Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Mas Futbol | Selecciones autonómicas

La crisis pasa factura a las selecciones autonómicas

En 2005 llegaron a disputarse 7 partidos; sólo Euskadi y Cataluña juegan los últimos años

Miguel Ángel Calero

La crisis de las selecciones autonómicas ha ido paralela a la crisis económica general. En 2005, año de mayor apogeo, de esta mezcla de fiesta y reivindicación, llegaron a jugarse siete partidos de selecciones autonómicas. Ese año debutaron Galicia y Murcia y actuaron también Navarra, Euskadi, Andalucía, Valencia y Cataluña.

La fiebre (y el dinero para organizar los encuentros) se mantuvo en 2006 y 2007, cuando se disputaron seis partidos de selecciones. Sin embargo, a partir de ahí, la crisis iniciada con los créditos sub-prime empezó a notarse en las arcas públicas.

Ya en 2008, sólo jugaron Murcia, Galicia y Extremadura, además de Cataluña, que es la única que ha mantenido la tradición en los últimos cuatro años y que el día 2 de enero se medirá a Nigeria. Ni siquiera Euskadi, cuyo primer enfrentamiento con la selección catalana fue en 1930, pudo organizar su partido navideño dos años consecutivos (2008 y 2009), aunque entonces se achacó a diferencias entre los jugadores y los responsables de la federación del País Vasco.

Cataluña tampoco preparó ningún partido en la Navidad de 2006, pero fue porque durante ese año disputó dos amistosos, uno contra Costa Rica en mayo y otro precisamente contra Euskadi en octubre. La moda de la selecciones autonómicas ha resultado tan efímera que algunas sólo han celebrado un partido en toda su historia, como es el caso de Baleares, que perdió 0-2 contra Malta en 2002, y Aragón, que se impuso por 1-0 a Chile en 2006.

Estadísticas AS.com