Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | ESPANYOL

Hacienda retiene las cuentas para garantizarse los cobros

Semana de reuniones con Collet. La administración pública aprieta y la Ley Concursal acecha. Si no se aportan seis millones la LFP puede embargar los derechos televisivos.

Alberto Martínez

Hacienda y el Espanyol llevan desde principio de semana reuniéndose para acordar el inmediato pago de una parte de la deuda perica con la administración pública. El importe es de seis millones de euros -la deuda total asciende a 23,5 millones- y Hacienda ha retenido las cuentas del club para garantizarse que cobrará. Esto supone apretar un agujero más el cinturón económico, a las puertas de un mercado de invierno en el que Javier Aguirre ha pedido rascarse el bolsillo y traer jugadores.

Al Espanyol le va a ser prácticamente imposible aplazar este pago de seis millones. Sólo hay dos fórmulas para hacerle frente: o recurrir a una inversión externa -ya sea en forma de crédito personal de los máximos accionistas o de crédito avalado también por ellos mismos- o que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) le embargue al club los ingresos por derechos televisivos, que equivalen a aproximadamente 1,5 millones de euros al mes. Este último punto será así a partir de la temporada 2014-15, porque Hacienda y la LFP acordaron que a los clubes con deudas a la administración pública se les retenía el 35 por ciento de estos derechos. Si se llega a este extremo ya en 2013, el Espanyol podría cumplir con Hacienda pero tendría problemas para pagar a proveedores y asalariados. La antesala de la Ley Concursal.

El propio José Luis Morlanes, vicepresidente económico, ya aseguraba una semana antes de las elecciones los problemas inminentes con la administración: "Hay que renegociar el plazo de la deuda con las administraciones públicas y ampliarlo con terceros. Esto debe ser inmediato porque en diciembre la entidad tiene que pagar seis millones de euros. Tenemos tres semanas para reestructurar la deuda y esto hay que hacerlo sí o sí y gane quien gane".

Trajín por el Concurso.

El lunes fue un día movido en Cornellà-El Prat. El propio Dani Sánchez Llibre y Ramon Condal estuvieron en el estadio para conocer de primera mano cómo estaba la situación y cuáles podían ser las consecuencias del impago. El club, por medio del presidente, Joan Collet, aplazó todas las reuniones previstas en esa jornada para centrarse en este asunto. Parece que de momento, según fuentes consultadas, ha parado el temporal pero el pago es ineludible y la entidad no tiene tiempo para maniobrar.

El Concurso de Acreedores sigue en el horizonte, aunque quedan algunos pasos para que el Espanyol se vea realmente obligado a acogerse. No obstante, la poca flexibilidad de Hacienda coloca este escenario más cerca que nunca. El Deportivo ha sido el último club en solicitar un preconcurso para negociar deuda. Tiene cuatro meses, sino se verá abocado al descenso de categoría. Está en juego la supervivencia del club deportiva y económicamente.

Estadísticas AS.com