Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | VALENCIA 4 - GETAFE 2

El Valencia se lleva por pegada un partido de pasacalles

El Valencia alivió su situación y mostró una cierta mejoría tras los últimos resultados en casa con una victoria por 4-2 ante un buen Getafe en un partido lleno de ocasiones.

Conrado Valle

Respira el Valencia y toma aire Manuel Llorente. Y todo gracias a que esta noche ha tenido más pegada que el Getafe. En un partido en el que las defensas no han estado precisamente acertadas, el olfato de Soldado, Jonas, Ricardo Costa y Valdez se impuso al de los de Luis García, que pese a ir toda la velada a remolque dispusieron de ocasiones como para soñar en todo momento con rascar algo de Mestalla. Lo dicho, tres puntos para un Valencia necesitado y una Navidad algo más ‘tranquila’ salvo que él diga ahora lo contrario para un Manuel Llorente al que se le veía sufrir en el palco lo que no está escrito. Por cierto, tímido intento al final de cantinela, ya saben, de lo de ‘Llorente vete ya’, aunque sonó más a sorna festiva que a deseo navideño.

Al Valencia no se le pudo poner mejor la cosa. No era un partido fácil de jugar por lo que pudiera decir la grada y sin embargo de primeras se le puso de cara. Ni un minuto había transcurrido cuando Soldado envió al fondo de la red un centro de Feghouli. Ese gol lo necesitaba el equipo para ganar en autoestima y también Manuel Llorente, que en el palco vivía posiblemente uno de los partidos más difíciles para un presidente. Dicho sea de paso, el Getafe, mejor dicho, la defensa azulona contribuyó lo suyo para que la noche de viernes tuviera pinta de ser plácida. Ni cinco minutos después, Soldado y Jonas conectaban una pared al borde del área ante la inoperancia de Míchel, Lopo y Alexis y el brasileño anotaba el segundo.

Pero el Getafe no quería ser comparsa del Valencia para que hiciera las paces con su grada. No al menos jugadores como Xavi Torres, Diego Castro, Barrada, Lafita o Álvaro. La movilidad de todos ellos hizo que el Valencia no pudiera relajarse lo más mínimo. De hecho, y más allá del gol de Álvaro (minuto 12) tras excelente asistencia de Xavi Torres, el Getafe dispuso de ocasiones, algunas claras, otras clarísimas, como para firmar la igualada. Álvaro se plantó solo ante Diego Alves (minuto 20), pero optó por un disparo seco y desde fuera del área que repelió el guardameta; u otra en la que Diego Castro se encontró con un balón suelto en el área que mandó a las nubes (minuto 23).

Sin embargo fue el Valencia el que volvió a golpear. Lo cierto es que Miguel Ángel Moyà también sufría en cada acción ofensiva de los che. Sobre todo en las que bien Guardado por la izquierda bien Pereira por la derecha hacian la cobertura o directamente metian ellos el centro. Jonas y Tino Costa hicieron que el ex portero blanquinegro hiciera algo más sacar balones del fondo de la red. Pero no tardó en volver a sentirse superado. Esta vez tras un saque de córner que remató Ricardo Costa como Pedro por su casa. De nuevo el Getafe pagaba sus malas maneras defensivas.

La segunda mitad arrancón con idéntico patrón de partido de ida y vuelta. Ernesto Valverde y Luis García tienen deberes para estas vacaciones: corregir la infinidad de errores defensivos cometidos por unos y otros. Diego Alves fue el primero de los dos guardametas en tener que protagonismo. El brasileño sacó un disparo de Barrada en el área pequeña (minuto 49). Eso sí, la respuesta blanquinegra no se hizo de esperar. Buen pase de Soldado al hueco y a la carrera de Jonas y el tiro raso y cruzado del brasileño a la salida de Moyà no fue gol porque el palo no quiso (minuto 53).

Pero al Valencia le faltaba saber estar en el partido. El resultado de 3-1 reflejaba mucha más superioridad de la que realmente había sobre el terreno de juego. Quizás en otra coyuntura y dinámica blanquinegra el encuentro hubiera muerto con solo marear la perdiz. Pero el Getafe sentía que enfrente tenía un rival que a la mínima le podían temblar las piernas y no mermó en su empeño de buscar la remontada. Y fue tras un saque de esquina cuando la insistencia azulona recibió su premio. Alexis, que hasta ese instante había pasado por más menos que gloria por la que fue su casa, se adelantó a Rami y colocó un 3-2 en el marcador cuando todavía restaba media hora por disputarse.

Valverde entendió que era hora de dormir más la pelota. De tratar de dar por finiquitado el pasacalles de un área a otra. Banega, a jugar. Y de lo primero que hizo el argentino fue dar una asistencia a Soldado. El delantero fusiló a Moyà, aunque el asistente de Delgado Ferreiro levantó el banderín. Fuera de juego por centímetros (minuto 67).

Pero la incertidumbre reinaba en Mestalla. El público ni mucho menos las tenía todas consigo. Lógico por otra parte porque llueve sobre mojado por Valencia. Luis García adelantó unos metros a su equipo y la presión era cada vez más exitosa. Además los rechaces solían caer siempre en zona visitante. Con la entrada de Gavilán por Míchel, el técnico retrasó unos metros a Barrada y buscó más creación y a su vez más velocidad. Todo sea dicho a los tres minutos Sarabia entró por el mencionado Barrada.

Los cambios no le dieron a Luis García el resultado esperado. De hecho fue tras ellos cuando el partido menos cosas pasaban y lógicamente eso beneficiaba a un Valencia que miraba el reloj continúamente para ver cuanto quedaba. Es más, si algún equipo estuvo más cerca del gol en esa fase de encuentro, ese fue el de Valverde. Primero con un disparo lejano de Banega (minuto 77). Después con otro de Piatti, éste desde dentro del área, que envió a córner Lopo (minuto 81).

La recta final fue un cúmulo de despropósitos de ambos equipos. Pero principalmente del Getafe. No supo afrontar los últimos minutos con la pausa y a la vez mordiente que necesitaba para darle un bocado al Valencia. Al contrario. Álvaro y Torres montaron una tangana con Joao Pereira que si de algo sirvió fue para que corriera más el tiempo. Prueba de lo comentado es que Diego Alves no volvió a aparecer más. Sí Moyà. De nuevo para sacar un balón del fondo de la red. Nelson Valdez solo tuvo que empujar el balón tras asistencia de Viera (minuto 94).

Estadísticas AS.com