Actualizado

Actualizado a las

Europa Liga

Europa Liga

campo fútbol
jugadores

Europa League | VIKTORIA PLZEN 1 - ATLÉTICO 0

El Atlético no será cabeza de serie tras caer en Plzen

El equipo de Simeone pierde frente al Viktoria Plzen y queda segundo de grupo. Le podría tocar el Chelsea. Diego Costa fue expulsado por dar un cabezazo a un rival.

Pablo Bargueño
El Atlético no será cabeza de serie tras caer en Plzen Ampliar
El jugador del Atlético de Madrid Raúl García gesticula ante Michal Duris, del Viktoria Plzen, durante el partido de la fase de grupos de la Liga Europa que sus equipos disputaron en Plzen, en la República Checa,. | FILIP SINGER

Estaban groguis tras el derbi o directamente noqueados por el hachazo de frío checo. No fue una buena tarde europea para el Atlético, que buscaba el liderato de grupo pero se fue de Plzen con las piernas escarchadas y el segundo puesto en su maleta. Pobre bagaje para los de Simeone. Hoy sus rotaciones no funcionaron bien, y el Viktoria hizo lo justo para ganar: echar un par de leños en la chimenea y avivar el fuego antes de que muriera. El que se pasó de calores fue de nuevo Diego Costa, que terminó expulsado con roja directa por un cabezazo a un rival.

Parece que el liderato de grupo y los 400.000 euros de premio por ser primeros fueron tibios estímulos para el Atlético en la primera mitad. Y los colchoneros necesitaban calor. Que Emre y Raúl García aparecieran e hicieran bueno al equipo B del Cholo en el helado Stadion Mesta de Plzen. No sucedió en los primeros 45 minutos.

El Viktoria se desenvolvió mejor con el mercurio bajo cero, y no tardó en llegar al área de Asenjo sin muchos miramientos. Reznik tuvo la primera a los cuatro minutos tras una llegada por la banda derecha, que fue el camino más directo que tuvieron los locales en los primeros compases para incordiar al Atlético. Esa banda diestra de los checos no es que fuera una mina, pero sí les abasteció de la energía suficiente como para generar otra ocasión más, tras un buen centro de Rajtoral que remató con timidez Bakos (minuto 10).

Toda vez que el centro del campo rojiblanco estaba formado por estatuas de hielo, fueron otros los que pusieron el fútbol. Se esperaba mucho al canterano Manquillo, pero fue de más a menos. Tuvo una llegada muy buena al comienzo, que hizo recordar a los viejos laterales con llegada. Nadie esperaba un centro tan bueno. Mientras, el Viktoria no era capaz de retener el esférico, pero se sentía cómodo ante la falta de nervio de los visitantes.

En el minuto 25 Duris, que hasta el momento había pasado desapercibido, forzó un córner. Y así llegó el gol del Viktoria, tras un saque de esquina, con el central Prochazka libre de marca y rematando a placer en el área pequeña. El gol no dejó helados a los hombres de Simeone porque ya lo estaban, pero Adrián y Diego Costa debieron pensar que el frío no era excusa, y se pusieron manos a la obra.

Entre los dos delanteros rojiblancos fabricaron dos claras ocasiones, ambas con el mismo esquema: Adrián, con mucha movilidad y espacios habilita al brasileño con un pase entre líneas. También ambas ocasiones con infeliz desenlace para los del Cholo, porque Diego no acertó a anotar el empate.

El Viktoria, más metido en el partido, se limitó a confiar su juego ofensivo al veteranísimo Horvath, un futbolista de los de antes. 37 años a sus espaldas, mucha calidad y nula presencia física. Antes del descanso, Kolar remató dentro del área rojiblanca a pase de Rajtoral, que en el segundo tramo se cambió de banda pero no bajó su rendimiento.

En la segunda parte, el Viktoria no es que se pusiera cómodo, pero se sintió relativamente a gusto, teniendo en cuenta la entidad del rival que tenía enfrente. Al Cholo, un hombre de mucha temperatura, no le estaba gustando nada la falta de intensidad de sus pupilos, y decidió sacrificar a Juanfran y dar entrada a Koke (minuto 58), con la intención de dar más alegría a su juego.

Al principio el cambio sí se notó, sobre todo con un remate espectacular del canterano que se fue arriba por muy poco. Pero de nuevo fue Adrián -uno de los mejores del partido con su movilidad y polivalencia- quien dejó en bandeja a Diego Costa su tercera ocasión de gol. En este caso, el brasileño recibió al espacio, en carrera, en la frontal del área… pero Kozacik evitó el 1-1. No era la noche del delantero colchonero.

En el tramo final de partido el Atlético fue a menos, y el Viktoria pudo incluso anotar el segundo, sobre todo partiendo desde la banda izquierda, desde donde los locales pusieron varios centros que apuraron a Asenjo. Pero todavía faltaba un nuevo borrón de Diego Costa. Tras el número del Bernabéu, el brasileño la volvió a liar. En el minuto 90, tras un centro de Saúl, el colegiado pitó falta al meta Kozacik por un claro empujón de Costa. Mientras Limbersky discutía con Pedro Martin, Diego Costa le propinó un cabezazo… y tarjeta roja.

No sabemos si fueron las espinas aún clavadas tras el derbi, el mazazo del frío checo o la falta de motivación; quizá ser primeros de grupo y una propina en metálico de las gordas fuera un tesoro menor. Opinen ustedes. El Atlético se clasifica como segundo y se medirá en dieciseisavos o a un primero de grupo o a los desterrados de la Champions.

Estadísticas AS.com