Actualizado

Actualizado a las

Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | Kalusha Bwalya

"Chitalu tenía el cuerpo de Zidane y la fuerza de Cristiano"

'Kalu' es el presidente de la Federación de Zambia. Brilló como jugador en Europa y tuvo la suerte de no viajar en el fatídico avión que se estrelló en la costa de Gabón.

J.L.Guerrero

Hoy en día se está hablando mucho del fútbol zambiano. Usted como presidente escribió, siendo jugador, uno de los capítulos más brillantes de su selección en los Juegos de Seúl. ¿Su hat-trick a Italia en los Juegos de 1988 es su mejor recuerdo como futbolista?

Todavía me viene a la mente aquel partido. Hace mucho tiempo, en 1988. No fue mi mejor recuerdo como futbolista, pero para Zambia sí (risas). Tuve la oportunidad de jugar en Holanda y Bélgica. Fui de los primeros jugadores en salir de mi país. Salí al Círculo Brujas en 1986 y luego al PSV. Fue una época muy linda para mí. Aquel partido contra Italia fue muy importante para Zambia.

No era habitual en su época que los futbolistas africanos acabaran en Europa. ¿Cómo surgió esa oportunidad?

Fue de repente y con mucha suerte. Había un señor que trabajaba con dos hermanos que vinieron para hacer negocios y se preguntaron quiénes eran los mejores futbolistas de Zambia. Gracias a Dios dijo que una persona dio mi nombre. En 1984 fui nombrado futbolista del año en mi país y así fue como me llevaron a Bélgica. No había mucha gente ni de Zambia ni de África jugando en Europa. Sólo había cuatro o cinco africanos en Bélgica.

¿Se acuerda cuánto dinero pagaron por usted?

¡Muy poco! Unos 5.000 dólares (risas). Algunas playeras y balones para el equipo y ya está. Como ahora (risas).

Pocos futbolistas pueden decir que han jugado en África, Europa y América

Sí, es verdad (risas). He viajado mucho con el fútbol por todo el mundo. He tenido esas oportunidades increíbles. Ocho años en México muy lindos y muy buena época en el América.

¿Cuál ha sido el mejor futbolista en Europa con el que ha jugado?

Romario.

No ha dudado ni un segundo en contestar.

Era mi compañero en el PSV. Jugué cuatro años con él y hacía cosas increíbles. Hacía las cosas muy fáciles. En el primer tiempo a lo mejor no hacía nada y luego en el segundo te marcaba tres goles. Un jugador muy grande. Es el mejor futbolista con el que he jugado.

¿Y en América?

Es diferente. Teníamos un equipo con seis jugadores en equipos nacionales como Luis García, Francois-Omam Biyik, Joaquín del Olmo, Luis Alberto Alves Era una época dorada para nosotros. Me acuerdo mucho de Leo Beenhaker, que fue nuestro entrenador en la temporada 1994-95. Creo que ustedes le conocen bien. Uno de los mejores entrenadores que he tenido. Hoy en día todavía la gente habla de esa época en la que jugamos.

Beenhaker dejó huella en el Real Madrid

Recuerdo que a veces venía con unos vídeos viejos con Hugo Sánchez, Míchel, Emilio Butragueño Nos enseñaba vídeos de 20 minutos para ver cómo jugaba el Real Madrid en aquella época. Era muy buen entrenador.

¿Y cuál ha sido el mejor futbolista africano de la historia para usted?

Ha habido dos grandes nombres: Alex Chola y Godfrey Chitalu. Eran mis jugadores favoritos porque a uno lo podía ver porque era recogepelotas en el Mufulira Blackpool y le veía cada semana (Chola) y Chitalu por su potencia.

¿Es verdad que a Chitalu no le dejaron salir fuera porque era patrimonio del país?

No sé (risas). No era fácil salir del país en su época. En el 68 en aquella época teníamos a Fred Mwila, que jugó en el Aston Villa. También se marchó un poco antes Mwikuta al Atlanta Chiefs de Estados Unidos. Y años después yo fui otro de los que pude salir de Zambia para jugar en Europa.

¿Cómo era Chitalu como futbolista?

