Europa Liga

Europa Liga

campo fútbol
jugadores

Europa League | ATLÉTICO-RUBIN

El Rubin Kazán, un nuevo rico en una de sus etapas más flojas

El rival del Atlético de Madrid cuenta con tres españoles en sus filas (César Navas, Iván Marcano y Pablo Orbáiz) y está actualmente fuera de posiciones europeas,

El Rubin Kazán, un nuevo rico en una de sus etapas más flojas Ampliar
Pantalla electrónica con los emparejamientos de los dieciseisavos de final de la Liga Europa tras el sorteo realizado en la sede de la UEFA en Nyon, Suiza, hoy, jueves 20 de diciembre de 2012. El Atlético de Madrid se enfrentará al Rubin Kazan ruso, mientras que el Levante hará lo propio con el Olympiacos griego. La ida de la eliminatoria, que los dos equipos españoles disputarán en casa, se jugará el próximo jueves 14 de febrero y la vuelta siete días después, el 21. | LAURENT GILLIERON

El Rubin Kazán es el orgullo de Tatarstán, una de las repúblicas más ricas de Rusia, pero el equipo ha perdido fuelle desde que se alzara contra todo pronóstico con el título de liga en 2008 y 2009.

Tras una temporada irregular, el rival del Atlético de Madrid en la Liga Europa, que cuenta con tres españoles en sus filas (César Navas, Iván Marcano y Pablo Orbáiz), está actualmente fuera de posiciones europeas, ya que es séptimo clasificado, a 12 puntos del líder, el CSKA Moscú. La figura del Rubín no es uno de sus futbolistas sino su entrenador, Kurbán Berdíev, que se hizo famoso por su costumbre de encomendarse a Alá y sentarse en el banquillo deslizando sus dedos por las cuentas de un rosario musulmán.

Berdíev puede presumir de haber derrotado al Barcelona de Messi (2009) en el Camp Nou (1-2) y de haberle arrancado dos empates en Liga de Campeones con Guardiola en el banquillo. Esa victoria, cimentada en una defensa numantina y contraataques relámpagos que desnudaron a la defensa barcelonista, es considerada una de las mayores sorpresas en la historia de la "Champions". No obstante, ni los futbolistas son los mismos, ni el planteamiento es igual, ya que Berdíev ha intentado revolucionar el juego del equipo, de un estilo extremadamente conservador a otro de mayor posesión del balón y de mayor iniciativa en ataque.

El problema con el que se ha topado Berdíev es que carece de los jugadores para practicar ese fútbol desde que el argentino Alejandro Domínguez abandonara la disciplina del club ruso para fichar en el Valencia, donde fracasó, por lo que ahora milita en el Rayo Vallecano. Esta temporada el Rubín no ha logrado encontrar el equilibrio entre defensa y ataque, lo que podría costarle el cargo a Berdíev, según la prensa local.

El contrato del técnico con el club expira el 31 de diciembre y son pocos los que ponen la mano en el fuego por su permanencia en el banquillo del Rubín. El Rubín, un equipo sin estrellas en el que lo que prima es el bloque, cuenta con experimentados defensas y centrocampistas, pero sus delanteros dejan mucho que desear.

En la portería es indiscutible Rízhikov, uno de los mejores guardametas de Rusia, pero que tiene problemas en las salidas. El centro de la defensa, la línea más fuerte del equipo, cuenta con el central español César Navas (Real Madrid y Racing de Santander), un seguro de vida al corte y en la salida del balón, pero al que las molestias físicas han impedido rendir a su nivel durante los últimos meses.

Le acompañan el capitán e internacional ruso, Román Sharónov, tosco con el balón en los pies, pero buen marcador; y el italiano Bocchetti, un jugador polivalente y buen rematador de cabeza. Le acompañan en el lateral izquierdo el argentino Ansaldi, internacional con su país y uno de los mejores jugadores de banda del campeonato ruso, y el español Iván Marcano, que llegó procedente del Villarreal y que se ha adaptado con rapidez al fútbol local.

La brújula del equipo es el israelí Natkho, un jugador que no recibe el crédito que se merece, pero que es insustituible e infalible a balón parado. El antiguo jugador del Athletic Bilbao, Pablo Orbaiz, de 33 años, que recaló en el equipo este verano, le ha aportado estabilidad al equipo. Los jugadores más ofensivos del equipo son los futbolistas finlandeses de origen ruso, Román y Alexéi Yeremenko, ambos rápidos y con un buen disparo desde fuera del área.

Aunque la mayor amenaza para el Atlético de Madrid es el turco Karadeniz, un rapidísimo futbolista capaz de jugar en la banda, de media punta o de segundo delantero. Con un endiablado regate, su conexión con el venezolano Jose Rondón, que llegó esta temporada procedente del Málaga, es la mejor noticia de la temporada para el Rubín.

En el equipo también figura el brasileño Carlos Eduardo, que fue fichado por unos 20 millones de euros hace tres temporadas, pero que debido a las lesiones apenas ha jugado y parecer tener los días contados en el club.

El Rubín echa de menos al delantero nigeriano Martins, que ahora triunfa en el Levante, pero no tanto al paraguayo Nelson Valdez (Valencia), quien nunca llegó a rendir a un gran nivel en el conjunto tártaro. En el mercado de invierno el Rubín podría reforzarse con jugadores como el ecuatoriano Christian Noboa, quien fue durante cinco temporadas pilar del equipo y que emigró la temporada pasada al Dinamo Moscú.

El Atlético de Madrid jugará en Kazán al final del invierno ruso, pero no obstante las termómetros en esas fechas marcarán varios grados bajo cero, por lo que las condiciones meteorológicas para los futbolistas españoles serán en todo caso hostiles.

Estadísticas AS.com