Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Deportivo - Valladolid

Otra vez el Valladolid

Oltra hara cambios: entrarán Marchena y Zé Castro tras recibir el alta, Evaldo suplirá al lesionado Ayoze y Lux, por primera vez desde que llegó al Depor, sentará a Aranzubía.

Luis de la Cruz
Otra vez el Valladolid Ampliar
VUELVE EL JEFE. Marchena regresa tras su lesión para liderar la defensa del Deportivo ante el Valladolid. | JESUS SANCHO / SANCHOFOTO

Depor y Valladolid se vuelven a ver las caras tras compartir ascenso este verano. Desde aquella alegría sus caminos son casi opuestos. Djukic, que vuelve a su querido Riazor, vive cómodo en la zona tranquila. Oltra, lo hace con el agua al cuello. El equipo es colista, el más goleado y se presenta ante su afición tras un duro 6-0 en El Calderón. Si no hay una debacle espectacular, Lendoiro mantendrá la calma hasta el último partido del año ante el Espanyol. Claro que esa es la cara pesimista, porque una victoria de los coruñeses sacaría al Deportivo de puestos de descenso.

En esa búsqueda de sensaciones positivas, en A Coruña se mira hacia la visita de los pucelanos en enero de 2008. El técnico del Depor (entonces era Lotina) estaba asfixiado, el Valladolid era noveno (un puesto más que ahora), los coruñeses eran penúltimos y llevaban cuatro meses sin ganar en Riazor. La afición fue a buscar al equipo al hotel, Lotina apostó por cambiar a defensa de cinco, el Deportivo ganó 3-1 y a partir de ese momento inició un despegue que le permitió acabar la Liga noveno, seis puestos por encima de los blanquivioletas.

Novedades. Oltra no cambiará el sistema, pero sí hará importantes cambios atrás para frenar la sangría de goles encajados. Entrarán Marchena y Zé Castro tras recibir el alta, Evaldo suplirá al lesionado Ayoze y Lux, por primera vez desde que llegó al Depor, sentará a Aranzubía. Djukic, en cambio, mantendrá el bloque que asustó al Madrid con la única ausencia del lesionado Ebert. La máquina funciona y la idea es sumar para que la visita del Barça sea una fiesta para despedir un gran 2012.

Estadísticas AS.com