Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Florentino manda un mensaje: "Uno no debe rendirse jamás"

Durante la comida, al presidente y al técnico se les vio charlar en varios momentos, aunque sus rostros transmitían seriedad. Florentino llevó el peso de la conversación.

Manu Sainz
Florentino manda un mensaje: "Uno no debe rendirse jamás" Ampliar
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez (d), y el técnico luso del conjunto blanco, José Mourinho (i), durante la tradicional comida de Navidad que el club celebra con las plantillas de fútbol y baloncesto y que ha tenido lugar hoy en el estadio Santiago Bernabéu. | Juan Carlos Hidalgo

Sólo unas horas después del tropiezo con el Espanyol, el Real Madrid celebró su tradicional comida de Navidad. El ágape tuvo lugar en el Palco de Honor del Santiago Bernabéu y Florentino Pérez quiso aprovechar la ocasión para apelar a la unión de las plantillas de fútbol y baloncesto como elemento vertebrador sobre el que cimentar una exitosa temporada. "Juntos vamos a conseguir todo lo que nos propongamos", resaltó el presidente madridista durante su discurso. Unos minutos antes de la comida, el presidente había participado en la presentación de la campaña 'En Navidad, ningún niño sin juguete'. Durante el acto, Florentino dejó un mensaje aplicable, además de a la importante iniciativa solidaria, a la situación en que se encuentra el equipo de fútbol de la entidad: "El Real Madrid tiene como principio deportivo no rendirse jamás por difícil que sean los retos a afrontar. Uno no debe rendirse nunca, ni en el deporte, ni en la vida, ni en los desafíos solidarios".

El domingo, Mourinho, a falta de saber que haría el Barça ante el Atlético, reconoció ante todos que "ganar la Liga era prácticamente imposible". En este sentido tuvo lugar la anécdota de la comida. Al poco de comenzar el ágape, en imágenes captadas por TVE, el jefe de prensa del Madrid, Carlos Carbajosa, se acercó a la mesa presidencial y se dirigió a Florentino en los siguientes términos: "Él (aludiendo a Mou) dice que no se remonta, pero yo digo que sí".

Seriedad. Durante la comida, al presidente y al técnico se les vio charlar en varios momentos, aunque casi siempre sus rostros transmitían seriedad. Florentino llevó el peso de la conversación y el resto escuchaba. Los presidentes de honor Di Stéfano y Emiliano, los capitanes Casillas y Reyes y los vicepresidentes Fernando Fernández Tapias, Eduardo Fernández de Blas y Pedro López completaban la mesa.

Uno de los grupos más animados fue la mesa de Marcelo, Higuaín, Di María, Morata, Nacho, Jesús Fernández y Sergio Rodríguez. Curiosamente, el lateral brasileño no fue sentado con el clan portugués, formado por Cristiano, Pepe, Coentrao, Carvalho y el brasileño Kaká, que ocuparon la mesa 3 y de quienes hasta hace poco tiempo era inseparable. Por su parte, Ramos, Albiol, Xabi Alonso, Arbeloa, Adán, Rudy Fernández y Hernangómez se sentaron todos juntos en la mesa 2.

El grupo más internacional fue el que se formó en la mesa constituida por Khedira, Özil, Essien, Benzema, Varane, Modric, Slaughter y Draper.

La comida comenzó pasadas las 14:30 y apenas duró una hora y media. Mourinho fue el primero en abandonar el salón. Nada más concluir el discurso de Florentino Pérez, se levantó, se fundió en un abrazo con el presidente y se fue. En esta ocasión y, a diferencia del año pasado, Mourinho no participó (tampoco Pablo Laso) en la entrega de regalos a los niños en los hospitales.

Estadísticas AS.com