Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | Córdoba 0 - Barcelona 2

Leo desactiva cualquier gesta

El Córdoba planta cara en un buen primer tiempo pero termina fundido en una segunda parte de claro domino del Barcelona. Messi marca los dos goles y pone la marca en 88.

Santi Giménez
Leo desactiva cualquier gesta Ampliar
Messi, felicitado por sus compañeros elevó el listón de sus goles hasta los 88 tantos en el año 2012. |

Soñó el Córdoba con la gesta durante muchos minutos. Y con razón. A favor de los locales jugaba un estadio lleno y animoso, un estado del terreno de juego pésimo, un planteamiento valiente por parte de Berges y un grupo de jugadores generosos hasta la saciedad con su esfuerzo. Pero apareció Messi y les apagó la luz en un momento. Leo desactiva cualquier tentativa de gesta. Principalmente, porque para él, no hay partidos menores. Todos son encuentros que hay que ganar y en los que compite al límite. Y segundo, pero no menos importante, porque detrás suyo tiene un equipo formado por jugadores que pueden estar más o menos acertados, pero que corren como posesos. Sin la generosidad de los otros diez, Messi no sería lo que es.

Viendo la alineación que presentó el Barça, quedaba claro que Vilanova salía con la idea de cerrar la eliminatoria de octavos en el primer acto, pero les costó mucho de entrada. El Córdoba salió a tratar a los barcelonistas de tú a tú presionando arriba, ahogando la salida de balón de los defensas barcelonistas y poniendo a prueba a Pinto, que de nuevo volvió a estar estupendo bajo palos salvando al Barça en un par de acciones. Otra cosa es cuando hay que jugar la pelota con los pies.

Golpe definitivo. Cuando más sufría el Barcelona llegó la jugada que cambió el rumbo del partido y, probablemente, de la eliminatoria. Pedro habilitó a Villa, quien asistió a Messi, que a portería vacía marcó el 0-1. Aún tuvo el Córdoba coraje para seguir atacando, pero el gol de Rennella fue anulado por justo fuera de juego.

En la segunda parte, al Córdoba le empezaron a pesar las piernas y las posesiones del Barça fueron más largas. Hasta que Messi, esta vez a pase de Alexis, sentenció el partido y el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey.

Estadísticas AS.com