Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | Premier League

Inglaterra no descansa: tres jornadas en ocho días

El fútbol descansa en toda Europa menos en Inglaterra, donde se continúa con la tradición de jugar más partidos que nunca a pesar de la creciente oposición de los entrenadores.

Guillem Balagué
Inglaterra no descansa: tres jornadas en ocho días Ampliar
FIESTA. Los campos ingleses se llenan de colorido navideño en los partidos que se juegan en estas fechas. |

Desde el 26 de diciembre, el fútbol inglés se pone a correr y no para hasta el año que viene. Tiene programados tres jornadas de la Premier en ocho días más la tercera ronda de la FA Cup que servirá como epílogo de esta maratón, mientras la liga italiana y la nuestra descansan y la Bundesliga también se detiene durante casi un mes. Se jugarán un total de 62 partidos.

Tiene mucho de tradición y de respeto por el aficionado, que puede disfrutar del fútbol y del ambiente especial que rodean esos partidos, pero crece el número de defensores de un parón navideño con el principal objetivo de reforzar una selección a la que se le acaban las excusas: una de las más repetidas es que su fracaso de las últimas cuatro décadas y media se debe a la exigencia máxima de la Premiership donde se corre y salta más que en ninguna otra, y se para (durante los encuentros) menos que en el resto de las grandes competiciones nacionales. La antigua y llamativa conclusión de Michel Platini, presidente de la UEFA, lleva demasiado tiempo en vigencia: "Los ingleses son leones en otoño pero corderos en primavera".

A las voces habituales de Alex Ferguson y el seleccionador nacional de turno (ahora, Roy Hodgson), se les ha unido la de Roberto Mancini y otros entrenadores de la Premier League. Hodgson comprobó el pasado verano que el equipo nacional llega fundido a junio y, a la vuelta de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, exigió lo que antes habían pedido Steve McClaren, Fabio Capello y Sven Goran Eriksson: "Sería muy bueno que un día nos juntáramos todos y dijéramos la selección es importante".

Pero los intereses comerciales son demasiado considerables e influyentes como para predecir un cambio a corto plazo. La Premier League sabe que los campos se llenan en Navidad aprovechando la vuelta a casa de casi todo el país y que la programación de televisión se puede llenar de fútbol porque la audiencia lo pide.

Curiosamente los dirigentes de la Premier no se oponen públicamente a la idea de parar por estas fechas navideñas, pero encuentran razones de peso para no hacerlo: el calendario por ejemplo. "Lo hemos intentado muchas veces pero, a menos que alguien ceda, esto no saldrá adelante", ha dicho repetidamente el director ejecutivo de la Liga, Richard Scudamore, que sugiere la abolición de los partidos de desempate de la FA Cup para descargar el calendario y evitar que los futbolistas lleguen al tramo final de la temporada de clubes y a las competiciones veraniegas de selecciones tras diez meses sin parar de jugar a fútbol. Mientras tanto el espectáculo no para en las islas y eso lo agradecen los aficionados aunque los entrenadores en su mayoría no piensan lo mismo.

 

Estadísticas AS.com