Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Valladolid 1 - Barcelona 3

El Barcelona también manda con Jordi Roura

Los goles de Xavi, Messi y Tello le dan una victoria con dedicatoria especial para Tito. El Valladolid aguantó bien la primera mitad y metió miedo al final con un tanto de Javi Guerra.

Abel Romera
El Barcelona también manda con Jordi Roura Ampliar
Los jugadores del Barça celebran uno de los goles marcados ante el Valladolid. | NACHO GALLEGO

Incontestable. El Barcelona logró su decimosexta victoria liguera ante el Valladolid en Pucela y despide 2012 como líder destacado del campeonato. Los azulgranas, que tan sólo han dejado escapar dos puntos de los 51 disputados hasta el parón navideño, suman nueve más que su inmediato perseguidor, el Atlético de Madrid y dieciséis más que el Real Madrid tras su derrota en La Rosaleda ante el Málaga. Números, sin duda, de campeón los de un equipo que no ofrece ningún síntoma de debilidad y al que, a pesar de restar más de medio torneo por disputarse, parece imposible hacerle hincar la rodilla. Xavi Hernández abrió el marcador poco antes del descanso y Messi sentenció en la segunda mitad. Javi Guerra maquilló el resultado en los instantes finales y Tello lo cerró en el descuento. No faltó la polémica, Clos Gómez no señaló un claro penalti por mano de Jordi Alba dentro del área con empate a cero.

Sin tiempo alguno para las especulaciones, Valladolid y Barcelona saltaron al césped del José Zorrilla decididos a buscar la portería contraria de forma constante en un partido que ambos equipos dotaron pronto de mucho ritmo y mucha intensidad. Los locales, conscientes de que entregar el balón a su rival era sinónimo de suicidio, buscaron muy arriba una y otra vez a los azulgrana con una presión, en ocasiones asfixiante, que bloqueó la salida del balón en el cuadro culé en el tramo inicial del choque. A pesar de que los de Roura no lograban mover la pelota con su velocidad habitual, suya fue la primera ocasión clara de gol. A Alexis le faltaron un par de centímetros para mandar a la red un centro desde la derecha de Dani Alves a los cinco minutos.

El Valladolid no se arrugó y continuó con el guión previsto, quitar el balón al Barça e intentar plantarse arriba en un máximo de tres toques. El brío pucelano obtuvo resultado y los blanquivioletas visitaron con asiduidad las inmediaciones de la portería de Víctor Valdés, que se convirtió en un espectador de lujo del penalti por manos de Jordi Alba tras un remate de Manucho que se tragó Clos Gómez antes del cuarto de hora y que encendió a jugadores y espectadores locales. A medida que pasaron los minutos, el balón empezó a durar cada vez menos al Valladolid, que optó por replegarse y empezar a sufrir. Tras un disparo de Messi al palo a diez del descanso, una subida por banda de Jordi Alba que acabó en un centro al área sirvió a Xavi Hernández para abrir el marcador.

El comienzo del segundo tiempo fue un calco del primero. Los de Djukic y los de Roura no hicieron concesión alguna en su juego y la portería rival era el único objetivo entre ceja y ceja. Un cabezazo de Pedro al palo justo después del intermedio fue el primer aviso del equipo catalán de que estaba dispuesto a resolver por la vía rápida. Tan sólo diez minutos después y con un Valladolid venido ya a menos, Messi ofreció la cara y la cruz de un delantero en dos acciones consecutivas. El argentino mandó fuera de forma inexplicable un gol hecho para acto seguido lograr su vigesimosexto tanto liguero, con caño incluido a Sereno, que le sirvió para resarcirse de su error anterior.

Con dos goles de ventaja en el marcador, el Barcelona activo la velocidad de crucero mediante su fútbol de toque para dejar pasar los minutos sin descuidar la faceta defensiva y sin renunciar a ampliar su cuenta en caso de la aparición de espacios en la zaga blanquivioleta. Javi Guerra acortó distancias cuando no quedaba tiempo para nada más. Tello cerró el marcador en el descuento. La victoria permite al Barcelona despedir 2012 como líder destacado de la Liga. El equipo culé mantiene los nueve puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Atlético de Madrid y los dieciséis que le saca al Real Madrid tras la derrota de los de Mourinho en La Rosaleda ante el Málaga.

Estadísticas AS.com