Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | OSASUNA-VALENCIA

Parejo golpea y Soldado deja al Valencia casi en cuartos

El Valencia de Valverde encarrila su pase a cuartos de final con una victoria por 0-2 en El Sadar, la segunda en cuatro días a Osasuna.

Conrado Valle
Parejo golpea y Soldado deja al Valencia casi en cuartos Ampliar
Parejo celebra el primer gol del Valencia con sus compañeros. | VILLAR LÓPEZ

El Valencia de Ernesto Valverde va a pedir jugar más partidos este año en El Sadar. En cuatro días el equipo blanquinegro ha salido airoso de sendas visitas a Osasuna. Si el sábado sumó los tres puntos en Liga, hoy ha encarrilado su pase a los octavos de final con un triunfo por 0-2. Dani Parejo, de falta directa desde la frontal, y Roberto Soldado, quien de nuevo no lo quiso celebrar por respeto a la que fuera la afición, han firmado dos goles que obligan a Osasuna a una remontada épica en Mestalla el próximo 8 de enero para seguir en la competición.

Valverde regresa a Valencia tras la concentración por tierras navarras con un bagaje inmaculado. Su equipo hoy ha vuelto a saber llevar la manija del partido la mayor parte del mismo (con un Banega que hoy sí ha dejado su sello de antaño) y ha sabido sufrir y no cometer errores de bulto cuando Osasuna más apretaba (de nuevo emergió la figura de Diego Alves, sobre todo en la recta final del encuentro, cuando privó a los de Mendilibar del empate en hasta tres ocasiones).

 Osasuna arrancó con fuerza, aunque su juego se fue diluyendo. Empezó metiendo al Valencia en su área con tres saques de esquina en los primeros cinco minutos. Pero a los de Mendilibar les sobraron ganas y les faltaron ideas. En verdad la primera mitad fue un toma y daca en la medular. Y ahí fue ganando terreno el Valencia gracias a Albelda. De hecho la mejor ocasión de todo ese tiempo fue de Jonas. Excelente pase de Banega y mejor aún Riesgo aguantando en el mano a mano al brasileño. Pudo eso sí haber cambiado el sino del partido si Pérez Lasa se hubiera percatado de una mano en el área de Ricardo Costa. Pero no la vio.

No pudo empezar mejor para el Valencia la segunda mitad. A los dos minutos el colegiado señaló una falta al borde del área y Dani Parejo se encargó de enviarla al fondo de la red. Su disparo, aunque centrado, fue de arriba abajo y con la potencia suficiente como que a Riesgo le pillara con el pie cambiado. Ese gol cambió el rumbo del partido. Al menos hasta la entrada de Damiá. Osasuna no sabía cómo meterle mano a los de Valverde y ni tenía juego por banda ni tampoco la segunda línea pisaba área. Tímidos disparos desde la frontal y nada más. Al menos así fue hasta los últimos diez minutos.

 Fue entonces cuando Osasuna fue con todo a por el empate y se dio de bruces con Diego Alves. Y para colmo de los ‘rojillos’ en el último minuto Roberto Soldado cazaba un balón suelto en el área y zanjaba la velada con un gol que aunque Valverde diga lo contrario deja más que encarrilada la eliminatoria para los che, un equipo que suma tres victorias consecutivas lejos de Mestalla (Lille y dos en Pamplona) y por si fuera poco sin encajar un gol en ninguno de dichos partidos.

 

Estadísticas AS.com