra vez la contra y el gol del Barcelona. Los de Eusebio sabían que tendrían opciones ante un rival tan volcado y a la primera de ellas, Lobato no perdonaba y marcaba un golazo con un disparo a la escuadra imparable. Parecía la sentencia del partido, pero en la siguiente jugada un penalti sobre Uche, era transformado por Senna y abría la puerta a la ilusión local.

El partido se volvió loco tras este gol y podía pasar cualquier cosa. Y cuando más apretaba el Villarreal, el Barcelona, en otra contra, ponía el tercer gol visitante, aunque fue obra de Jaume Costa en propia puerta, tras un rechace de Juan Carlos que había salvado el gol a pies de Sergi Roberto.

Un gol sentenciaba el partido y que definía el partido como tal, con un Villarreal que no marcaba a pesar de tener muchas ocasiones y un Barcelona que lo hacía cada vez que llegaba.

Estadísticas AS.com