Liga Adelante

liga adelante

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | VILLARREAL 4 - ALCORCÓN 0

Un buen Villarreal castigó en exceso a un rival directo

Llegaron al descanso son empate a cero, pero en la segunda parte Bruno Soriano, Uche, Hernán Pérez y Cavenaghi hundieron al Alcorcón.

EFE

El Villarreal, en un buen partido, goleó por 4-0 al Alcorcón, un rival directo en la lucha por el ascenso, en un choque en el que la diferencia en el marcador fue superior a la que se vio durante el encuentro.

Fue un partido de fuerzas muy niveladas, al menos hasta que con media hora de partido por delante y un marcador de 1-0, el equipo madrileño se quedó con un hombre menos tras la expulsión de Sergio Mora, lo que contribuyó a que el triunfo local fuera por goleada.

El choque estaba marcado a priori por la posibilidad de que el técnico del Villarreal, Julio Velázquez, fuera destituido en caso de derrota y aunque esta no se dio, a su equipo le costó mucho sacar adelante un partido en el que incluso Marcos Senna falló un penalti con 0-0 en el marcador.

En el tramo inicial del encuentro, el Alcorcón puso en muchas dificultades al Villarreal, al que obligaba a hacer un fútbol directo que beneficiaba al equipo madrileño, un bloque que justificó con su forma de afrontar el partido su situación clasificatoria y sus aspiraciones de ascenso.

Sin apenas ocasiones ante ambas porterías llegó, mediado el primer tiempo, el penalti de Manu sobre Uche que Senna tiró fuera, en la que fue la jugada más destacada de un primer periodo en el que no se movió el marcador.

Los goles llegaron en la reanudación y desde bien pronto. El que abrió el marcador, en el minuto 49, se produjo tras un pase de Cavenaghi a Bruno, en un momento del partido en el que el Alcorcon no era inferior al equipo local.

El conjunto madrileño no le perdió la cara al partido y siguió en la misma línea tras ese tanto, pero la jugada clave del encuentro, la expulsión de Mora en el minuto 62, dejó a su equipo sin apenas recursos para empatar.

A partir de ese momento, todo fue más difícil para el conjunto de Pepe Bordalás y aunque el Alcorcón nos e resignaba a perder, también en una contra llegó el 2-0 que sentenció el partido.

Con todo decidido a ese tanto le siguieron otros dos buenos tantos más, marcados por el paraguayo Hernán Pérez y, de tacón, por el argentino Fernando Cavenaghi. Fue una goleada balsámica para el Villarreal, pero que castigó en exceso al Alcorcón.

Estos dos tantos llegaron en los últimos cinco minutos y cerraron un partido, tras el que, a pesar de la derrota, el equipo de Bordalás se mantiene un punto por delante del Villarreal en la clasificación.

Estadísticas AS.com