No era delantero como tal. Él jugaba por la izquierda y por la derecha. Jugaba por detrás del punta, pero hacía muchos goles. Cuando era niño recuerdo que el futbolista favorito de mi padre era Chitalu. Yo vi muchos partidos con él. Jugaba muy fuerte y con mucha velocidad. No sé si lo podía comparar con algún jugador, pero tenía el cuerpo de Zidane y era fuerte como Cristiano, porque se iba por la derecha y por la izquierda corriendo con el balón. Un poquito más rápido que Cristiano para mi opinión. Tenía la capacidad de controlar el balón en el centro del campo y correr hasta la portería del rival a toda velocidad.

Ahora se habla mucho de Chitalu en España. ¿Qué pasa con el récord de los 107?

Es difícil comparar. Uno jugó en África y luego comparamos con gente de Europa. Pasaba lo mismo con la Bota de Oro. Pero la verdad es que Chitalu hizo 107 goles. Es difícil comparar los goles de ahorita con los que hizo en su día, por ejemplo, Pelé. Yo respeto a todos los jugadores y los goles de todos los jugadores del mundo. No hay nadie que pueda decir que no pueda contradecir eso. Que lo puedan hacer en Europa es diferente No se puede comparar épocas, pero el mérito de la gente es igual.

¿Valen más los goles de Europa que en África?

Sí, seguro. Tú haces 70 goles en Holanda y no se puede comparar. Romario cuando estuvo en el PSV hizo 52 goles en 55 partidos. Y no jugó como delantero como tal. Pero cada uno tiene su mérito que todos deben respetar.

¿Han solicitado a la FIFA el reconocimiento de los 107 goles? Muchos lo dudan...

Hemos escrito a FIFA para pedirlo. Un año estuvimos con el equipo nacional en Bremen de fútbol Indoor y una vez Chitalu estuvo en Francia para reconocer esa cifra. No se puede comparar las épocas, pero hay que tener respeto por los goles de Chitalu en Zambia. No queremos entrar en polémicas con nadie, ni con Messi. Eso no nos interesa.

Chitalu fue una persona especial para usted. Fue entrenador suyo

Sí, entrenador e ídolo. Cuando llegó al equipo nacional en el 82 también volvía Chola como entrenador-jugador. Para mí fue increíble y un honor.

¿Qué hubiera sido de la selección de Zambia si no hubiera sucedido la catástrofe de Gabón donde fallecieron todos menos usted?

Tenía gente como Richard Mwanza que era un portero excelente. También como Mulenga, Derby Makinka o Mutale. Durante finales de los 80 y principios de los 90 el equipo era muy fuerte. Era el mejor, uno de los mejores que vi en mi vida. En todos los puestos: el portero, el dos, el tres, el ocho, el diez Era un equipo muy completo. Tenía mucha historia por escribir, el sueño de un Mundial...

¿Cómo superó el trance?

Tuve la suerte de no viajar en ese avión. En aquella época los vuelos no son como ahora. Cuando yo jugaba con la selección de Zambia, viajaba directamente de Bélgica u Holanda. Y cuando el equipo jugaba fuera, por facilitar mis vuelos, yo iba directamente de Holanda al país que íbamos a jugar. Yo iba de Amsterdam a París y de París a Dakar (Senegal). Fue un capítulo triste y difícil para nosotros. Fue muy difícil luego cambiar los jugadores.

¿Cree que tiene una misión especial en esta vida después de tener la fortuna de no haber viajado en aquel avión?

Yo jugué con cuatro generaciones de Zambia. Siempre he tenido la confianza de que algún día Zambia iba a llegar donde antes estuvo. Después de 18 años fuera de Zambia llegué y dije: "Un día vamos a hacer historia". Aquel equipo estaba cerca de hacer historia, de ganar una Copa África y entrar en un Mundial. A la gente no le interesaba, la gente no venía al estadio porque decía que estaba muy mal. En 2003 fue cuando regresé a mi país y ahora la situación está cambiando. Gracias a Dios estamos aquí para hacer honor a aquel equipo. Hoy en día la gente habla de Zambia, incluso en España, y eso me gusta.

Y ganaron la última Copa África. Está en el camino de hacer historia.

Sí, tenemos trabajo por delante. Ojalá podamos estar en Brasil en la Confederaciones y jugar contra España. Lo primero de todo es intentar defender la Copa. Luego hablaremos de Brasil donde ustedes sí estarán (risas).

Estadísticas AS.com