Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Espanyol 2 - Sevilla 2

Negredo empata en el descuento tras lío arbitral

La nefasta actuación de Muñiz, que pitó un penalti que no fue y que expulsó injustamente a Reyes, marcó un encuentro cuyo resultado no sirve ni a locales ni a visitantes.

Abel Romera
Negredo empata en el descuento tras lío arbitral Ampliar
Muñiz Fernández muestra tarjeta roja a Reyes | RODOLFO MOLINA

Espanyol y Sevilla firmaron un empate en Cornellà-El Prat en un encuentro en el que el colegiado Muñiz Fernández se empeñó en ser protagonista. El asturiano señaló un penalti de Stuani a Kondogbia que no existió y expulsó a Reyes de forma injusta en la recta final de la primera mitad. La igualada no sirve a ninguno de los dos equipos para acercarse a sus objetivos. Los de Aguirre siguen en descenso y los de Míchel pueden alejarse aún más de la zona europea. Antes del cuarto de hora Verdú adelantó a los locales de penalti que sí fue y poco después Rakitic empató con una pena máxima mal señalada. Ya en la segunda mitad, Simao volvió a poner en ventaja a los suyos a falta de media hora para la conclusión. Un cabezazo de Negredo en el descuento cerró el marcador y evitó la primera victoria de Aguirre al frente del conjunto perico.

De poco le sirvió al Espanyol su idea inicial de ahogar arriba al Sevilla. La medular perica, primera línea de presión, fue rebasada sin dificultad alguna por un equipo visitante que se hizo pronto con el dominio del balón y con el control de todo lo que ocurría sobre el césped de Cornellà-El Prat. Los de Míchel tan sólo necesitaron cinco minutos para gozar de su primera ocasión clara de gol, en la que Cristian Álvarez se empleó a fondo para evitar que Spahic comenzara a poner tierra de por medio. La autoridad sevillista sufrió un severo contratiempo en la primera llegada local. Un claro penalti de Fernando Navarro sobre Verdú al cuarto de hora sirvió para que el propio delantero barcelonés adelantara al equipo de Aguirre.

El Sevilla supo mantenerse firme ante el mazazo recibido, no se arrugó y no perdió la cara al partido en ningún momento. El equipo andaluz continuó llevando la batuta de un choque intenso y en el que se evidenciaron las urgencias de ambos conjuntos en cada acción. En el ecuador de la primera mitad, Muñiz Fernández convirtió un forcejeo, de los que se ven cientos en cada partido dentro del área, en un penalti inexistente de Stuani a Kondogbia que Rakitic se encargó de convertir en el empate. Con la igualada instalada de nuevo en el marcador se niveló la balanza en cuanto al dominio y el partido subió notablemente de revoluciones.

Poco antes del descanso, un error de Muñiz Fernández dejó al Sevilla con un hombre menos tras un cúmulo de circunstancias que son difíciles de ver en un terreno de juego. El colegiado asturiano hizo sonar su silbato para que Reyes lanzara una falta, justo después le indicó con el brazo que no efectuara el lanzamiento hasta nueva orden, pero sin darse cuenta de que el jugador utrerano no le estaba mirando. El resultado: Reyes dispara a puerta, ve su segunda amarilla y es expulsado. Jugada a todos los efectos injusta para los hispalenses que no se puede asociar a un fallo de apreciación del árbitro, aunque sí de aplicación del reglamento. Muñiz Fernández debió usar su silbato de nuevo para frenar el lanzamiento de la falta.

Tras el descanso, el Espanyol era consciente de que tenía ante sí la oportunidad para comenzar a convertir su feudo en el fortín que necesita para comenzar a sacar la cabeza en la clasificación. El Sevilla, lejos de amilanarse, supo poner la intensidad y el nervio necesario para plantar cara a su rival con un hombre menos. El buen hacer de los hombres de Míchel se fue por el sumidero a falta de media hora para la conclusión tras un fallo defensivo que concedió a Simao la posibilidad de adelantar a los suyos cuando tan sólo llevaba un minuto en el campo. Locales y visitantes no cejaron en su empeño de buscar la portería contraria hasta el último suspiro en busca de la sentencia los primeros y el empate los segundos. Tras varias ocasiones de Longo, Verdú y Rakitic, fue Negredo el que puso las tablas definitivas en el marcador con un cabezazo en el descuento. El empate no sirve a ninguno, el Espanyol sigue en descenso y el Sevilla puede alejarse aún más de Europa.

Estadísticas AS.com