Actualizado

Actualizado a las

Liga Adelante

liga adelante

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | RACING DE SANTANDER

Lavín se adjudica un salario en una convulsa Junta del Racing

El voto del presidente, Ángel Lavín "Harry", con los títulos del accionista mayoritario, Ali Syed, fue más que suficiente para aprobar que el responsable del club tenga un salario.

El voto del presidente del Racing de Santander, Ángel Lavín "Harry", con los títulos del accionista mayoritario, el indio Ahsan Ali Syed, fue más que suficiente para aprobar que el responsable del club tenga un salario, durante una maratoniana y tensa Junta de Accionistas.

El salario que tendrá Ángel Lavín será "el mismo que el del director general" de la entidad, según ha explicado el propio presidente, quien lo ha cifrado en "3.140 euros netos al mes" (en 14 pagas). Y ante la insistencia de los minoritarios, Lavín ha aceptado que "conste en acta" que esos emolumentos los cederá íntegramente a la Fundación del Racing.

Aunque la Junta estaba convocada para las nueve de la mañana, hora en la que aún no se habían abierto las puertas de los Campos de Sport de El Sardinero, el primer punto del orden del día no se ha abordado hasta las 11.45, ya que al lento proceso de acceso al recinto se han añadido numerosas intervenciones de los accionistas minoritarios que se reservaban el derecho a impugnar la Junta, al entender que se producían diversas irregularidades.

Los primeros en acceder a los bajos de la gradas de preferencia del estadio fueron, en su mayor parte, los periodistas que previamente habían conseguido la representación de acciones de accionistas minoritarios, para eludir así el veto del consejo de administración a los medios de comunicación en un intento de celebrar la Junta "a puerta cerrada".

Al tiempo que el secretario del Racing, Juan Antonio Berdejo, reclamaba, sin ningún éxito, que no se tomaran imágenes de la mesa presidencial, comenzaban a sucederse los anuncios de futuras impugnaciones. La "indebida formalización" del poder por el que Ali Syed cede la representación de sus acciones; la suspensión de la primera convocatoria de la Junta, que no se celebró ayer al negarse la prensa a abandonar la sala; y el hecho de que se haya exigido un mínimo de 50 acciones para asistir, en lugar de cinco como en otras ocasiones, son algunos de los motivos por los que se augura un carrusel de impugnaciones.

Otra "irregularidad" que no quisieron pasar por alto los minoritarios es la "injustificada" ausencia de consejeros, ya que tan sólo el presidente ocupaba la mesa, acompañado por Berdejo (además de la notario y su asistente). Únicamente Manolo Saiz había justificado su ausencia por escrito. El primer punto del orden día ha sido el de la aprobación de las cuentas anuales de la temporada 2011-2012, que arrojan un beneficio de 10.655.526 euros.

Aunque el resultado de explotación señala unas pérdidas de 8.948.695 euros, el balance final es positivo al contabilizar 19,7 millones de ingresos financieros debido al concurso de acreedores. El presupuesto para la temporada en curso es de 11.428.000 euros de gastos y de 14.082.000 de ingresos.

Los improperios hacia Lavín y Berdejo no han cesado en ningún momento y fueron numerosas las ocasiones en las que se pidió al presidente que se mantuviera "despierto" y "atento", ya que su hierático semblante no daba muestras de que estuviera pendiente del contenido de las intervenciones de los minoritarios.

Pero, los mayores momentos de tensión se han vivido cuando llegó el punto del orden de la aprobación del "ejercicio de acción social de responsabilidad" frente al consejero Manolo Saiz "por incumplir deberes inherentes a su cargo", según precisaba Lavín, "por transmitir asuntos secretos del consejo de administración".

Lavín ha denunciado que entre las preguntas formuladas por la Asociación de Peñas Racinguistas al club hay "corta y pega" de actas del consejo y que éstas las ha filtrado Manolo Saiz al presidente de la peñas, Bernardo Colsa.

Colsa, además de anunciar que demandará a Lavín por "calumnias", quiso acercarse a la mesa para pedir explicaciones y, al pasar bajo el cordón de protección, fue interceptado por la seguridad privada, lo que enardeció aún más a los asistentes.

También se ha aprobado reducir de siete a tres el número mínimo de miembros del consejo de administración, lo que según Colsa es "temerario" en el caso de una sociedad como el Racing y reclamó a Lavín que presente los "numerosos informes jurídicos" que, según el dirigente, aconsejan dicha variación. Así se pudo comprobar que no existen dichos informes, más allá de la propuesta que leyó Lavín ante la insistencia de los minoritarios, que iba firmada por el propio Lavín y Berdejo.

A continuación se procedía a aprobar la retribución de Ángel Lavín como director ejecutivo de la entidad, punto en el que arreciaron los habituales gritos que reclaman: ¡Fuera chorizos del Sardinero!. Más tarde se ratificó el nombramiento de Álvaro Rodríguez-Quiroga como consejero, nombrado por cooptación, antes de que concluyera la Junta que se prolongó hasta las cinco de la tarde.

En total, ocho horas en los que los accionistas permanecieron en lo que denominaron varias veces como "cuadra", entre corrientes de aire que entraban por los vomitorios del estadio.

Estadísticas AS.com