Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid | Ramón González

"Bernabéu estuvo 60 años y cuando murió no tenía un duro"

Ramón González (Madrid, 1948) lleva 49 años trabajando en el Madrid y Florentino Pérez le impuso recientemente la insignia de oro y brillantes del club madrileño.

Mónica Marchante

¿Se ha propuesto usted batir algún record?

Sí, se lo dije a Florentino al imponerme la insignia. Julio Casabella estuvo 52 años en el club, y voy a batir esa marca.

¿Cómo entró usted en el Real Madrid?

Fue en 1963, con Santiago Bernabéu de presidente. Mi padre era acomodador y yo con 15 años entré de botones. Ya había acompañado mil veces a mi padre al Frontón Fiesta Alegre, que era donde jugaba el equipo de baloncesto y donde estaban las oficinas. Recuerdo que mi primer día de trabajo me mandaron a comprar la Prensa y las portadas eran para Kennedy: le habían asesinado el día anterior.

¿Cómo progresó en el club?

A los dos años ya estaba en ventanilla, atendiendo a los socios, ventidós años haciendo unas doce horas diarias. He hecho de todo, como crear el primer archivo de la sección de baloncesto. Compré el primer ordenador que hubo en la Ciudad Deportiva en 1985. Ahora estoy en el Área Vip.

¿Cómo recuerda a Santiago Bernabéu?

Era un genio, un tío encantador. En vez de entrar por la puerta de presidencia lo hacía por la de oficinas para saludar a todos los empleados. Te preguntaba por tu padre, por tus hijos, por tus problemas Se sabía el nombre de todos y los problemas que podías tener.

¿Ha conocido ese trato en algún otro presidente?

No. Don Santiago era así. Raimundo Saporta era un tipo listo, espabilado, un complemento ideal para Bernabéu. Luis De Carlos también era encantador. Ramón Mendoza fue muy bueno para los empleados porque hasta que llegó él se vivía mal, cobrábamos poco. Él subió los sueldos, explotó nuevos recursos y supo repartirlos con la gente.

¿Un vividor comprometido?

Era un vividor, si se podía llevar tu tabaco se lo llevaba, pero quería y respetaba a sus trabajadores.

¿Y Lorenzo Sanz?

Fue un mal presidente, aunque sí tuvo la intención de cambiar y profesionalizar el club. Puso alguna semillita pero no era muy listo y lo hizo muy mal. Metió a gente muy poco capaz, del grupo de Onieva, que no vinieron para beneficiar al club sino para beneficiarse ellos.

¿Y Florentino?

Con él sí despegó el club.

¿Fue un adelantado a su tiempo? Butragueño le definió como un ser superior

No. Es un profesional que siempre ha sido muy hábil, un buen negociador, listo, muy capaz, un empresario de verdad, pero que está en su tiempo. Adelantado era Raimundo Saporta. Florentino ha hecho grandes cosas en el Real Madrid, lo de la reforma del estadio ha sido impresionante, y la multiplicación de ingresos en diez años ha sido espectacular. Un ejemplo es la compra de los palcos del Bernabéu. Vio el negocio rápidamente.

¿El palco presidencial sigue siendo un centro de negocios como se cree?

Florentino lo ha dado todo al club, lo ha hecho grande y al margen de todo él ha hecho cosas también alrededor de eso.

¿Sigue siendo más importante ser presidente del Real Madrid que ministro?

¡Eso esté quien esté de presidente! Excepto con Santiago Bernabéu que estuvo 43 años de presidente, había sido antes jugador, delegado, director técnico, entrenador 60 años en el club y cuando se murió hubo que alimentar a su mujer, doña María, porque don Santiago no tenía un duro. Dime a cuántos presidentes ahora les pasa eso

¿Qué va a hacer con todas las anécdotas vividas en 50 años?

Escribir un libro. Lo haré cuando me jubile, pero los capítulos los he ido escribiendo ya durante estos años. Me falta el título.

¿Me adelanta alguno? ¿El fichaje de Drazen Petrovic, por ejemplo?

Petrovic lo tenía hecho con el Barça, y por una habilidad de López Serrano invitamos a Madrid a sus padres a pasar una semana. La conocieron de día y de noche. ¡Si ves a su madre, que pesaba unos cien kilos, bailando sevillanas! Se quedó prendada de Madrid, convenció a su hijo y le hizo bajarse de un avión para firmar por el Real Madrid. La Cibona hacía escala en Madrid camino de Barcelona para un partido de Copa de Europa, bajó, firmó, durmió aquí mientras el resto del equipo seguía viaje. Al día siguiente tomó otro avión para jugar en Barcelona ya con su contrato con el Real Madrid firmado. Y todo en absoluto secreto.

Trabajó usted con Antonio Calderón, con Agustín Domínguez, con Fernández Trigo

Agustín era un hombre muy político, que tenía gran relación con la prensa de entonces. Todo era muy familiar. Ahora es muy distinto. Fernández Trigo era muy listo. Desde el primer día tuvo la virtud de guardar una copia de todos los papeles que pasaron por sus manos. Luego supo manejar muy bien eso. Tenía pruebas de todo y de la vida de todos. Por eso cuando se fue le firmaron un contrato de cincuenta millones de por vida.

