Actualizado

Actualizado a las

Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | MUNDIAL DE CLUBES | MONTERREY 1 - CHELSEA 3

El Chelsea de Benítez ya luce

El equipo inglés superó al Monterrey con suficiencia. Fernando Torres y Mata marcaron. David Luiz jugó de mediocentro. Corinthians espera el domingo en la gran final

Guillem Balagué
El Chelsea de Benítez ya luce Ampliar
Mata hizo de esta manera el primer tanto del Chelsea ante el Monterrey. Torres, que lo celebra junto a él, haría el segundo. |

Cómo cambian las cosas en el fútbol en un par de semanas. Rafa Benítez llegó a un equipo poco trabajado, con jugadores mal preparados físicamente y con la sensación dentro del club de que se necesitaba una transformación. La afición no lo exigía porque, como siempre, saben de la misa la mitad. Ahora su acoso a Benítez, que disminuye con las jornadas, es su manera de exigir que no se lleven demasiado lejos a su club, que les dejen decir lo que piensan. Noticia de última hora: el Chelsea, su club, pertenece a un multimillonario ruso enamorado del fútbol y que, tras recibir consejo de allegados a Benítez, ha decidido lanzar los últimos dados con la esperanza de sacar el seis doble. O sea, que hace con su club lo que le viene en gana.

No tomó la decisión del todo convencido, pero nunca dudó que el elegido era un gran entrenador. Le han reducido al mínimo las distracciones de oficina y le han puesto en las manos una plantilla de mucha calidad, aunque desequilibrada, pero capaz de luchar por todo a poco que se lo propongan. Al menos en la competición doméstica, porque no hay en Inglaterra un solo equipo perfecto que domine al resto.

Teniendo en cuenta todo ello, el Mundial de Clubes se presentaba desde el foro mediático como una especie de ultimátum a Benítez. En realidad, en el club se sabe desde la primera semana que el trabajo que se está haciendo va a dar frutos. El enfrentamiento ante el Monterrey (se dirá que es sólo el Monterrey, como se dijo antes es sólo el Sunderland o el Nordsjaelland) volvió a mostrar todas las virtudes del Chelsea que, con Di Matteo, estaban escampadas: precisión, continuidad, menos espacios entre líneas.

Goleadores. Por fin un Chelsea con más físico y más cuerpo táctico. Y eso que Benítez solamente ha tenido tiempo de poner un poco de orden. El tanto de Mata, dedicado al lesionado Oriol Romeu y el cuarto en cuatro partidos, hacía justicia al intercambio de pases a la máxima velocidad que ofrecía el Chelsea y el segundo gol, un disparo dentro del área de Torres que desvió un defensa, dejó sentenciado el partido. El delantero español parece otro: marca habitualmente y lleva cinco tantos en sus últimos tres encuentros, su mejor secuencia en el Chelsea. Está más centrado, más atrevido, más metido en el área, más acompañado. Además asistió a Mata para el tercero que acabó marcando Chávez en propia puerta.

El movimiento de Hazard, un extraordinario Mata y Oscar eran demasiado para los mexicanos, y estos tres magos se sintieron protegidos por Obi Mikel y especialmente David Luiz en su nueva posición de mediocentro, donde jugaba de pequeño y donde podría tener continuidad. Quiso estar en todas y estuvo en todas, casi siempre bien. Incluso fue el primer cambio con el partido sentenciado.

Hasta los que volvieron a abuchear a Benítez y aplaudir a Di Matteo en el minuto 16 (el número de su camiseta como jugador), tendrán que admitir que las cosas están cambiando. Y se preguntan: ¿Qué se hace cuando tu equipo gana y no quieres al entrenador? ¿Abucheas aunque eso afecte al equipo? ¿Rectificamos o continuamos porque la afición es soberana y nunca se equivoca?

Estadísticas AS.com