Europa Liga

Europa Liga

campo fútbol
jugadores

Europa League | Viktoria Plzen - Atlético de Madrid

La afición checa se movilizó para poder jugar en su estadio

La afición comenzó a movilizarse para que su estadio pudiera cumplir la normativa UEFA y así jugar en su propia casa. En septiembre de 2010 se organizó una manifestación.

Juan Casáñez
La afición checa se movilizó para poder jugar en su estadio Ampliar
APASIONADO. Los seguidores del Plzen disfrutan de los éxitos de su equipo. |

Después de 29 años, el Viktoria Plzen volvía a una competición europea en julio de 2010. Jugaba la primera ronda previa de la Europa League 2010-11 ante el Besiktas y significaba su regreso a Europa después de su fugaz paso por la Recopa 71-72 ante el Bayern Múnich. Pero la UEFA no le dejó jugar en su propio estadio, el Struncovych Sadech, por no cumplir las normativas del organismo europeo. Tuvo que marcharse al Generali Arena, el del Sparta en Praga. El nombre original del estadio del Viktoria es Stadion Mesta Plzen, pero se le conoce por el nombre de Struncovych Sadech ya que se encuentra en el parque Strunc.

Su afición comenzó a movilizarse para que se estadio pudiera cumplir la normativa UEFA y así jugar en su propia casa. En septiembre de 2010 se organizó una manifestación por la ciudad y entregó de forma simbólica la primera piedra del nuevo estadio en el Ayuntamiento de Plzen. Todo el acto fue llamado Plzenaci Sobe. Con aquella primera piedra se entregaba una petición formal al Consistorio para que comenzaran las obras de reconstrucción del nuevo campo. Se realizó una recolección de firmas que cumplimentaron más de 2.500 hinchas. Tras esta demostración, el alcalde de Plzen tuvo que acceder al remozado del estadio y comenzaron las obras el 1 de abril de 2011. Se demolió todo salvo la grada de preferencia, que fue desplazada unos 18 metros, se eliminó la pista de atletismo y se incluyó el lujo de tener calefacción en el estadio.

Cuenta con 10.700 asientos

Unos 10.700 asientos son los que tiene este pequeño pero coqueto estadio. En la campaña 2011-12, el equipo quedó campeón y se clasificó para la Champions. El estadio estaba ya terminado y acondicionado para entonces, pero no fue hasta enero de este mismo año hasta cuando la UEFA dio el visto nuevo al coliseo checo. El equipo de Pavel Vrba ya había caído eliminado en un grupo en el que tuvo que competir con Barcelona, Milán y Bate. Esos partidos los jugó en Praga. Quedó tercero y pudo estrenar el campo en dieciseisavos de la pasada Europa League ante el Schalke (1-1).

Estadísticas AS.com