Actualizado

Actualizado a las

Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | Celta - Real Madrid

La Copa con fuego real comienza en Balaídos

Para el ilustre visitante el siguiente peligro será ignorar lo que se cuece en Vigo. La victoria en el Bernabéu (2-0), hace mes y medio, podría confundir y distraer.

Juanma Trueba
La Copa con fuego real comienza en Balaídos Ampliar
CONCENTRADOS. Benzema, Varane y Modric a su llegada al aeropuerto de Vigo en la tarde de ayer. | Salvador Sas

El lleno que registrará Balaídos (31.800 espectadores, de ellos 22.887 abonados) demuestra que la Copa, llegados los octavos de final, y enfrentados dos equipos de Primera, entra en una fase diferente, por no decir verdadera. Hablamos del cuarto lleno del estadio del Celta en lo que alcanza la memoria: derbi del pasado año en Segunda, dieciseisavos de la UEFA contra el Benfica (7-0) en 1999 y homenaje a Manolo, el querido capitán, en 1982.

La expectación señala el interés que despierta el Madrid y la comunión del celtismo con su equipo. También la pasión por la Copa, historia de un amor no correspondido. El Celta ha llegado a tres finales y las ha perdido todas: 1948 (contra el Sevilla), 1994 (Zaragoza, por penaltis) y 2001 (Zaragoza).

La propuesta deportiva es otro de los alicientes, aunque de momento haya poco con lo que alimentarse. De todos los equipos modestos que hacen un esfuerzo por jugar bien al fútbol (Valladolid, Betis), el Celta es el que menos rendimiento saca a sus admirables intenciones. Al menos, en la presente Liga: 15 puntos en 15 partidos, tres por encima del descenso.

El último factor de enganche tiene nombre propio: Iago Aspas (25 años, 10 millones de cláusula). Tras las gloriosas irrupciones de Gudelj (1990), Salgado (1994), Mostovoi (1996) o Karpin (1997), el Celta ha encontrado un nuevo héroe y además nacido en Moaña, a 20 km de Vigo por tierra y a 2 por mar. Él será la principal amenaza del Madrid y casi la única esperanza céltica en ataque (seis goles en 13 partidos).

Para el ilustre visitante el siguiente peligro será ignorar lo que se cuece en Vigo. La victoria en el Bernabéu (2-0), hace mes y medio, podría confundir y distraer. La presencia de Cristiano, Callejón o Benzema ayudará a fijar el objetivo. Junto a ellos se espera a Adán, Varane, Nacho o Modric; Coentrao no entró en la lista.

El partido sólo acepta una redundancia: el saludo entre el Mouriño presidente del Celta y el Mourinho madridista. El apellido de ambos es diminutivo de "mouro", a traducir como "moro" o "moreno". Mozárabes, gente de carácter.

Estadísticas AS.com