Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

José Mourinho desata el jolgorio en el estadio azulgrana

La idílica situación que vive el Barcelona, liderando el campeonato con nueve puntos de ventaja sobre el Atleti y trece sobre el Madrid, ha desatado la euforia del aficionado culé.

Santi Giménez

José Mourinho desata el jolgorio en el estadio azulgrana Ampliar
EUFORIA. Tras el tercer gol del Barça al Atlético, la afición se acordó de Mourinho y expresó su deseo de que se quede en el Madrid. | Fernando Zueras

El Camp Nou tuvo durante mucho tiempo en Mourinho a su hombre del saco particular. El entrenador portugués renunció a su pasado blaugrana después de ser más que un firme candidato a ocupar el banquillo del Barça y se convirtió en el visitante más incómodo del feudo blaugrana. Primero con el Chelsea, luego con el Inter y finalmente con el Madrid, sus visitas al Camp Nou (a excepción hecha del 5-0) intranquilizaban a la afición en grado máximo. A la vista de lo sucedido el domingo en el partido ante el Atlético, el exorcismo está en marcha. Mourinho ya no les asusta, se lo toman a chufla.

Obviamente, todo esto tiene su explicación en los 13 puntos de ventaja que el Barça le saca al Real Madrid en la Liga y en los incendios que no deja de generar el técnico portugués en el Santiago Bernabéu. Está por ver cuál será la reacción del público el día que Mourinho se siente de nuevo en el banquillo visitante en una hipotética eliminatoria de Copa del Rey o de Champions League, pero aún así, da la sensación de que el halo de respeto que imponía el de Setúbal se ha difuminado.

"Mourinho, quédate".  El domingo, tras el empate del Real Madrid en su campo contra el Espanyol (que provocó aplausos en la grada del Camp Nou a los pericos) y con el Barça derrotando claramente al Atlético de Madrid, la gente del estadio blaugrana inició espontáneamente el cántico de "Nosotros te queremos, Mourinho, quédate". Empezó en uno de los goles y al poco tiempo la consigna era coreada por todo el recinto entre el jolgorio general.

Poco después, se entonó el ya famoso "¿Por qué?, ¿por qué?" en alusión al mantra que recitó el técnico del Madrid tras caer en la ida de la semifinal de la Champions League de hace dos temporadas.

Mientras, el público se regocija en el gran momento que vive su equipo, que como acostumbra a pasar, tiene el efecto de vaso comunicante en el máximo rival, el vestuario barcelonista prefiere alejarse de la jarana, mantener las formas y guardar el máximo respeto al rival.

De puertas adentro del vestuario, nadie descarta al Madrid en la lucha por la Liga y dan por seguro que el equipo blanco será el principal rival en las tres competiciones que restan por jugar (con permiso del Atlético en la competición de la regularidad).

De hecho, los jugadores quieren seguir con la receta que tan buen resultado les ha dado hasta el momento. Ir a los suyo les ha reportado 14 títulos en cuatro años. Otra cosa es el jolgorio de la grada.

Estadísticas AS.com