¿Se sorprendería mucho la gente con el poder que tienen ciertos representantes de jugadores en los clubes?

Honradamente te diría que hay mucho de eso. Antes a lo más que se llegaba era a que venía un padre con su hijo. Bernabéu decía: futbolista con padre, fuera. Ahora el jugador a veces tiene uno, dos y hasta tres agentes. El club pone a otros dos. Te vas a sentar a negociar un contrato y hay siete personas. Y todas esas personas tienen que vivir. A lo mejor tiene justificación llevarse un millón de euros por firmar un contrato. Si alguien lo paga.

¿Es un buen presidente Florentino?

Sí. No creo que ahora mismo haya nadie capacitado para seguir el ritmo que lleva el Madrid. Seguirá cuatro años más seguro. Y con el tiempo se verá que es mucho mejor de lo que se ve ahora. Es de los que ha venido a ayudar al club. Y no tiene la necesidad de lucrarse en el Madrid. Ni es una persona vanidosa.

¿Fue tan malo Ramón Calderón como se vendió?

No supo rodearse de personas capaces. Le faltó categoría social y personalidad, se dejó llevar por amigos pero creo que era honrado y con buena intención. Era un hombre cercano.

¿Florentino es cercano con sus empleados?

El problema de Florentino es que no tiene demasiado contacto con la gente, sólo con quien tiene más cerca. Es como un presidente de Gobierno, que habla con sus ministros pero no con la gente de la calle.

¿Y José Ángel Sánchez es el Saporta de ahora?

No. No tiene nada que ver. Es la mano derecha para todo del presidente, a él le gusta cómo actúa. Vino como segunda opción, convence muy bien y tiene muy buenas relaciones, el presidente confía en él y sabrá por qué.

¿Trató mucho con Valdano?

Jorge era muy querido por todos. Representaba los valores del club, pero me da la impresión de que hubo un tiempo en que se esperaba algo de él que no quiso cumplir, como hablar mal de los árbitros.

¿Quiénes han sido sus ídolos en el Real Madrid?

Puskas y Amancio. Puskas era especial en todo. No ha habido mejor persona en el Real Madrid. Luego Pirri y Santillana. Y Fernando Hierro en esta última fase. Junto con Raúl.

¿Tendrá alguna anécdota?

En tiempos de Puskas cuando ganaban, al día siguiente venían a las oficinas a cobrar la prima. Él era siempre el primero. Cogía el dinero e invitaba a todos a comer. Se bajaba un húngaro del avión y se lo llevaba a su casa a comer. Tomábamos cañas, incluso jugué algún partido con él. Era de lo más cercano. Con Juanito jugábamos a las cartas. Otro que se le iba el dinero Aparecía un malagueño por aquí y se lo llevaba a comer, le daba dinero y lo que hiciese falta.

Trató a Fernando Martín

Martín, a pesar de la imagen que daba, era un tío encantador. Aunque los mejores que han pasado por aquí han sido Petrovic y Sabonis, sin duda.

El Real Madrid fue siempre un club muy respetado por los estamentos, con fama de buena relación con los árbitros

El que inventó eso fue Saporta. Llegaba aquí un árbitro que te había arbitrado hacía meses y te llamaba porque pasaba por Madrid y se le iba a buscar, se le llevaba a comer... Te llamaba Collina porque venía un italiano, y se le iba a recoger o a llevar... Era una atención hacia las personas, nada más. Florentino entendió que el Madrid no debía hacer esas cosas. Ahora los clubes tampoco son ya quienes llevan y traen a los árbitros el día del partido. Eso se ha perdido. La UEFA intenta que ya no haya esa relación tan cercana que había antes.

¿Qué recuperaría usted de otra época?

Obligaría a los jugadores a que tuvieran más relación con la gente. No soporto que pasen por los aeropuertos sin saludar a niños que llevan horas ahí esperando. Eso crea antipatía, desilusión. Yo prohibiría el aislamiento de los futbolistas.

¿A quién recuperaría para el club?

A Hierro y a Del Bosque. Estoy seguro que eso se arreglará algún día. Vicente es un hombre nuestro de toda la vida. A mí me gusta Mourinho y me gusta Del Bosque, cada uno con sus virtudes. A Mourinho se le han ido las cosas de las manos no sé por qué. Pero el año pasado el Madrid me gustó muchísimo.

¿Qué Madrid le ha hecho disfrutar más?

Yo he disfrutado mucho con San José, Santillana, Stielike, Pirri, Gordillo, Hugo, Zidane

Me habla de jugadores, no de estilo

Sí, he sido muy de jugadores, pero yo he visto al Madrid jugar siempre al ataque, vertical, con velocidad Nunca le he visto jugar el fútbol control, ese que gusta ahora A mí ese fútbol lento me aburre.

Estadísticas AS.com